labibliacompleta3

Día 8: Génesis 22-24

Lee los capítulos 22 al 24  del libro de Génesis (puedes leerlos dando click aquí: Génesis 22-24)

Notas De Estudio

Capítulo 22: Estos primeros capítulos de la Biblia están llenos de paradojas: ¿No es Dios un Dios bueno? ¿Qué clase de Dios le pide su hijo a alguien? Para serles sinceros, si yo hubiese sido Abraham hubiese pensado: “Esta no es la voz de Dios, debe ser la voz del diablo… ¡Te reprendo Satán!” Pero eso soy yo, Abraham… Abraham conocía la voz de Dios, sabía también que Dios es fiel, y que en confianza podría hacer cualquier cosa que Dios le pidiese. Esta historia es conocida dentro de la cultura judía como el “Akedah” (“El Atado”).
No hay una palabra en español que sea equivalente a el hebreo “hineni”, que se traduce como “aquí estoy” (v. 1), la palabra indica que está alerta, listo, en espera para lo que sea que se le mande, en entera disposición.
No sabemos con certeza donde está la tierra de Moriah (v. 2), pero la tradición sitúa la montaña en Jerusalén (ver 2 Crónicas 3:1), el lugar exacto donde estuvo el templo de Israel y donde ahora está el “Domo de la Roca” (un centro de culto musulmán), llamado así porque protege la roca donde se cree Isaac iba (fue*) sacrificado.
Algunos se han preguntado por qué Abraham no se niega a sacrificar a su hijo, pero si defiende a los pecadores de Sodoma y Gomorra en una especie de negociación con Dios. La respuesta puede ser a que en Sodoma y Gomorra era una exterminación de gente que ya había sobrepasado las líneas de la maldad, pero lo de Isaac es un sacrificio, algo que Dios te pide que hagas para probar tu fidelidad o para adorar.
Con tristeza en su corazón mezclado con confianza (la Biblia no lo dice pero soy padre, me lo puedo imaginar) llegó al lugar. Isaac llevó en sus hombros la leña con la que iba a ser sacrificado, un parecido a Jesús quien cargó su propia cruz. Abraham ató a su hijo, y en el instante en que iba a propiciar el acto el Señor intervino, no solo deteniendo el proceso sino proveyendo para el sacrificio. “El Señor Proveerá” (Yahweh-Jireh)
Esta frase para Abraham tiene este sentido: “Aún cuando Dios te pida lo que más amas, dalo con confianza: El proveerá.”
¿Qué es lo que más amas?
¿Qué harías si Dios te lo pide?
En este capítulo Dios afirma su promesa, y aparece conectado al hecho de que no negó ni a su propio hijo.

* Cuando digo “fue” es que en cierto modo Isaac fue sacrificado, no murió, pero su padre lo entregó a Dios pues estuvo dispuesto a hacerlo.

Capítulo 23: Este capítulo inicia con una nota triste: Sara ha muerto. Después del episodio con Isaac y a partir de este capítulo, vemos a un Abraham que se dedica a poner las cosas en orden como preparando su muerte. Hebrón queda a unos 36 kms. al suroeste de Jerusalén, fue el primer lugar donde David reinó (2 Samuel 2:1-4), y no solo Sara pero también Abraham, Isaac y Rebeca, Jacob y Lea están enterrados ahí (Gen. 23:19; 35:27; 49:29-32; 50:13).
Aquí vemos un ejemplo de un proceso de negociación en tiempos antiguos, que se hacían en presencia de todos los ancianos y en las puertas de la ciudad (que era el lugar donde también de hacían los juicios). El estado de Abraham es contradictorio porque se le ha prometido la tierra, se le entregó, pero es también un extranjero, alguien que está de paso.
El verso 15 es un buen ejemplo de cómo el dinero se pedía: “El campo vale cuatrocientas monedas de plata, ¿pero qué es eso entre amigos? Vaya y entierre a su esposa.”  (¡pero pagué!)

Capítulo 24: Este es  el capítulo más largo de Génesis. Asumimos que el siervo más antiguo es Eliezer, en base a que fue la primera “propuesta” de descendencia que Abraham hace a Dios en base a su imposibilidad de tener hijos (Génesis 15:2), pero su nombre no se menciona en todo el capítulo.
En aquellos tiempos el proceso para búsqueda de parejas era diferente: generalmente era un acuerdo entre familias que incluía una dote, un pago a la familia de la futura esposa o el futuro esposo (dependiendo la cultura, en el caso de Abraham él paga la dote a la familia de Rebeca para casarla con Isaac), no había un tiempo de cortejo previo a la boda, a veces ni se conocían (como en el caso de Isaac y Rebeca) y aún así se casaban. ¡Cuánto han cambiado los tiempos!
A su siervo se le asigna esta tarea, quien debe jurar que encontrará la muchacha apropiada (no cananea sino de la tierra o familia de Abraham). La Biblia dice que al jural puso “su mano debajo del muslo” de Abraham (v. 9) que es un eufemismo: realmente significa “poner sus manos en sus testículos o miembro viril” (algo serio si lo piensas bien). La señal que el siervo pone va la par con el estilo que ya Abraham tiene de generosidad y hospitalidad: la mujer debe tener la misma actitud (v. 14). ¡Y Rebeca la tiene! La disposición de Rebeca a inmediatamente ponerse en acción para ayudar a este hombre que ni siquiera conoce nos hace conectarlo con Abraham y su forma de recibir a los visitantes del capítulo 18. Un camello con sed puede beber 30 galones de agua en 15 minutos, para pasar la prueba de Eliezer , que andaba con 10 camellos (v. 10) debió de sacar un aproximado de 300 galones de agua (unas cuantas cubetas, ¡se fajó!). Casualmente era familia de Abraham (“diosidencia” le llamamos a eso).
El hecho de que Labán, su hermano, haya visto primero las joyas nos lleva a pensar en el patrón de avaricia que veremos en él en siguientes pasajes que estudiaremos de Génesis (31:14-16). Es curioso también que él sea que haya conducido la negociación junto a su padre, así que es probable que Betuel haya estado entrado en edad.
Después de la familia aceptar que Rebeca vaya con el siervo de Abraham, emprenden su camino. El hecho de que Eliezer haya respondido a Rebeca “Es mi amo” (v. 65) en referencia a Isaac, en contraste con “el hijo de mi amo” unos versos antes (v. 44), indican la posibilidad que a la llegada de Rebeca Abraham ya había muerto, de hecho notamos que ni se menciona en el contexto del matrimonio.
El matrimonio consistía en la consumación del acto sexual, que se hacía en la tienda de la madre del esposo (v. 67), tienda que ahora le iba a pertenecer a la nuera.

Anímate a comentar o preguntar.

Posted in Biblia Completa and tagged , , , , , , , .

4 Comments

  1. Sip! Es un alivio saber que no apareceran ataques de zombies violadores gays otra vez! Pheeew! :)

    (Nota: hey! yo me tomo esto muy en serio, aunque asi no se lea. Por si acaso.)

    1) Abraham tenia que estar muriendose por dentro, no me imagino el camino hasta el momento del sacrificio. Pero creo que Dios estaba reconfirmando la fe de Abraham, ya que iba a crear una descendencia de personas que creerian en El, tenia asegurarse que asi fuera; para no tener que “resetear” la humanidad otra vez.

    2) La historia de Isaac y Rebeca me parece un tanto magicoromantica, aunque no hubo cortejos ni amor a primera vista. El amor de Rebeca parecia voluntario, sin interes e incondicional.

    El vinculo familiar era que Betuel, el padre de Rebeca y Laban, era primo directo de Isaac, cierto?

  2. Sobre el amor sin cortejo, era la forma de la época y las pruebas que tenemos era que la gente se amaba (mira como Abimelec luego descubre que Rebeca es esposa de Isaac).
    Sí, Betuel era primo-tío de Isaac.

  3. 1-) Que raro que Dios le permitió al siervo de Abraham poner las condiciones de la prueba esta vez. Varias veces me he atrevido a decir: ¨Bueno Señor… Si de verdad esto es lo que quieres para mi entonces que ese gallo brinque en una pata¨. Pero al segundo me daba miedo de que yo lo estuviera retando y le decía que era broma. Jejejeje el sabia que no, pero bueno. xD
    2-) Que significa el anillo en su nariz y las pulseras en sus muñecas?
    3-) Por que se cubrió Rebeca el rostro con el velo?
    4-) Díganme que esta historia de amor termina aquí, con un final feliz? Estoy como en Game Of Thrones, que cuando pasa algo bueno, ya no quieres que salga otro capitulo y las cosas se queden así. Hahahahhahahaha <3

    (No estoy tomando esto a relajo, ni estoy comparando la Biblia con nada, just in case)

    • 1- Creo que somos muy miedosos para poner “señales a Dios”, y una vez la señal se cumple todavía estamos dudando que sí esto o lo otro. La diferencia entre nosotros y esa gente era que la respuesta a la señal era firme, pudo encontrarse Eliezer con que Dios no respondió su señal, entonces hubiese estado convencido que no fue Dios. Nosotros… seguiríamos dubitativos. (cuando digo “nosotros” me refiero al hombre-mujer promedio-contemporaneo).
      2- Es una forma de comprometerla.
      3- Los esposos no podían ver el rostro de las esposas hasta después de casarse.
      4- ¿Terminó feliz?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>