labibliacompleta4

Día 322: 1 Timoteo 1-3

Lee el libro de 1 Timoteo 1-3  (puedes leerlos dando clic aquí: 1 Timoteo 1-3)

Notas de Estudio

Introducción a la Carta: la Primera Epístola (carta) a Timoteo inicia lo que nosotros conocemos como “Las Cartas Pastorales”, tres cartas que Pablo dirigió a Timoteo y Tito (dos de sus colaboradores) con instrucciones básicas con respecto al desenvolvimiento pastoral, manejo personal e instrucciones sobre el manejo de las iglesias. Estas tres cartas son las únicas que Pablo escribió a sus colaboradores (contrario a las demás que son a un público más generalizado). Timoteo era un colaborador crucial de Pablo. Es muy probable que su conversión haya sido en el primer viaje misionero de Pablo (Hechos 14:6-23) mientras pasaba el apóstol por Listra, cuando Pablo vuelve a esta ciudad en su segundo viaje misionero ya Timoteo era respetado por todos los creyentes (Hechos 6:1-2), y Pablo le pide que a Timoteo que lo acompañe.
Se cree que las dos cartas a Timoteo y la carta a Tito se escribieron justo después del tiempo narrado en Hechos: el libro termina con Pablo en prisión domiciliaría, creemos que luego Pablo fue liberado continuando su trabajo en el mediterráneo (incluso con un posible viaje a España). Timoteo se queda en Éfeso para enfrentar algunos problemas de falsa enseñanza que había en el lugar (1 Timoteo 1:3-4) y para, como ya hemos dicho, dar ciertas instrucciones sobre el carácter de los líderes, los postreros tiempos y el manejo de la iglesia en general.
Capítulos 1-3: Pablo le confirma a Timoteo que es necesario que se quede en Éfeso (la iglesia de Éfeso fue fundada por Pablo) a causa de las falsas enseñanzas, no sabemos específicamente cuáles son estas falsas enseñanzas pero por el contenido de la carta podemos notar ciertos patrones en estos maestros:
• especulaciones en base a instrucciones alegóricas de ciertos pasajes bíblicos y de las genealogías (1:4)
• adicción por el debate y la discusión de estos puntos (1:6)
Pablo exhorta a Timoteo a que se ame la verdad, eso nos lleva a tener una conciencia tranquila y nos aleja en discusiones con otros. Una de las características de falsos maestros es la manipulación, ya sea a través del discurso o “el espectáculo”, pero esto no trae verdadera conversión.
Uno de los versos controversiales de esta carta es: “Quiero que las mujeres aprendan en silencio lo que se les enseñe, y que sean obedientes. Y no permito que las mujeres enseñen en las reuniones de la iglesia, ni que les den órdenes a los hombres.” (2:11-12) La gente suele reaccionar a este verso de tres maneras principales:
1- Tomándolo como algo que debe aplicarse (es decir: literal).
2- O alarmados porque algo así está en la Biblia.
3- O simplemente reconociendo el contexto en que este versículo nace.
Sabemos por la misma Biblia que en otros lugares las  mujeres eran activas en la Iglesia asumiendo incluso posiciones de liderazgo (Filipenses 4:2-5; Romanos 16:6-7; para citar algunos), y Priscila (junto a su esposo Aquila) era parte del equipo de plantadores de Iglesias junto con Pablo, lo que nos dice que esta no es una posición universal sino que de alguna manera sucedía en Éfeso (y probablemente en Corinto) una situación especial que obligaba a que esta decisión se haya tomado, pero que desconocemos.
El capítulo 3 da ciertas instrucciones especiales a los diáconos (o servidores) de las iglesias, que deberíamos tomar en cuenta para el liderazgo y el servicio eclesial hoy. Finalmente Pablo termina con una especie de credo, obviamente motivado a combatir las enseñanzas de los falsos maestros que habían en la ciudad.
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————  
El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™
Posted in Biblia Completa, Portada and tagged , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>