labibliacompleta8

Día 221: Isaías 41- 44

Lee los capítulos 41 al 44 del libro de Isaías (puedes leerlos dando clic aquí: Isaías 41 – 44)

Notas De Estudio

Capítulo 41: La temática en este pasaje se puede dividir en dos. La primera, muestra la grandeza de Dios y de sus obras (las que ha hecho y las que hará por Israel), que claramente muestran que no hay nadie como Él. El v. 20 muestra la razón por la que el Señor hace todos esos portentos: “Lo hago para que todos los que vean este milagro comprendan lo que significa: que el Señor es quien lo ha hecho, el Santo de Israel lo ha creado.” Del v. 21 en adelante el Señor entra en una especie de retórica con los ídolos, los supuestos otros dioses. Literalmente se burla de los que los hacen (ver vv. 6-7) y de los ídolos mismos, retándolos a demostrar si es que son verdaderos. Me gusta mucho el v. 23 cuando Dios les dice “¡Por lo menos hagan algo, bueno o malo! Hagan algo que nos asombre…”. El resultado es obvio.

Capítulo 42: Los versos 1-9 contienen otra de las tantas profecías sobre el Mesías, el Ungido prometido, que cumplirá plenamente la voluntad del Señor, y traerá justicia, restauración y conocimiento de la gloria de Él, no sólo a Israel sino a todos. Como dice el v. 6, “Y serás una luz para guiar a las naciones”.

Los versículos 10-17 son a la vez un cántico de alabanza a Dios como también un conjunto de promesas de milagros a favor del pueblo suyo.

La última parte es un boche del Señor a Israel porque “ven y reconocen lo que es correcto, pero se niegan a hacerlo” (v. 20). Explica que quien ha permitido los siniestros y derrotas de su pueblo es Él, por la desobediencia de ellos. Lo peor del caso es que Dios dice que “aun así se negaron a entender. El fuego los consumió, pero no aprendieron su lección”. Ojalá no se tenga que decir lo mismo de nosotros.

Capítulos 43-44: Estos capítulos llevan una secuencia interesante. Del 43.1 al 44.5 se muestran profecías de rescate, protección, liberación y perdón para Israel. Aunque Dios deja bien claro que busca perdonarlos por amor a sí mismo (v. 25), pues ellos y sus ancestros lo que han hecho es seguir pecando (v. 26-28). Luego pasa a un intermedio con un tema idéntico al de la segunda mitad del capítulo 41: lo tonto que es hacer uno mismo un ídolo, para luego rendirle culto y decirle “rescátame”, “¡tú eres mi dios!”, como Dios les reclama en el v. 17. Los últimos versos (21-28) contienen profecías sobre la reconstrucción y restauración de Jerusalén. Es interesante que el Señor anuncie que un tal Ciro (un rey que aún no entraba en escena en la historia) iba a mandar a reconstruirla. Y así eventualmente pasó (Nehemías  1) Wow, qué cool!

 

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>