labibliacompleta8

Día 279: Marcos 1-4

Lee el libro de Marcos capítulos del 1 al 4 (puedes leerlos dando clic aquí: Marcos 1-4).

Notas de Estudio

Introducción: Marcos es otro de los “evangelios sinópticos” (junto a Mateo y Lucas). Es el más breve de los evangelios, pero también el primero en ser escrito.  Muchos estudiosos ubican la fecha de su escritura entre los años 50 y 60 del siglo I d.C., mientras otros estiman que fue a finales de los años 60 del siglo I d.C., o poco después del año 70 d.C.

Autor: se le atribuye a Juan Marcos, sobrino o primo de Bernabé, primer compañero de misiones del apóstol Pablo. Se cree que fue secretario de Pedro, de quien se cree que obtuvo la mayor parte de su información.

Público: los creyentes del mundo romano. A diferencia de Mateo, casi no cita pasajes del AT, como cumplimiento de profecías, etc., pues su audiencia tiene poco o ningún conocimiento de la religión judía fuera de las Buenas Noticias de Jesús.

Enfoque: presenta por un lado a Cristo como servidor que vino a rescatarnos (10:45), a la vez que presenta cómo ese servidor vence sobre las fuerzas del mal. De hecho es el evangelio que más presenta el poder de Jesús sobre los demonios. Servicio y fuerza.

Marcos es además un escritor intenso, haciendo poco interludio entre un relato y otro. Además, la mayor parte su contenido está también mencionado entre los demás evangelios, lo cual según algunos refuerza la idea de que fue el primero en ser escrito.

Capítulo 1: En el primer capítulo se nos cuenta a Juan el Bautista, el bautismo y tentación de Jesús, el llamamiento de varios discípulos, varias sanidades, la expulsión de un demonio, y un breve relato de su predicación en Galilea. Observemos que lo que a otros evangelistas les toma varios capítulos, Marcos lo hace en uno.

Algo que me llama la atención es que en los vv. 35-39, buscan a Jesús (quien desde el amanecer estaba a solas orando), y le dicen sus discípulos que todo el mundo lo busca. ¿Qué se supone que debe hacer el Señor, o qué haríamos nosotros? Ir y predicarle, enseñarle, etc. a esa gente, ¿verdad? Cristo hace lo opuesto. Dice: “Debemos seguir adelante e ir a otras ciudades, y en ellas también predicaré porque para eso he venido.” (v. 38). Mensaje, la popularidad ni la fama le trazaban la pauta al ministerio del Señor Jesús.

Capítulo 2-3: Entre el dos y el tres hay varios milagros y enseñanzas que se tornaron controversiales, sobre todo por el tema del día de reposo.  Jesús permite que sus discípulos arranquen espigas para comer y sana a un hombre con mano deforme en un sábado. Ya se va viendo la acción de los líderes religiosos judíos de la época, cuando el v. 3:2 dice que “los enemigos de Jesús lo vigilaban de cerca… tenían pensado acusarlo por trabajar en el día de descanso.”. Notemos lo directo que es Marcos al llamarlos “enemigos”. La aclaración del Señor sobre este tema, resumida en el 2:27-28: “El día de descanso se hizo para satisfacer las necesidades de la gente, y no para que la gente satisfaga los requisitos del día de descanso. Así que el Hijo del Hombre es Señor, incluso del día de descanso!”. Vemos más de los milagros y expulsión de demonios, y más críticas de sus adversarios. También Marcos aclara la selección de los 12 apóstoles, pues según el 3:13-14 “… Todos ellos se acercaron a él. Luego nombró a doce de ellos [pues eran más] y los llamó sus apóstoles…”.

Por último queremos resaltar la reacción de los familiares de Jesús. En uno de los días intensos de su ministerio ellos “intentaron llevárselo. «Está fuera de sí», decían.” (3:21). En otro momento, ellos vinieron a verlo y pidieron que saliera para hablar con él. Cristo responde de una manera que puede hasta sonar ofensiva en el 3:33-35, cuando dijo:

“«¿Quién es mi madre? ¿Quiénes son mis hermanos?». Entonces miró a los que estaban a su alrededor y dijo: «Miren, estos son mi madre y mis hermanos. Todo el que hace la voluntad de Dios es mi hermano y mi hermana y mi madre».”. Él seguía amando y respetando a su familia humana, pero nos da el mensaje de tampoco ellos le marcaba el paso a la misión de Jesús; sólo el Padre.

Capítulo 4: Aquí encontramos un relato milagroso y 4 parábolas, que son la “del sembrador”, la de “la lámpara”, la de “la semilla que crece”, y la de “la semilla de mostaza”. De los pasajes con parábolas solo vamos a resaltar el v. 24, en el que Jesús dice “Presten mucha atención a lo que oyen. Cuanto más atentamente escuchen, tanto más entendimiento les será dado, y se les dará aún más”. Atender nos toca a nosotros.

Por último está la historia en que el Señor y sus discípulos cruzaban el lago en bote cuando los agarró una tormenta. Curioso es que Jesús estaba durmiendo y no es la tormenta que lo despierta sino sus aterrados aprendices. Bueno, ya leyeron el pasaje, él se despierta y como si nada “reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma”. Wow! Para colmo luego preguntarles “«¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?».” ¿Por qué tenemos miedo a esto o aquello? ¿Es que todavía no tenemos fe?”

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>