labibliacompleta4

Día 61: Deuteronomio 27 al 29

Lee los capítulos 27 al 29 del libro de Deuteronomio (puedes leerlos dando click aquí: Deuteronomio 27-29)

Notas De Estudio

Capítulo 27: Como ya hemos visto antes (ver Día 55 Biblia Completa) el Monte Ebal fue elegido como lugar desde donde se pronunciarían las maldiciones que caerían sobre el pueblo en caso de desobediencia. Así que, al entrar a la tierra los levitas leerían las palabras de la maldición desde este monte y el pueblo responderá amén. “Amén” significa “así sea”, es decir: el pueblo estará consciente de que ha escuchado lo que ocasionaría su desobediencia y estará de acuerdo con el castigo: ha dicho “amén”. Aunque no se menciona en este capítulo: se practicó lo mismo desde el monte Gerizim pero con las bendiciones.

Capítulo 28: Si deciden obedecer al Señor, “el bien y la misericordia” seguirán a aquellos que sean fieles al Señor ¡no podrán escapar de ser bendecidos! Un efecto contrario surgirá cuando su corazón decida apartarse del Señor. En muchos de estos casos es el orgullo, el sentimiento de autosuficiencia, de “esto lo logramos nosotros” (ver 29:19), lo que llevará el pueblo a apartarse del Señor. Por tanto, las consecuencias de la desobediencia son abandono, la mano del Señor no estará con ellos, así que estarán totalmente indefensos (vs. 25-33 son un ejemplo de esto), y nada de lo que hagan prosperará. Se esforzarán para el fracaso. Es una forma de darse cuenta de el hecho de que toda sus bendiciones vendrían del Altísimo y no de su propio esfuerzo, de que, a pesar de que son el “pueblo Elegido”, esa posición de privilegiados no los hace tan “especiales” al punto de que pueden ser desobedientes. Por eso dice: “…  pues no serviste al Señor tu Dios con gozo y alegría cuando tenías de todo en abundancia.” (v. 47) La lista es bastante extensa y en algunos puntos hasta macabra (ver versículos 54-57).
El cautiverio, algo que sufrió el pueblo unos cientos de años después, es parte central de esta maldición: ser desprendidos de la tierra en las que el Señor los plantó y dispersados por todo el mundo (2 Reyes 17:22-24; 2 Crónicas 36:17-21)

Capítulo 29: Si lo pensamos bien: ¡es una gran responsabilidad la que cae sobre Israel! El Dios Altísimo, que los ama, también tiene grandes expectativas sobre ellos. Su posición es servir de modelo: un pueblo obediente al único Dios y a consecuencia de esto las bendiciones fluyen. El pacto debe ser renovado (así inicia este capítulo), y es más bien renovado porque esta es la generación que nació en el desierto o salieron de Egipto cuando eran muy pequeños. También se hace con las generaciones futuras, los que todavía no han nacido. Se les recuerda cómo fue la vida en Egipto, y el camino recorrido para llegar hasta ahí. Presenciaron de las naciones no sólo su estilo de vida sino sus ritos y lo detestable que eran: no lo imiten.
Termina con: “Lo secreto pertenece al Señor”, la ley no requiere especulaciones fantásticas ni la búsqueda de misterios: eso le corresponde al Señor. “… pero lo revelado nos pertenece a nosotros y a nuestros hijos para siempre” ¿qué es lo revelado sino toda la palabra que hemos visto en la ley? No se requiere las especulaciones interpretativas de lo oculto sino accionar en base a lo que el Señor les ha revelado para que “obedezcamos todas las palabras de la ley.” Está claro, léanlo y háganlo: punto.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>