labibliacompleta5

Día 280: Marcos 5-8

Lee el libro de Marcos capítulos del 5 al 8 (puedes leerlos dando clic aquí: Marcos 5-8).

Notas de Estudio

Capítulo 5: En el capítulo tenemos la continuación del evento final del capítulo 4. Se bajan de la barca y les sale al encuentro un endemoniado que atormentaba a su pueblo y a él mismo (vv. 3-5). Sin embargo, al ver a Jesús lo reconoce como “Hijo del Dios Altísimo”, se aterra y le suplica que no lo torture. Luego de que el Señor libera al hombre de esos demonios (eran muchos), éste quiere seguirlo pero en su lugar Cristo le dice “No. Ve a tu casa y a tu familia y diles todo lo que el Señor ha hecho por ti y lo misericordioso que ha sido contigo” (v. 19). Y eso exactamente hizo.

Luego se nos cuenta la historia del líder de una sinagoga que suplica a Jesús que sane a su hija moribunda. En el camino una mujer que llevaba 12 años con “hemorragia continua” (por la descripción tal vez era una especie menstruación que nunca paraba), le toca uno de los flecos de su túnica. A diferencia del relato de Mateo, Marcos cuenta que el Señor “se dio cuenta de inmediato de que había salido poder sanador de él, así que se dio vuelta y preguntó a la multitud: «¿Quién tocó mi túnica?».”. Interesante presentación de humanidad la humanidad de Cristo: de él sale poder hasta para sanar a quien le toca discretamente, pero como hombre no sabía quién le había tocado.

Capítulo 6: En este capítulo son todas historias. El rechazo y desprecio hacia Jesús en su pueblo natal, Nazaret, luego de lo cual envía a los doce apóstoles de dos en dos con “autoridad para expulsar espíritus malignos” (algo insistente en este evangelio). También el cómo y por qué de la decapitación de Juan el Bautista, y uno de los milagros de alimentar a una multitud con 5 panes y dos peces. Por último se cuenta los milagros de Jesús caminando sobre el agua y calmando la tormenta. Entre otras cosas, a este último relato este evangelio agrega que al llegar a la orilla les trajeron más y más enfermos, y muchos de estos (al igual que la mujer con la “hemorragia continua” del capítulo 5), le suplicaban “tocar al menos el fleco de su túnica, y todos los que tocaban a Jesús eran sanados” (v. 56).

Capítulo 7: De los tres relatos de este capítulo los dos primeros, entre otras cosas, nos dan señales del tipo de audiencia a la cual se dirige este libro al momento de ser escrito. En el primero los fariseos cuestionan al Señor porque algunos de sus discípulos no seguían el ritual de lavarse las manos. Marcos se detiene a explicar que “Los judíos, sobre todo los fariseos, no comen si antes no han derramado agua sobre el hueco de sus manos, como exigen sus tradiciones antiguas.”. En la segunda historia, se aclara que la mujer que habla con Jesús “era una gentil, nacida en la región de Fenicia que está en Siria”, cosa que Mateo no tuvo que aclarar a su audiencia. Obviamente les escribió a personas ni judías ni con el conocimiento de esa cultura.

Por último vemos que Jesús sigue sanando en áreas no judías. Sana a un sordo, llevándoselo aparte y por alguna razón le dice que no lo contara a nadie. El sanado hace todo lo contrario.

Capítulo 8: Tenemos seis historias en este capítulo, de las cuales resaltaremos aspectos de solo dos. Primero, en una ciudad llamada Betsaida le traen un ciego para que lo sanara y sucede algo curioso. Jesús pone las manos sobre él y después le pregunta si ya podía ver; acto raro en su trayectoria de milagros. Aún más extraño el hombre no veía bien, así el Señor le puso las manos otra vez; entonces  dice el v. 25 que su “vista fue totalmente restaurada y podía ver todo con claridad”. Pero si Cristo resucitó muertos, sanó gente a distancia, y hasta con sólo tocar su ropa, ¿por qué aquí tuvo que orar dos veces? La Biblia no lo explica, pero sí ofrezco una interpretación. Jesús debe ser el modelo a seguir en nuestras vidas… ¡en todo! Nosotros como creyentes nos enfrentaremos a retos los cuales (por alguna razón) no cederán con la primera oración; o al menos no tendremos los resultados esperados. ¿Cuál es el ejemplo que nos dio Cristo? ¡Orar otra vez, intentarlo una vez más, no rendirnos! Vaya ejemplo.

Lo segundo es que a los finales del capítulo se cuenta como Pedro dice explícitamente que Jesús es el Mesías, y acto seguido el Señor ya está anunciando su muerte. Lo interesante es que vamos sólo por la mitad del libro. Es que como habíamos dicho, Marcos es más intenso, conciso y rápido en sus narraciones, que sus homólogos. Veremos que nos depara la otra mitad de este “veloz” evangelio. Bendiciones.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>