labibliacompleta7

Día 229: Jeremías 7 – 10

Lee los capítulos del 7 al 10 del libro de Jeremías (puedes leerlos dando clic aquí: Jeremias 7 – 10)

Capítulos 7-10: Entramos a otra sección del libro (caps. 7-10) que corresponden a un sermón dado por Jeremías en el Templo (esta misma sección es narrada de forma más corta en el cap. 26 junto con un juicio que se le hizo a Jeremías por sedición). El mensaje es directo: “Aunque vienen y montan su teatro en el templo ¡no cambian su conducta! Entonces no sirve de nada. ¿Quieren servir a Dios? Practiquen la justicia, sean buenos con el extranjero, no sigan a otros dioses.” (como pueden ver, las cosas no han cambiado mucho en más de 2600 años). La gente confía en el templo pero si su conducta no cambia de nada sirve. El profeta pide que vayan a Silo (donde antiguamente había un santuario a Dios, ese donde sirvió Samuel) y vean que, a pesar de que allí se anunciaba el nombre de Dios.

La profecía afectaba profundamente a Jeremías quien lo expresa así

“¡Ojalá mi cabeza fuera un manantial y mis ojos una fuente de lágrimas, para llorar día y noche por los muertos de mi pueblo!”” (9:1)

Tenemos que tener muy en cuenta que las profecías no son solo sobre el futuro. Toda profecía se basa en el pasado (“Por cuanto el Señor los llamó…”), el presente (“Pero ustedes no han seguido su llamado sino que viven en pecado”), y el futuro (“Serán destruidos por una nación que viene del norte”). Obviamente, si la conducta del pueblo cambiaba entonces las consecuencias futuras de la profecía podían también cambiar para beneficio del pueblo. Jeremías estaba viendo el destino del pueblo y que no iban a arrepentirse. ¡Al contrario! Sus obras eran extremadamente malvadas, habían combinado la adoración a Dios con la adoración a otros dioses e incluso habían puesto un lugar donde sacrificaban sus hijos a los ídolos.

Por eso, al pueblo que se daba pompa por estar circuncidado, Dios le dice:

“Todas las naciones son incircuncisas, pero el pueblo de Israel es incircunciso de corazón.»” 9:26

Lo que nos hace pensar en Pablo en la carta a los Romanos (¡ya veremos! no te desesperes)

10:1-16 es muy parecido al Salmo 115 (puedes leer ambos para compararlos).

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>