labibliacompleta4

Día 310: 2 Corintios 1-3

Lee el libro de 2 Corintios capítulos del 1 al 3 (puedes leerlos dando clic aquí: 2 Corintios 1-3)

Notas de Estudio

Introducción: En ninguna de las epístolas del Nuevo Testamento se revela tanto el corazón y las emociones del autor como en 2 Corintios. Timoteo había regresado a Éfeso contándole a Pablo que la iglesia todavía estaba en problemas, en parte por la llegada de “falsos profetas” (2 Corintios 11:13-15), probablemente judaizantes (creyentes que entendían que los cristianos estaban obligados a guardar todas las prácticas de la Ley Mosaica), pero también la carta anterior de Pablo, aunque había provocado arrepentimiento en la gran mayoría, le había ocasionado cierta tristeza y una minoría todavía seguía en rebeldía. Así que Pablo escribe esta carta para animar a los arrepentidos (aunque algunos con bajo ánimo) y para tratar de convencer a la minoría todavía rebelde de su autoridad como Apóstol de Cristo.

Capítulos 1-2: Después del acostumbrado saludo junto a unas cuantas palabras  de agradecimiento a Dios, Pablo procede con el contenido de la carta. El sufrimiento del que habla en 1:6-7 tiene que ver con cosas que sufrió durante su visita a los corintios, y del que habla en 1:8-11 es la experiencia casi mortal que vivió en Éfeso y que podemos leer en Hechos 19. Luego se dedica a defenderse por no haberlos visitado en un tiempo acordado, lo que provocó que algunos hermanos lo criticaran de “falso” por no cumplir con su promesa de visita. Hay una relación estrecha entre Pablo y los corintios pero también vemos que estos hermanos eran de carácter difícil, y si vemos el formato íntimo de la carta, es triste que el plantador de esa iglesia y Apóstol de Cristo tenga que estar defendiéndose de esa manera.
En 2:5-12 les pide a los hermanos que restauren a quien habían expulsado por orden de Pablo a causa de su pecado de inmoralidad sexual (como vimos en 1 Corintios se acostaba con su madrastra), ya era tiempo de que el hombre al mostrar arrepentimiento sea restaurado a la comunidad de fe.

Capítulo 3: Los falsos apóstoles que molestaban a los corintios habían producido cartas de recomendación. Pablo nunca sintió la necesidad de pedir recomendaciones. Las cartas de recomendación son ellos mismos los corintios, y las iglesias plantadas y produciendo discípulos en la Provincia de Asia. La transformación espiritual de estos creyentes era “credencial” suficiente para que Pablo no necesitase nada más.
La comparación que hace entre el ministerio de Moisés “escrito en piedras” y con una gloria que se desvanece, y el ministerio de Cristo escrito en el corazón de los creyentes y con una gloria que no desaparece, es muestra de la fuerza del trabajo del Espíritu en el corazón de cada uno de los que han aceptado al Señor.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa, Portada and tagged , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>