labibliacompleta8

Día 56: Deuteronomio 13 al 15

Lee los capítulos 13 al 15 del libro de Deuteronomio (puedes leerlos dando click aquí: Deuteronomio 13-15)

Notas De Estudio

Capítulo 13: Este capítulo presenta tres situaciones hipotéticas en las que otras personas o grupo de personas incitan al pueblo o alguien del pueblo a apartarse de Dios. En el primer caso sería un profeta, a pesar de que su “profecía” venga con señales y milagros si es contrario a lo ordenado por el Señor o si incita a la idolatría: no se le debe creer. ¿Qué pasa con sus milagros o señales? El capítulo nos da a entender que son permitidos para probar la fidelidad del pueblo (v. 3). Aunque no somos el pueblo de Israel, en nuestros tiempos vemos gente que parece venir de parte de Dios por las cosas que hace pero al mismo tiempo apartan nuestra vista de Dios, es confuso porque lo que hacen (“señales de poder”) o sus profecías parecen certeras, pero nuestra confusión es erradicada cuando comparamos lo que dicen o sus frutos con la Palabra, la Palabra siempre tiene autoridad sobre la voz del profeta: siempre. El segundo caso que se nos presenta viene de un familiar o un amigo cercano, y el tercer caso sería de una ciudad completa. Los tres casos requieren ejecución, y en el caso de la ciudad debe ser destruida, su gente exterminada, nada de lo que esté en la ciudad aunque sea de valor debe ser usado, y la ciudad no debe ser reconstruida (veremos como se ordena a cumplirse esta ley sobre Jericó). En esos tiempos la ejecución de alguien no leal o que provocase la traición a la persona a quien se le debía lealtad era la regla común, a Israel se le pide ejecutar a esos que incitan a ser no-leales a Dios. Esta ejecución debía ser instantánea, al momento en que a esa persona se le encontrara cometiendo la falta. Por exageraciones en su cumplimiento leyes rabínicas posteriores aconsejaban que estas personas fuesen llevadas a juicio (como el “juicio” a Jesús). Deuteronomio es el único libro en el Pentateuco que regula en cierta forma la profecía.

Capítulo 14: Raparse la cabeza o tatuarse el cuerpo de forma ritual era bastante común en esos tiempos (es todavía común en algunas tribus de África y Asia, también de Suramérica), a Israel se les prohíbe por su asociación con las religiones de los pueblos que la practicaran (noten el contexto de lo que estamos leyendo, es básicamente leyes de pureza y contra la idolatría). Aparte de eso, muchos de estos rituales estaban conectados con la adoración de los ancestros o con el culto a los muertos. Así como los sacerdotes deben distinguirse del pueblo por su pureza corporal, Israel debe distinguirse de otros pueblos. Como gente santa, Dios pide a Israel obligaciones de carácter especial, parte de estas obligaciones se enfocan en sus regímenes dietéticos. La lista de alimentos que deben o no deben ser comidos amplían la que ya vimos en Levítico 11 (para comentarios más amplios al respecto ir a Día 34).
El diezmo se instituye como el sistema de sostenimiento de los levitas, quienes no tienen heredad específica en la tierra sino que reciben sus posesiones de sus hermanos. Al ser una sociedad que vive del ganado y los productos de la tierra es obvio que el enfoque del diezmo sean estos. Aún así, podría ser vendido y la suma de su venta ser llevado para los levitas y su mantenimiento. Los diezmos de cada tres años no solo son para los levitas sino también para los extranjeros, huérfanos y viudas que viven entre ellos.

Capítulo 15: En el antiguo cercano oriente se acostumbraba que al momento de subir un monarca se “reseteaban” las deudas, lo podemos ver en el “duraru” de los acadios. Los hebreos tienen este año de jubileo cada 7 años, en el año del Rey, su Rey: Dios; un tiempo de reposo anual que se establecía como tiempo de perdón de deudas y de descanso de la tierra. Hasta donde sabemos, los judíos nunca aplicaron esta ley, y para los tiempos de Jesús donde la renovación religiosa había llevado a la gente a prácticas bastante exageradas para cumplir sus ritos y leyes, había interpretaciones religiosas de rabinos que permitían que una persona saltase sus deudas en el año de remisión o jubileo (John Yoder hace una exposición magistral del jubileo en tiempos de Jesús en su libro “Las Políticas de Jesús”). El verso que dice “Gente pobre… siempre la habrá…” (11) nos hace recordar la frase de Jesús que ahora suena como una referencia a ese verso: “A los pobres siempre lo tendrán con ustedes.” (Mateo 26:11) A pesar de esta declaración el ideal es que, si estas leyes se cumplen, no existirán pobres en Israel (recuerden: un modelo para las naciones). De la misma manera todo esclavo hebreo debe ser liberado el séptimo año, al menos que por voluntad propia dese quedarse (vs. 12-18)

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , , , , , , .

One Comment

  1. Para mi, pensar en que debo matar a alguien (no importa el motivo) es muy dificil… Si fuera uno de ellos, tal vez terminen matandome a mi por no matar a alguien cuando debi.

    Para Israel eran tiempos mejores: ya no eran esclavos y eran EL PUEBLO DE DIOS, pero no dejan de ser tiempos dificiles a la vez.

    Igual, cuando aceptamos al Señor en nuestras vidas, habran cambios sutiles y drasticos que seran dificiles de digerir o afrontar. A ellos les toco resetear la humanidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>