labibliacompleta7

Día 234: Jeremías 27-30

Lee los capítulos del 27 al 30 del libro de Jeremías (puedes leerlos dando clic aquí: Jeremias 27 – 30)

Notas De Estudio

Capítulo 27-28: A pesar de que la gente de esos  tiempos no disfrutaban de los medios de comunicación que hoy tenemos, la gente se enteraba a través de mensajeros, de sobrevivientes (que a veces eran dejados vivos intencionalmente para que anunciara lo que había pasado) o de emisarios directos de quien iniciaba la guerra. El terror de Babilonia se venía sintiendo, los Asirios se habían debilitado y las naciones pequeñas tenían dos opciones: aliarse unas con otras para hacer un frente más fuerte o someterse a la nación que invadía. Aparentemente el caso en el que Jeremías profetiza a los mensajeros de los reyes de Edom, Moab, Amón, Tiro y Sidón (enemigos de los judíos bajo otras condiciones) mientras estos han enviado mensajeros para ver como forman un ejercito aliado junto a Judá. A Jeremías se le ordena hacer él mismo su yugo y ponérselo también él mismo, lo que indica sometimiento voluntario. Lo único que puede hacer que las naciones sobrevivan al poder de Babilonia es someterse. Es un caso raro: pero en ese momento, Nabucodonosor y su ejército estaban sirviendo a los propósitos de Dios, someterse significaba que también aceptaban la voluntad de Dios para esos tiempos.
No faltaban los falsos profetas quienes enviaban mensajes optimistas, uno de esos era Jananías, quien hizo frente directo a Jeremías (le da la profecía al profeta, no al pueblo, aunque en voz alta para que todos escuchen), quiebra el yugo que el Señor mandó que este se hiciese (tremendo espectáculo) y dice que Babilonia será quebrada en dos años. Jeremías confiado: profetiza el triste destino del falso profeta.
Capítulo 29-30: Para este tiempo, ya un grupo de nobles y gente con capacidades especiales habían sido exiliados a Babilonia, junto a ellos ancianos (es decir: líderes), sacerdotes y también profetas. Estos “exiliados” eran estratégicamente seleccionados para beneficiar a la nación y enriquecerla culturalmente, aunque también no faltaban quienes eran seleccionados como esclavos. Así que, la mejor protesta podría ser negarse a trabajar o a colaborar para el Imperio. Jeremías le dice: “¡No! Tengan hijos, siembren, construyan, cásense… Trabajen para el bienestar de Babilonia.” ¿¡Qué!? Era difícil de entender, pero es más o menos el mensaje del yugo: sométanse y esperen ser liberados por Dios.
No faltaban las respuestas a la profecía de Jeremías y Semaías hace una respuesta en contra de lo que el profeta escribió.
Estar en paz y trabajar para el bien de quienes los exiliaron se hacía en espera a la subsecuente liberación y restauración de los judíos (cap. 30) a su tierra.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>