labibliacompleta3

Día 47: Números 21 al 23

Lee los capítulos 21 al 23  del libro de Números (puedes leerlos dando click aquí: Números 21-23), luego:

Notas De Estudio

Capítulo 21: Este capítulo narra eventos de las primeras incursiones de Israel en las cercanías de la tierra prometida, desde Cades Barnea hasta Moab, antes del cruce del río Jordán. Según Deuteronomio 2:13-15, este período duró unos 38 años. En las primeras ocasiones en que Israel había encontrado ejércitos había desistido de la idea de atacarlos, para el tiempo en que son desafiados por Arad ya están preparados para la guerra.
En este capítulo también se narra la última vez en que los israelitas murmuran contra Moisés y Dios, provocando un ataque de serpientes venenosas. Al pueblo mostrar “arrepentimiento” el Señor le ordena a Moisés hacer una serpiente de bronce (el juego de palabras en hebreo es interesante “nehash nehoshet”), el que mirara la serpiente cuando fuese mordido sería sanado. La serpiente fue destruida cientos de años después por el rey Ezequías ya que se había hecho un culto idolátrico alrededor de su imagen (2 Reyes 18:4).
Dos poemas antiguos se mencionan en esta sección, incluyendo uno del libro de “Las Guerras del Señor”, una colección antigua de textos ya extintos que narraba las guerras ganadas por los israelitas con la ayuda de Dios (ver Josué 10:13; 2 Samuel 1:18).
“Estás destruido pueblo de Quemós”, se refiere al dios de los moabitas llamado “Quemós”.

Capítulo 22 y 23: estos capítulos dan inicio y parte de desarrollo de la historia de Balán (o Balaam), un profeta de Dios que habitaba en los alrededores de Moab. Algunos preguntarán “¿¡De Dios!?”, pero no debe sorprendernos porque hasta ahora hemos visto gente desconectada de Abraham y su descendencia (el pueblo de Israel) y quienes eran adoradores del Dios viviente, entre ellos Melquisedec y también Jetro, suegro de Moisés. Esto nos indica de que, a pesar de que los israelitas son el pueblo de Dios, la revelación de Dios no es exclusiva a su elección, y había otras personas que profesaban culto a Dios quienes no tenían conexión con ellos. Como hemos leído en el pasaje, Balán no tenía idea de esta gente más que la información que Balac le había dado.
Aparentemente Balán es muy prominente como profeta en la tierra y, ante el temor que ya han causado las victorias de los hebreos, Balac, uno de los reyes moabitas, busca sus servicios. En la primera ocasión en que es solicitado Dios le impide ir con los hombres, pero la segunda vez Dios le dice que vaya, sabiendo que solo dirá lo que Dios ponga en su boca. El incidente en el camino nos hace preguntarnos: “si es Dios que quiere que Balán vaya, ¿por qué el ángel de Dios le impide el paso?” El verso 22:22 nos da la clave, Dios le dice “… He visto que tus caminos son malos…”. La suma ofrecida era cuantiosa y el anfitrión prominente, es muy probable que de camino el corazón del profeta se corrompió pensando en la recompensa y el incidente hace que se arrepienta de su decisión.
Balán se prepara para dar su palabra sobre Israel, a pesar de que la intención por la que se le ha traído es maldecir en cada ocasión vista hasta ahora lo único que puede hacer el profeta, que ha dicho que solo dirá lo que le diga el Señor, bendice a Israel y los reconoce como gente que Dios ha apartado para si.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , , , , , , .

One Comment

  1. 1)Dios estaba “reseteando”/exterminando a los pueblos que no creían en él o se oponían a él, pero ya no lo hacia él directamente si no vía Israel mientras avanzaba en su viaje.

    2) El incidente en el camino de Balaam, en el que el Señor le dio a la burra la capacidad de hablar (bueno… yo me hubiese “frikeao” y me hubiese ido pa’ mi casa pálido!.. :P), después de haberla golpeado tres veces y le dice: “Qué te he hecho para merecer que me pegues tres veces?” y después le dice: ” Pero yo soy la misma burra que has montado toda tu vida”. Podría detenerme a pensar que jugamos el papel de la burra,muchas veces, cuando creemos perseguir nuestros objetivos por ciertos caminos que consideramos los correctos y convenientes, y que en realidad no lo son; Que a veces somos más tercos que una burra y no nos dejamos guiar? SI! (qué “a veces” muchísimas veces!). Pero Dios de alguna forma intercede y nos enseña por dónde ir. Que en ocasiones sentimos miedo y angustia? TAMBIEN!.

    Pero adaptando el incidente al contexto de Balaam, prefiero compararlo con lo que sucedió justo después. Se traduciría algo así como: Por qué maldecirías a un pueblo que no te ha hecho nada?

    3) 23:19 “Dios no es un hombre, por lo tanto, no miente. El no es humano, por lo tanto, no cambia de parecer.[…]” <3

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>