labibliacompleta3

Día 35: Levítico 13 al 15

Lee los capítulos 13 al 15  del libro de Levítico (puedes leerlos dando click aquí: Levítico 13-15), luego:

Notas De Estudio

Capítulo 13 y 14: estos dos capítulos en unidad tratan de las enfermedades cutáneas y otras impurezas causadas por el “tzara´at”. En principio se pensaba que era lepra y se traducía como tal (ver mismo pasaje en Reina Valera y versiones más antiguas), pero el término “tzara´at” aplica a toda enfermedad cutánea, pero también a impurezas en tela y materiales de construcción. Muchos dudan que tenga alguna conexión con lo que nosotros conocemos como lepra en nuestras días (enfermedad de Hanson), aunque debemos admitir que si la enfermedad existía en esos tiempos hubiese sido categorizada bajo la misma palabra.
En ambos pasajes vemos las funciones del sacerdote más allá del tabernáculo, pero no como médico así que no puede recetar ningún tratamiento. Su función es determinar si la enfermedad es “tzara´at” o no. ¿Cómo lo hace? Si después de pasado los 7 días donde la persona es aislada sigue la enfermedad y hasta se extiende: lo es. Si a los 7 días la cosa cambia: no lo es, y entonces se procede a un rito de purificación.
Como en muchos de los pasajes  vistos, hay muchísima sabiduría en apartar a una persona con algún tipo de debilidad en la piel (más dentro de un campamento, aunque estas leyes seguirán siendo aplicadas aún cuando el pueblo de Israel esté en su tierra). Al estar fuera de contacto con su entorno (que podría bien no cumplir con las condiciones higiénicas necesaria) si es algo leve: lo que sea que haya tenido en la piel desaparecerá. Hoy en día, al medicar o poner en tratamiento a los niños o personas con manchas o cualquier complicación de la piel, se les pide que laven todo lo que usen a diario (sábanas, ropa y cualquier cosa con que hayan estado en contacto), que es una especie de “apartarlos”.
El individuo no es culpable de tener la enfermedad, pero es responsable de cumplir el proceso de purificación o, en caso de ser algo grave, cumplir con la triste tarea de anunciar su impureza para que nadie se acerque a él o a ella.

Capítulo 15: aquí se enfoca en las impurezas sexuales. El propósito de estas leyes (como hemos aclarado antes) no es solo higiene sino también la diferenciación de Israel con los otros pueblos como un pueblo que practica la santidad en cada aspecto de su vida. Este pasaje no sugiere que el sexo es pecado, pero deja muy claro que el sexo no es parte de los ritos del santuario (como con otras religiones que practicaban la prostitución sagrada, recuerden Génesis 38:21).
La ofrenda por el pecado removía la impureza y el holocausto restauraba al impuro a la comunidad.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , .

2 Comments

  1. 1) Tengo que ser sincero y confesar que nunca en mi vida pense que iba a encontrarme leyendo en La Biblia sobre leyes de infecciones, abscesos, LA CALVICIE… etc.

    2) Y si el sacerdote se enferma por el contacto con tantas infecciones?

    3) Eran muchisimas cosas a las que habia que estar pendiente de tocar o no tocar, de lavar o no lavar, de comer o no comer, de sacrificar o no sacrificar, casi me pregunto si tenian tiempo para todo lo demas? (como trabajar y cocinar por ejemplo… rayos!)

  2. Leviticos 13:40
    Yo creo que los locos de RD leyeron esta parte y lo dramatizan muy bien. XD

    Esos pasajes serian de mucho interés para nuestros amigos médicos.
    Vamos a compartir!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>