labibliacompleta5

Día 295: Hechos 1-4

Lee el libro de Hechos capítulos del 1 al 4 (puedes leerlos dando clic aquí: Hechos 1-4).

Notas de Estudio

Introducción Al Libro: Hechos es la continuación ideal a los evangelios, ya que narra aspectos importantes de los primeros 30 años de la iglesia después de la ascensión de Cristo. El autor nunca menciona su nombre, aunque por la conexión con Teófilo y la mención de su primer libro (Hechos 1:1) podemos deducir que fue Lucas, quien como acompañante de Pablo en muchos de sus viajes, cambia de tercera a primera persona cuando se habla de los viajes y las situaciones en que estuvo presente. Tradicionalmente la iglesia lo ha reconocido así, desde el primer siglo. El enfoque del libro es el trabajo del Espíritu Santo en el avance de la iglesia, llevándonos a través del crecimiento, dinámica, vidas, prácticas, pero también problemas, persecución y el choque que en algunos momentos causaba las nuevas ideas de este movimiento en el mundo antiguo. La primera parte del libro se enfoca mayormente en la historia de la iglesia bajo el liderazgo del Apóstol Pedro, para luego pasar a enfocarse en la vida y ministerio del Apóstol Pablo en sus viajes de plantación de iglesia.
La fecha aproximada de su escritura es el año 63 d.C., antes de la muerte de Pablo.

Capítulo 1: Es importante notar que los últimos días estuvo con sus discípulos (el libro dice “apareció varias veces” 1:3, dándonos a entender que era de forma intermitente), Jesús se dedicó a darle información importante sobre el Reino y la necesidad de que esperasen el Espíritu Santo. Esta información sería central en el movimiento y papel de la iglesia en el futuro. Jesús asciende y los discípulos ya están dispuestos a accionar: eligen al que tomaría el lugar de Judas (no el sucesor, ya que Judas cayó en desgracia), este sería Matías quien también estuvo con Jesús.
“Entonces echaron suertes…” (1:26): era la costumbre orar, y luego buscar alguna forma de “echar suerte” (como tirar una moneda hacia arriba, por ejemplo) confiando que, lo que saliera, era lo más conveniente.
Fuera de Pedro, Juan y Santiago (que fue el primero en ser asesinado de los apóstoles) ninguno de los apóstoles es mencionado de nuevo por su nombre en Hechos, así que no tenemos mucho detalle del papel individual que jugó cada uno en el avance de la iglesia. Sabemos que después de la persecución en Jerusalén, algunos salieron a predicar a sitios distantes (como Tomás que plantó la iglesia en la India), pero fuera de menciones de autores de los primeros siglos de nuestra era o de narraciones tradicionales no sabemos mucho de estos hombres.

Capítulo 2: Pentecostés marca el inicio formal de la iglesia, bajo la influencia del poder del Espíritu Santo. Una de las marcas del Pentecostés fue que los 120 que estaban reunidos en el “Aposento Alto” (como tradicionalmente se le conoce a la habitación donde estaban) empezaron a hablar en otras lenguas, estas lenguas no son las lenguas que se oyen hablar en iglesias carismáticas y pentecostales, sino que eran los idiomas de todos los que estaban en Jerusalén para la fiesta ese día (Pentecostés era una fiesta importante y muchos hombres peregrinaban a Jerusalén para su celebración, no solo de Judea sino de algunas partes del imperio).
Pedro toma la palabra y ¡wow! este es otro Pedro. Su “predica” es una confrontación a la multitud y muchos aceptan al Señor ese día.
Tan importante como Pentecostés en este capítulo es el estilo de vida que la iglesia adopta: comunitario. Son una comunidad, tenían todas las cosas en común, y había interés en aprender las enseñanzas de los apóstoles mientras comían y oraban juntos. Quizás hoy no podemos tener “todas las cosas en común” en la forma en que ellos la tenían por las dinámicas de la sociedad actual, pero si podemos compartir con mucha emoción durante las comidas y en oración las enseñanzas de la Palabra de Dios. ¡Leña!

Capítulos 3-4: Los eventos que siguieron a la formación de la iglesia como una comunidad importante en Jerusalén, empiezan a poner en problema a algunos de sus líderes. Pedro y Juan parecen heredar los conflictos de Jesús con los líderes religiosos, quienes a este punto ya deben considerar la Iglesia como una amenaza.
Pero, la reacción de la iglesia ante la amenaza, persecución es impresionante. Los discípulos oran pidiendo que Dios les de valentía (4:29-30), no oran pidiendo que quite la prueba o que les de mejores situaciones bajo las cuales predicar: oran por valentía. Ejemplo que debemos de seguir.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa, Portada and tagged , , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>