labibliacompleta8

Día 254: Daniel 5-8

Lee los capítulos del 5 al 8 del libro de Daniel (puedes leerlos dando clic aquí: Daniel 5-8).

Notas De Estudio

Capítulo 5: Nabucodonosor ha muerto, y lo ha sustituido el rey Belsasar. Mientras bebía vino en un banquete que hizo para mil invitados, “mandó traer las copas de oro y plata que su antecesor, Nabucodonosor, había sacado del templo de Jerusalén” (ver 5:2 y también 1:2). No sólo bebieron él, sus reinas y concubinas con esas copas de uso exclusivo para la adoración a Dios, sino que mientras lo hacían, ofrecieron culto a sus ídolos (v. 3-4). Ni Nabucodonosor, que como vimos muchas veces se comportaba como un loco, impulsivo y arrogante, se atrevió a tal cosa. Vemos que este rey en vez de aprender de su predecesor y hacer las cosas mejor, empeora.

Ya leímos la historia, en ese momento aparece en el aire una mano que escribe sobre la pared palabras que ninguno de los sabios del imperio logra descifrar, y el rey está pálido del miedo (¿les suena familiar la escena?). Su madre interviene y le dice que un hombre (Daniel) que sirvió a Nabucodonosor, entre muchas otras cosas tiene la habilidad de resolver enigmas. Daniel es llamado, descifra las palabras y le explica a Belsasar. En este caso Daniel no se limita al significado estricto de la frase escrita, sino que además le brinda una historia (la de su predecesor) en su contexto, que en palabras sencillas sería: estás actuando igual que con la diferencia que él sí “cogió cabeza”, pero tú no; por eso Dios te quita el reino. La profecía se cumplió esa misma noche (v. 30), y la gran Babilonia fue derrocada por los medos y los persas, con el rey Darío a la cabeza.

¿Y nosotros? ¿No vamos a coger cabeza? ¿No tenemos ejemplos bíblicos, ajenos y propios para saber lo que debemos o no hacer? ¿Vamos a dejar pasar el tiempo sin cambiar hasta que las consecuencias sean funestas?

Capítulo 6: Este es un clásico de los que tradicionalmente incluyen en las clases bíblicas para niños.

En los versos 1-9 muestra ya en poder al rey Darío el medo, quien estructurando su reino, coloca a Daniel entre los más altos funcionarios, y hasta de entre ellos se destaca. Se cuela la noticia de que por su desempeño lo van a ascender aún más. Vienen los envidiosos a tratar de hacerlo quedar mal pero fracasan, y llegan a la conclusión inteligente y macabra, de que lo único con que le pueden buscar un problema es por cuestiones relacionadas a su fe. Le llevan la idea al rey de que emita una ley prohibiendo la adoración a nada ni nadie que no fuera a él por 30 días, y Darío cae en el gancho.

El versículo 10 resume la respuesta de Daniel al edicto: “…cuando Daniel oyó que se había firmado la ley, fue a su casa y se arrodilló como de costumbre [subrayen eso] en la habitación de la planta alta, con las ventanas abiertas [subrayen también eso] que se orientaban hacia Jerusalén. Oraba tres veces al día, tal como siempre lo había hecho [sigan subrayando], dando gracias a su Dios”. Él pudo quedarse quieto, bajo perfil, salir de viaje (que podía), en fin, ¡no hacer nada y ya! Pero Daniel no solo se comprometió con NO adorar a otros dioses, él NO IBA A DEJAR DE ADORAR A SU DIOS. Qué gran lección!

Del verso 11 en adelante se muestra cómo lo delatan (ese era el plan), y el desenlace. Con dolor en su corazón el rey Darío lo manda al pozo de los leones. No cenó ni durmió esa noche, y fue temprano al día siguiente a ver si su súbdito seguía con vida. Milagro! Daniel estaba en una sola pieza. Entre otras cosas, el rey manda una carta a todo su reino, alabando y reconociendo al Dios de Daniel como supremo, por haberlo librado de forma maravillosa. ¿No les recuerda la carta de Nabucodonosor en el capítulo 3?

Ahora, ¿qué había visto u oído Darío que lo hiciera pensar que el Dios de Daniel lo podía librar a diferencia de los otros dioses? ¿Verán los que nos rodean en nosotros, algo que los haga creer que nuestro Dios es verdadero y formidable?

Capítulo 7: Retrocedemos al tiempo del reinado de Belsasar en Babilonia, en esa época Daniel tuvo visiones en un sueño, el cual pone por escrito. Vio 4 bestias extrañas y poderosas, con ciertas características distintivas cada una. Luego aparecen un Anciano (que las juzga) y alguien que parece “un hijo de hombre”, a quien el Anciano le da poder y autoridad sobre todo el mundo.

Daniel pregunta dentro de la visión y se le explica ciertos significados: las 4 bestias representan 4 reinos, de los cuales la cuarta (la más fea y más feroz) será una potencia mundial particular que le hará franca oposición al pueblo de Dios. También explica que eventualmente el Anciano, que representa a Dios, le dará autoridad al “hijo del hombre” (uno de los términos usados para referirse a Jesús en el NT) sobre todo, y su reino sería eterno.

Sin entrar en muchos detalles, podemos ver entre otras cosas: uno, cierta similitud con el sueño de la estatua de Nabucodonosor en el capítulo 2. Segundo, las características de las bestias coinciden (según muchos estudiosos) con aspectos de los grandes imperios que le siguieron a Babilonia. Tres, el final de la revelación parece saltar en el tiempo pues se muestran cosas que sucederán para el final de los tiempos, la mayoría anunciadas en el libro de Apocalipsis.

Capítulo 8: Como dos años después de lo relatado en el capítulo 7, Daniel tuvo otra visión, contada del verso 1 al 14. Se trata de un carnero poderoso de 2 cuernos que eventualmente es vencido por un chivo de un solo cuerno, y eventualmente el principal conflicto de “lo que sale del chivo” (sí, suena raro) es con Israel.

En los versos 15 en adelante, relata el significado de la visión, explicada por el ángel Gabriel quien es enviado a Daniel. El carnero y el chivo representan a Media y Persia, y a Grecia respectivamente. Aparte de profecías acerca de lo que iba a ocurrir con esos reinos, sobre todo en relación al pueblo de Dios, se mencionan “dos mil trescientas noches y mañanas” (vv. 14 & 26). Esta última parte queda sin explicación, pero su significado parece tener que ver con un periodo de tiempo mucho más lejano.

Nota: en ambas visiones (capítulos 7 & 8), Daniel admite que quedó “espantado”, “abrumado”, se puso “pálido”, y hasta se enfermó. Bueno, era humano!

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>