labibliacompleta5

Día 233: Jeremías 23-26

Lee los capítulos del 23 al 26 del libro de Jeremías (puedes leerlos dando clic aquí: Jeremias 23 – 26)

Notas De Estudio

Capítulo 23: “Pastor” es un título frecuente para los reyes del Antiguo Cercano Oriente. Inclusive en el famoso Código de Hammurabi es usado para referirse a estos. Las profecía de los primeros versículos de este capítulo (1-8) es de juicio contra los líderes explotadores de Israel, aunque da un giro al tornarse también en una promesa de reunión de los exiliados de Israel por el mundo. La promesa nos hace contrastar los malos líderes con Jesús, el Buen Pastor, quien es parte de la promesa de apacentar las ovejas de Israel con justicia.
Los versos 9-40 se enfocan en los falsos profetas y en sus caricaturas de profecía. Siempre ha habido falsos profetas, quienes se benefician con lo que dicen y cuya estrategia consiste en decir lo que la gente quiere escuchar y no lo que necesita oír. Siempre ha sido un tema central en la Biblia hablar la verdad, decir lo que es correcto, no engañar, es reflejo de un interior en orden. Por tanto: estos profetas tienen un interior sucio y vacío, y no son rectos delante de Dios. Y, aunque algunos ni siquiera profetizaban en nombre de Dios, serán condenados, resbalarán y se caerán.
El tema de los “falsos profetas” es central en Jeremías, ya que está en contante conflicto con otros profetas con respecto al destino de la nación. Los conflictos entre profetas eran comunes (ver 1 Reyes 13, 18, 22) y Deuteronomio 18:9-22 nos alerta sobre los falsos profetas, y solo se sabe si un profeta es verdadero al cumplirse sus profecías. Es decir: la gente debe esperar para saber si las palabras del profeta son o no ciertas.
Capítulo 24: El rey Jeconías (o Joaquín, 2 Crónicas 36:9-10), solo reinó en Jerusalén por 3 meses y fue llevado por Nabucodonosor a Babilonia. Nabucodonosor puso entonces a Sedequías (su tío) como rey sobre Judá. La profecía de Jeremías es dada justo cuando Jeconías (Joaquín) es llevado a Babilonia, y su mensaje es paradójico: los buenos higos son los exiliados (¡que fueron exiliados por malos!), así que imagínate lo malo que eran los que quedaron, y lo extraña que debió sonar la profecía.
Joaquín fue liberado en el año 37 de su exilio y se sentaba a la mesa con los líderes de Babilonia.
Capítulo 25-26: La profecía de este capítulo es anterior a las profecías que leímos en el 22-24, una muestra de que este libro no está escrito de manera cronológica. Este es el capítulo central de Jeremías, quien ha profetizado a este pueblo por 23 años, la gente sigue en su misma condición ¡no obedece! El no fue el único profeta (Urías, Habacuc y  Sofonías profetizaron en la misma época). Después de profetizar cautiverio, Jeremías ahora profetiza la cantidad de años que el pueblo estaría fuera de su tierra: 70 años. Exactamente la cantidad de años que los judíos no dejaron descansar la tierra.  Las palabras de Jeremías no solo son contra Judá sino también contra Babilonia. De hecho los judíos volvieron del cautiverio por concesión de los Persas.
Los eventos bajo los cuales Jeremías es amenazado de muerte (capítulo 26) tienen que ver con lo que profetizó en los capítulos 7-10. El juicio tiene lugar en el año 608 a.C.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>