labibliacompleta5

Día 259: Oseas 13-14

Lee los capítulos del 13 al 14 del libro de Oseas (puedes leerlos dando clic aquí: Oseas 13-14).

Notas De Estudio

Capítulo 13: Aquí leemos que el Señor ya está MUY QUILLA’O. Parece que llegó a la cúspide de su ira con Efraín (nombre de una gran tribu del Reino del Norte – Israel -, usado muchas veces para referirse a esa nación completa). Empieza el capítulo relatando lo grande y próspera que era Efraín, pero que al volverse idólatra se buscó la desgracia (vv. 1-2). Luego Dios comenta cómo Él mismo los cuidó en el desierto, y que luego de estar “satisfecho” (haber recibido lo que sea que necesitaran en ese momento), se volvieron orgullosos y se olvidaron del Señor (v.6). ¿No nos ha pasado? Clamamos y suplicamos a Dios por algo, y poco después de tenerlo… Dios a dónde!

Durante el capítulo completo se intercalan figuras duras, muy duras de cómo el Señor castigará a Israel; Él se compara con distintos animales feroces que atacarán a Efraín como a una presa. Pero también se anuncian algunos castigos que se cumplieron literalmente, como siniestros naturales e invasiones de enemigos. Estamos terminando el libro y como que la cosa se ha puesto más agria. Hay un verso fuerte que me llama mucho la atención (y espero que a ustedes también), y es el 9, que dice: “Estás a punto de ser destruido, oh Israel; sí, por mí, el único que te ayuda” [palabras subrayadas por un servidor]. ¿Y no es así? Cuando ofendemos a Dios, estamos maltratando al único (sí, de verdad al único) que ha estado, está y estará “siempre ahí” para nosotros. Ojalá y eso lo recordemos siempre que se acerque la tentación.

Capítulo 14: En este breve capítulo (y final del libro), el profeta empieza exhortando a sus compatriotas a volverse a Dios, confesar su pecado y a pedir perdón (vv. 1-3). Del verso 4 al 8, el Señor habla en primera persona y promete sanidad, florecimiento, vida. Él dice que “los sanaré de su falta de fe” (v. 4). Parémonos ahí! Hemos visto los pecados de Israel citados en este libro: idolatría -la principal-, orgullo, engaño, homicidio… pero Dios lo resume como “falta de fe”; esa es la esencia de su problema. Si tuvieran genuina fe en el Dios verdadero (cómo es, cuánto nos ama, qué quiere), al menos intentaran vivir para Él y serle fieles, porque es lo mejor que les puede pasar. Como dice el Señor en el verso 8: “¡Oh Israel… Yo soy el que contesta tus oraciones y te cuida… todo tu fruto proviene de mí”.

Bueno, hasta aquí nuestro estudio de hoy. Mañana le damos al libro completo del profeta Joel.

 

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>