labibliacompleta8

Día 20: Éxodo 8 al 10

Lee los capítulos 8 al 10  del libro de Éxodo (puedes leerlos dando click aquí: Exodo 8-10)

Notas De Estudio

Capítulo 8: Hasta el momento de la plaga de ranas los magos pueden duplicar con sus “artes mágicas”, las señales que hace Dios a través de Moisés y Aarón. Lo que si notamos es que, aunque “imitan” la señal, no tienen ningún truco que haga desaparecer las plagas, eso solo lo puede hacer Dios, y lo admiten (14-15). Los magos, entonces, se convierten en parte de una gran paradoja: ayudan a que el corazón del faraón sea endurecido pero ayudan a que las señales de Dios se propaguen. Después de la plaga de mosquitos se les hace imposible repetir la señal, una plaga interesante porque el polvo se transforma en estos insectos voladores y chupa-sangre.
Hay diferentes opiniones sobre qué eran estos insectos que la TLA traduce como “mosquitos” pero que la Reina-Valera1960 traduce como “piojos”.
La cuarta plaga (la de moscas) tiene la peculiaridad de que sólo afectará egipcios. No sabemos la duración de cada plaga, pero para que algo se convierta en una incomodidad debe pasar cierto tiempo.
Ninguna de estas cosas hace que el Faraón de su brazo a torcer, más bien, como todo un buen político: no cumple lo que promete al pueblo.
A partir de esta plaga seguirán otras donde el Señor determina el lugar donde suceden en Egipto, haciendo una distinción entre la tierra donde viven los israelitas y las demás personas en Egipto. Los israelitas no reciben estas plagas (moscas, peste del ganado).

Capítulo 9: En las primeras dos plagas que vemos en este capítulo, no hay petición ni intercambio con Faraón, sino que se deja implicitamente que no se llegó a nada con él. No hay referencias a Moisés o Aarón orando para que la plaga sea eliminada bajo petición de faraón. Las plagas simplemente desaparecen. El Señor le da una oportunidad a Faraón de arrepentirse, incluso de salvar sus propiedades ante la plaga, aún así no cree (9:13-19)

Capítulo 10: Ante el anuncio de una siguiente plaga, los mismos funcionarios de Faraón le dicen que es tiempo de dar su brazo a torcer. Así que, antes de que la plaga se manifieste entran en otra negociación que no trae ningún fruto y termina manifestándose la plaga. Estas langostas son lo que los dominicanos conocemos como “esperanzas”. Una y otra vez el faraón rompe su promesa de dejarlos salir.
El Señor le explica a través de Moisés  por qué:
“Sin embargo, te he perdonado la vida con un propósito: mostrarte mi poder y dar a conocer mi fama por toda la tierra. Pero todavía actúas como señor y dueño de mi pueblo, te niegas a dejarlo salir.” (9:16-17)
La novena plaga “tinieblas” es probable que haya sido una densa tormenta de arena. Faraón permitiría a los israelitas salir pero no a sus ganados, ¡pero se requieren los ganados para el sacrificio! Su corazón se endurece y hecha a Moisés de su presencia, ambos están de acuerdo: no nos volveremos a ver más. Tiene también una conexión con la puesta en duda de una creencia de que faraón era el sol (Re).

Anímate a comentar o preguntar.

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , .

One Comment

  1. A pesar de que era el plan de Dios, moraleja: la terquedad y el orgullo hiere a mucha gente. “/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>