labibliacompleta5

Día 178: Salmos 64-68

Lee los capítulos 64 al 68 del libro de Salmos (puedes leerlos dando click aquí: Salmos 64-68)

Notas De Estudio

Salmo 64: A este punto ya nos hemos dado cuenta: muchos de los salmos atribuidos a David como autor son pidiendo protección y defensa. Y no debe extrañarnos, ya que gran parte de la vida de David (aparte de escribir canciones y ser rey) tuvo que ver con guerra, batallas y la continua confrontación de sus enemigos, que iban desde el rey que lo precedió hasta uno de sus hijos. Fuerte, ¿no? Este Salmo es un ejemplo de eso. Es también una muestra de la confianza en Dios que lo caracterizaba.
En el salmo abundan las metáforas militares haciendo a los malvados enemigos de guerra cuyas palabras son armas (espadas, flechas, etc.)

Salmo 65: Un hermoso cántico de alabanza a Dios, a quien le pertenece la gloria. En él, el salmista afirma que, incluso esos que no tienen la menor idea de Dios son protegidos por su poder. Un punto a señalar aquí es que la misericordia y la gracia de Dios son temas desde el AT: “Aunque nuestros pecados nos abruman, tú los perdonas todos.” (v. 3). Un golpe en el pecho para los que piensan que el Dios del AT es un Dios de violencia y castigador, muy diferente al del Nuevo Testamento. La misericordia y el amor de Dios siempre han sido puntos fuertes en que la gente lo alabe desde el principio de la humanidad.

Salmo 66: Una invitación a que adoremos juntos a Dios. ¿Cómo lo haremos? Maravillándonos en todo lo que ha hecho. Se lo diremos a El: “¡Tus obras son asombrosas!” (v. 3) se los diremos a otros: “Vengan a ver lo que Dios ha hecho…” (v. 5). La proclamación de las grandezas de Dios (¿evangelismo?) es también alabanza.

Salmo 67: Invitación a que las naciones alaben al grandioso Dios. Para el lector contemporaneo se pierde cierto sentido que seguro tenía para el salmista y quienes lo cantaban hace miles de años. Cada nación tenía sus dioses, quienes se creían gobernaban de manera territorial y dirigían el destino de esos pueblos. Invitar a las naciones era invitarlos a negar esos dioses y postrarse ante el único Dios, uno que no solo gobierna sobre Israel sino sobre todo el mundo.
Al final, se proclama que todo el mundo terminará buscando (“temiendo”) a Dios.

Salmo 68: Un himno describiendo la victoria de Dios sobre sus enemigos y su elección de Jerusalén como la capital de su Reino. Hace conexión con la temática de Exodo y tiene similitudes con el cántico de Débora y Barac (Jueces 5). Por su formato en Hebreo, algunos erúditos creen que se trata de una combinación de varios salmos antiguos. A este punto ya nos hemos dado cuenta: muchos de los salmos atribuidos a David como autor son pidiendo protección y defensa. Y no debe extrañarnos, ya que gran parte de la vida de David (aparte de escribir canciones y ser rey) tuvo que ver con guerra, batallas y la continua confrontación de sus enemigos, que iban desde el rey que lo precedió hasta uno de sus hijos. Fuerte, ¿no? Este Salmo es un ejemplo de eso. Es también una muestra de la confianza en Dios que lo caracterizaba.
En el salmo abundan las metáforas militares haciendo a los malvados enemigos de guerra cuyas palabras son armas (espadas, flechas, etc.)

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>