labibliacompleta3

Día 55: Deuteronomio 10 al 12

Lee los capítulos 10 al 12 del libro de Deuteronomio (puedes leerlos dando click aquí: Deuteronomio 10-12)

Notas De Estudio

Capítulo 10: se sigue el recuento de los eventos tras el incidente del becerro de oro. En los primeros versos encontramos algo que difiere un poco con lo que habíamos visto antes: Moisés mismo hace un arca, pero solo de madera de acacia, donde estarían las tablas de la ley. Esto parece contrastar con lo que leímos antes sobre la construcción del Arca del Pacto que se hizo tiempo después de bajar Moisés del Sinaí. Como podemos explicarlo es que aparentemente la caja fue hecha por Moisés y luego fue adornada y decorada de acuerdo al mandato de Dios en Horeb por el artista inspirado Bezalel.
El capítulo hace un “fast-forward” a la muerte de Aarón y a la confirmación de los levitas en el ministerio del Tabernáculo. Los versos siguientes (10-22) deben ubicarse en nuestra mente tras el evento donde los israelitas pecaron quejándose de Dios, Moisés y Aarón por falta de agua, provocando la ira de Moisés quien desobedeció en la práctica la orden de Dios. Aarón muere inmediatamente después (como hemos visto antes) ya que ni el ni su hermano entrarán a la tierra prometida, y Moisés sube 40 días más con el fin de escuchar a Dios. El pueblo debe ser fiel, no solo en su exterior mediante las prácticas de todas las ordenanzas sino también en su corazón (v. 16).

Capítulo 11: el amor debe ser la principal razón por la que el pueblo sirve a Dios y cumple sus mandamientos, de igual manera las consecuencias de obedecer en amor son bendiciones y las consecuencias de no obedecer y darle la espalda a Dios es maldición. Esta orden es precisamente comunal, no está dirigida a una sola persona sino a todo el pueblo, y ellos deben vigilar mantenerse en sintonía con lo que Dios ha mandado. Así que, las consecuencias de sus actos serán su responsabilidad (vs. 26-28), si algo le pasa será a causa de su desobediencia no del Señor.
El monte Gerizim es el lugar donde Jesús se encuentra con la mujer samaritana (Juan 4:6) en el pozo que Jacob había cavado (Génesis 33:19-20). La costumbre de bendición sobre el monte Gerizim y maldición sobre el monte Ebal era practicada por los levitas quienes primero recitaban las bendiciones dadas por Dios en caso de obediencia mirando hacia el monte Gerizim y luego volteaban fijando sus rostros en el monte Ebal recitando las maldiciones correspondientes, como una forma de que Israel recordase las consecuencias de la obediencia y de la desobediencia.

Capítulo 12: un repaso al mandato sobre el Tabernáculo como el único lugar de adoración. A diferencia de nosotros los cristianos, que consideramos cada uno de nuestros lugares de reuniones como lugares de adoración, para los hebreos el único lugar autorizado para la reunión de adoración corporativa (en comunidad) es el Tabernáculo (subsecuentemente el Templo de Jerusalén). Esta es la razón por la que al día de hoy no existe todo el sistema de sacrificios y rituales que había (aunque esporádicamente) desde tiempos de Moisés hasta el año 70 después de Cristo cuando los romanos destruyeron el templo. La ausencia de Templo es para ellos ausencia del sistema que debe celebrarse en el templo.
Es curioso como para nosotros, nuestros auditorios, templos, lugares de reunión, tienen una connotación tan antiguotestamentaria, y como los judíos respetan la ausencia de esas cosas por falta de templo (tienen sinagogas, que son lugares de reunión y enseñanza pero no representa lo mismo).
Esta es una forma de evitar que los israelitas se corrompieran entre las naciones o hiciesen su propio sistema religioso según les pareciera. Lo que hacían las naciones que habitaban Canaán era abominable ante el Señor: incluso sacrificaban a sus hijos en el fuego (v. 31): el pueblo de Dios debe evitar eso.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , , , , , , .

One Comment

  1. No he llegado a esa parte todavia, pero lo han mencionado tanto que no he dejado de imaginarme siendo uno de los israelitas matando a otra persona (de cualquiera de las otras naciones que no creen en Dios)… Muy fuerte! No se si me atreveria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>