labibliacompleta5

Día 291: Juan 8-11

Lee el libro de Juan capítulos del 8 al 11 (puedes leerlos dando clic aquí: Juan 8-11).

Capítulos 8-9: Los primeros versículos del capítulo 8 (1-11), específicamente la historia de la mujer sorprendida en adulterio, no aparecen en los manuscritos más antiguos. ¿Por qué entonces está en nuestras Biblias? Por el hecho de que gran cantidad de los manuscritos de fecha posterior lo contienen, aunque en partes distintas.
Es interesante que el capítulo inicia con las autoridades queriendo apedrear a una mujer sorprendida en adulterio y termina con las mismas personas tratando de apedrear a Jesús. La historia que aparece en esos versos tiene mucho de qué comentar, pero por el espacio que tenemos aquí solo señalaremos que aunque muchos pensamos que tenemos potestad de señalar a los que consideramos más pecadores, nuestro pecado nos pone en jaque, es el pedazo de palo en nuestro ojo del que tenemos que deshacernos si queremos señalar o juzgar a otros. Si puedes y cuando puedas: inicia tu proceso de juzgado.
Jesús no solo se ofrece como el Pan de Vida (cap. 6) sino como la “Luz del Mundo” (8:12), también se llama a sí mismo “la Verdad” que puede hacernos libres. Esto es obvio que perturba a la gente que lo escuchaba. Si pensamos que las enseñanzas de Jesús eran (y son) fáciles de digerir entonces deberíamos leer otra vez, y si a segunda lectura todavía no la vemos escandalosas: entonces leer otra vez, y repetir. No es para complicarnos la vida, pero sus enseñanzas van en contra de todo patrón religioso con el que podamos sentirnos cómodos, y esto hacía que a la gente le perturbaran sus enseñanzas y acciones.
El milagro del que leemos en el capítulo 9, en el que parece que ya era como intencional la cosa de que Jesús sanara haciendo que ciertos sanados hicieran algún tipo de acción en el día de reposo, pone a Jesús otra vez en conflicto con las autoridades. Estas conversaciones eran necesarias: ellos necesitaban entender que un acto de amor (como sanar a gente con condiciones físicas de toda la vida) estaba por encima de un acto de religión.

Capítulo 10-11:
 Jesús pasa de meras afirmaciones a afirmaciones más directas: ahora se revela como el Hijo de Dios, no “el hijo de Dios” sino “EL HIJO de Dios”.
Pasamos a la resurrección de Lázaro:
Juan ubica este evento como el que hace que los judíos definitivamente quieran matar a Jesús. A estos religiosos no les interesa explorar y ver si estas señales vienen de Dios, su interés es preservar el status quo religioso, manteniendo a la gente contenta con sus reglas y sus cultos. Esta es otra parte que debe confrontarnos.
El pasaje es altamente emocional, ya que nos revela el amor de Jesús por Lázaro (“Jesús lloró.” 11:35) pero también el aprecio de toda la familia por Jesús. Otra cosa que se ve clara es que esta familia, discipulado por Jesús, tiene un entendimiento y una “doctrina” clara sobre la resurrección y el final de los tiempos. Es lo que Marta usa para consolarse, pero Jesús le dice: “No es después… ¡es ahora!” y “El que cree en mi no morirá Jamás… aunque esté muerto ¡vivirá!” ¡Uff! La muerte no puede con aquellos que conocen a Jesús.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa, Portada and tagged , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>