labibliacompleta5

Día 226: Isaías 61-64

Lee los capítulos 61 al 64 del libro de Isaías (puedes leerlos dando clic aquí: Isaías 61 – 64)

Notas De Estudio

Capítulo 61: Este es el pasaje que Jesús leyó al principio de su ministerio (Lucas 4:17-21) y es también el pasaje que da como referencia a Juan el Bautista, cuando esté manda a preguntarle si es Él o habría que esperar a otro (Mateo 11:5). Cuando veamos el pasaje en los evangelios entonces ampliaremos un poquito respecto a ese momento. Mientras tanto solo debemos enfocarnos en el capítulo aquí en Isaías. Quien habla en primera persona en este pasajes es el Mesías, el ungido de Dios, y Jesús se identifica como el mismo, lo que enfureció a la gente que lo escuchó leer el pasaje. Todo el capítulo tiene una conexión con el “Año de Jubileo” (Levítico 25:10), un año de regocijo, perdón y descanso del trabajo y de la tierra, que debía celebrarse en Israel cada 50 años. Tristemente nunca se celebró, y algunos hacen una conexión (a partir de la lectura de Jesús de este pasaje) con el ministerio de Jesús y lo narrado en Lucas. Como Isaías profetiza la destrucción de Jerusalén, junto al jubileo el pasaje tiene una conexión con la reconstrucción de Jerusalén y la restauración de los Judíos como pueblo, quienes serán distinguidos entre las naciones y serán llamados “Sacerdotes del Señor” y “Ministros de Dios” (conexión que hace Pedro pero con la Iglesia, ver 1 Pedro 2:9).

Capítulo 62: Ahora el Mesías se dirije a Jerusalén (Sión) y le informa que su triste destino será revertido. Será reconstruida, incluso anima a los que reconstruyen a Jerusalén que no paren, que sigan hasta que su labor termine. Esta labor debe ser hecha con gozo. El nombre de Israel es cambiado de uno que indica su desolación (vs. 4-5) a uno que revela la intima relación de Dios con su gente. Al final vuelve al lenguaje y proclamación mesiánica que vimos en el capítulo anterior (vs. 11-12).

Capítulo 63-64: Los versos 1-6 del capítulo 63 representan un corto pasaje concerniente a la venganza de Dios contra sus enemigos simbolizados especialmente por los edomitas. Desde el verso 7 hasta el final del capítulo 11 es un salmo de lamento, una queja comunal desde el pueblo a Dios, donde también se incluyen líneas habladas por Dios en respuesta a estas quejas. Sigue patrones que encontramos en oraciones similares en el libro de Salmos, lo cual no es inusual en la literatura profética (ver Isaías 33:1-9 y Jonás 2). Como es natural en este tipo de literatura (“Salmo de Lamento”) se inicia con una revisión de los poderosos actos de Dios en la antiguedad, que sirven como referencia para la plegaria que sigue, como diciendo: “¡Hazlo de nuevo Señor!”

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

 

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>