Día 239: Jeremías 47-52

Lee los capítulos del 47 al 52 del libro de Jeremías (puedes leerlos dando clic aquí: Jeremías 47-52)

Notas De Estudio

Capítulos 47-49 : Continúan los oráculos proféticos en contra de las naciones que iniciaron el capítulo 51. Si ya leíste Isaías (en caso de que estés haciendo este programa en orden) te darás cuenta que son prácticamente las mismas naciones a las que este otro profeta había mencionado en su libro. Básicamente son gente que contribuyeron con el deterioro moral de Israel, o le hicieron guerra continua hasta debilitarlos.

Los primeros en ser abordados son los Filisteos, descendientes de los llamados “Gente del Mar” quienes avanzaron por tierra y agua desde las Islas Griegas a través de Asia Menor o el mar Mediterráneo y se asentaron en las costas de Canaán uniéndose con poblaciones locales y formando los Filisteos (la palabra “Palestinos” se deriva de “Filisteos”), coalicionados en cinco ciudades Askelón, Gaza, Asdod, Ecrón y Gad. El faraón Neco los invadió según reporta Herodoto y luego Nabucodonosor los invadió en 604 a.C. deportando a la mayoría de su población y trayendo a un fin a los Filisteos como coalición y como etnia.

La siguiente es Moab, que estaba situada al este del Mar Muerto. La relación de Israel con Moab siempre fue tensa, empezando por la travesía de Israel por el desierto donde Moab no dejo pasarlos. Eran aliados de los Asirios, y luego fueron destruidos por los Babilonios a mediados de siglo 6. El capítulo 48 (donde habla de los Moabitas) es muy parecido a Isaías 15-16.

Luego Amón: los amonitas fueron siempre cercanos a los Moabitas, pero a diferencias de esto en algunas ocasiones eran aliados de los israelitas y en otras enemigos. La invasión de Nabucodonosor puso fin a el antiguo estado amonita.

Edom (descendientes de Esaú, hermano de Jacob, ambos hijos de Isaac el hijo de Abraham) estaban localizados al sureste del Mar Muerto. Eran aliados a los Babilonios y contribuyeron a el asalto contra Jerusalén (ver Salmo 137, Lamentaciones 4:21-22; Abdías 10-16). Eran conocidos en tiempos de los romanos como los Edumeos.

Damasco era la antigua capital de Aram (lo que ahora es Siria, de la que Damasco sigue siendo capital de Siria donde es conocida como ash-Sham). Fue destruida por los Asirios en el año 733 a.C. y luego fue usada como centro administrativo.

Cedar se refiere a la coalición de las tribus Árabes (descendientes de Ismael, ver Génesis 25:13), y Jazor es un lugar desconocido en la actualidad también asociado con los Árabes. Los habitantes de estas ciudades eran conocidos por sus destrezas con el arco y flecha, y eran pastores de ovejas. Aunque las tribus Árabes sirvieron con frecuencia a Babilonia, hay records antiguos babilonios que indican que Nabucodonosor realizó campañas contra las tribus árabes. Elam era la capital de Susa, país que los asirios saquearon en el 646 a.C.

Capítulos 50-52: representan la profecía más larga en contra de Babilonia. A pesar de que Jeremías mantenía consistentemente que Judá debía someterse a Babilonia eso no significa que él simpatizaba con ellos. El imperio de Babilonia inició con el padre de Nabucodonosor: Nabopolasar, quien aprovechó la muerte del rey Asirio Assurbanipal para debilitar el imperio y tomar el trono de Babilonia. Esta profecía es reservada para el final como el clima de la colección de profecías contras las naciones. Jeremías comparte el punto de vista de Isaías quien señaló a los Asirios como “instrumento de Dios” pero luego los condenó por pasarse de la raya con su crueldad en los asaltos y guerras contra Israel y en su blasfemia contra Dios.

Ciro de Persia (ahora Irán) terminó cruelmente con el Imperio Babilónico en el 539 a.C., cuando los poderosos sacerdotes de Marduc lo prefirieron a él antes que a Nabu-naid de Babilonia.

El capítulo 52 de Jeremías es en gran parte un duplicado de 2 Reyes 24:18-25:30 aunque con algunas diferencias y ampliado.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

 

Día 214: Isaías 13-16

Lee los capítulos 13 al 16 del libro de Isaías (puedes leerlos dando click aquí: Isaías 13-16)

Notas De Estudio

Capítulo 13-14: Desde el capítulo 13 hasta el 23 hay oráculos o profecías de juicio contra diferentes naciones.
El capítulo 13 y parte del 14 comprenden una profecía contra Babilonia. Para que tengamos una idea del poder de estas palabras: al momento de Isaías decirlas Babilonia no era todavía un imperio. Una nación fuerte sí, pero no el histórico Imperio Babilónico que conocemos. Imagínense la impresión en los que la escucharon o leyeron en primera instancia, ¡imagínense la impresión en quienes empezaron a ver muchos años después que Babilonia se levantaba como Imperio! ¿tendría razón Isaías? ¿aullarán en sus fortalezas las hienas y en sus lujosos palacios los chacales?
Pregunta: ¿de qué nos sirve a nosotros leer una profecía sobre una nación que ya no… existe? Nos hace saber del poder y omnisciencia de Dios.
El resto del capítulo 14 son profecías contra Asiria y Filistea, naciones de las que ya no quedan rastro.

Capítulos 15-16: Moab era una nación vecina al Reino de Judá (desde donde profetiza Isaías), quedaba justo al lado al este. Eran descendientes de Moab quien fue fruto de la relación incestuosa de Lot con una de sus hijas (Génesis 19), y siempre representó una amenaza para Israel. La predicción de Isaías es expresada como un lamento, el autor “hace luto” sobre lo que le ha ocurrido, mientras va mencionando algunas de las ciudades de Moab, de forma que nos hace entender que los moabitas van descendiendo hasta refugiarse en Edom (que quedaba justo al sur de Moab).

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 175: Salmos 55-57

Lee los capítulos 55 al 57 del libro de Salmos (puedes leerlos dando click aquí: Salmos 55-57)

Notas De Estudio

Salmo 55: Una oración de auxilio. El salmista, en este caso David, se encuentra en medio de una situación tan difícil que le gustaría salir volando, escapar (4-6), pero por alguna razón reconoce que debe permanecer donde está y esperar el rescate del Señor. Generalmente el peligro se espera desde afuera, pero aún desde dentro de la ciudad (en la gente que el conoce, sus más cercanos) hay maldad (12-14). A pesar de eso: la confianza está en el Señor, al punto que nos recomienda a hacer lo mismo (v. 22)

Salmo 56: No se si te han llamado la atención algunos de los subtítulos. ¡A mi sí! Como este, del salmo 56: “Cántese con la melodía de «La paloma en los robles distantes»“. No conocemos esas canciones, pero es interesante como ya, hace miles de años, se usaban canciones como referencia musical para las melodías de otras.
Este salmo es otra oración de David en tiempos en que se encontraba en peligro, esta vez capturado por los filisteos (1 Samuel 21:10-11). Su confianza en Dios no desmaya sino que ora. Al final del salmo vemos que, parte del trato de liberación con Dios, es responder con obediencia a lo que ha prometido, y hace una declaración de confianza como si ya hubiese sido liberado (v. 13).

Salmo 57: Otro salmo de David, con referencias para la entonación melódica de esta canción. Una oración por rescate, en medio de estar huyendo de las garras del rey Saúl (1 Samuel 24:1-3).
David, en medio del peligro: oraba. A veces nosotros en medio del peligro: nos llenamos de ansiedad. Que el peligro, y el dolor sean oportunidades de oración al Altísimo, quien nos libera.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 89: 1 Samuel 28 al 31

Lee los capítulos 28 al 31 del libro de 1 Samuel (puedes leerlos dando click aquí: 1 Samuel 28-31)

Notas De Estudio

Capítulo 28: Al tener miedo del ejército filisteo, Saúl decide consultar al Señor. La mención de la muerte de Samuel en el pasaje no es solo una introducción a lo que veremos luego sino que nos indica que había cierta escasez de palabra profética de Dios en esos momentos. Dios no le responde a Saúl de ninguna manera, así que en su desesperación decide usar un medio que él mismo, al considerarlo maligno, ha tratado de eliminar: el uso de médium (también conocidas como pitonisas o adivinas). El hecho de que los soldados recomendaran una, indica que consultaban de vez en cuando o conocían a alguien que lo hacía. Viajar a Endor representaba un peligro pues estaba bastante cerca del campamento Filisteo, Saúl se disfraza esperando no ser reconocido y va con poca vigilancia. Al llegar a la adivina esta se adelanta presentando la orden de Saúl, lo que nos indica que es muy probable que en obediencia al designio del rey se había retirado del oficio. Aún así accede.
Este es uno de los pasajes más controversiales de la Biblia, controversial porque la ley de Dios prohíbe que se consulten a los muertos pero Saúl lo hace, y quien le habla a Saúl es precisamente el espíritu de Samuel, no un demonio u otra cosa sino Samuel mismo. De haber sido lo contrario la Biblia lo hubiese indicado. Lo que nos lleva a preguntarnos:
Si Dios prohíbe consultar a los muertos (Deuteronomio 18:9-14) pero en la Biblia se da un caso donde se hizo posible consultar a uno ¿entonces es posible consultar a los muertos o hablar con los muertos? Mi respuesta es: obedezcamos a Dios y no consultemos a los muertos. Aclarando que es muy probable que la razón por la cual no se nos permita consultarlos es porque pudiésemos saber cosas u obtener información que no podríamos manejar. Esto es precisamente lo que le sucede a Saúl, el espíritu del profeta le dice: “Mañana tú y tus hijos se unirán a mí, y el campamento israelita caerá en poder de los filisteos.”

Capítulo 29 y 30: Los filisteos, desconfiando de David, lo sacan del conteo de batalla. A pesar de que Aquis confiaba en David es muy probable que este, con todo el respeto que ha mostrado a Saúl hasta ahora, hubiese traicionado a los filisteos en medio de la batalla. Cuando David regresa a su campamento en Siclag los amalecitas habían tomado cautivo a todas las familias y se habían incendiado todo el campamento.
Las tropas de David se amontonaron contra él, pero en una muestra increíble de fe en Dios el capítulo 30 nos dice que: “cobró ánimo y puso su confianza en el Señor su Dios.” (v. 6) ¡Wow! Si hay algo que pudiésemos constantemente imitar de David es la capacidad de seguir confiando en Dios no importando las circunstancias, y a pesar de que los soldados estaban dispuestos a acabar con David él decide consultar a Dios con el fin de ver si era tiempo de atacar o no. En contraste con Saúl que no recibe palabra de Dios, a David se le responde inmediatamente y, en una muestra de la providencia de Dios, un esclavo abandonado es quien guía a David y su gente a los amalecitas, a quienes vencen tras pelear durante más de un día. Recuperando todo.
El envío de regalos sacados del botín es una muestra de diplomacia departe de David quien sabe que en cualquier momento podría contar con los ancianos de esas ciudades como lo ha hecho hasta ahora.

Capítulo 31: el final de este libro es sumamente trágico: Saúl y sus hijos (incluyendo a Jonatán con quien uno ha logrado cierta empatía por su corazón de hombre de Dios y su conexión cercana a David) mueren. Sus hijos a manos de los filisteos y Saúl, herido de guerra, decide suicidarse. Solo unos cuantos casos de suicidio se ven en la Biblia y no hay otra información con respecto al destino de esta gente, es en este pasaje donde también se ve una práctica no común en Israel: la cremación.
El libro termina con el cierre de un reinado para darle paso al principio de otro: el de David, quien ahora debe recuperar todo el terreno que se ha perdido a causa de la victoria que los filisteos han logrado.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 88: 1 Samuel 25 al 27

Lee los capítulos 25 al 27 del libro de 1 Samuel (puedes leerlos dando click aquí: 1 Samuel 25-27)

Notas De Estudio

Capítulo 25: En esos tiempos habían reglas implícitas de hospitalidad que se tomaban muy en serio, violarlas era una gran falta, no importaba si quien necesitaba ser hospedado era un desconocido. Había también bandas (o ejércitos) de hombres, rebeldes o mercenarios (soldados por encargo), quienes rondaban las afueras de las ciudades y en muchas ocasiones servían de vigilantes de los pastores de ricos señores, que hacían gratis (basándose en esa “regla no escrita de hospitalidad”) o como intercambio (por comida o por agua, por ejemplo).  Basándose en esta regla común de hospitalidad, David espera que Nabal sea recíproco a la ayuda brindada, pero él se niega insultando a David y reduciéndolo al nivel de un simple esclavo que se ha escapado de su amo. La furia que esto provoca en David lo lleva a decidir acabar con Nabal. Abigail, la mujer de Nabal, se entera de lo que ha sucedido y sabe que eso representa guerra (por la “regla no escrita de hospitalidad” ¿recuerdan?), pero como toda una mujer digna del poema a la “Mujer Virtuosa” (Proverbios 31:10-31) no se paraliza e, interceptando a David, lo impresiona con una cantidad exagerada de alimento y con palabras que finalmente suavizan la ira del ungido del Señor.
Nabal muere como resultado de lo que parece un infarto al recibir la noticia de lo que su esposa ha hecho. Al terminar el luto Abigail se une al grupo de esposas de David. En ese tiempo, como ya hemos visto, se acostumbraba a tener tantas esposas como tu dinero te lo permitía, lo único que impedía que tuvieses más de una esposa era la falta de recursos para mantenerlas.

Capítulo 26 y 27: A pesar de que Saúl le había prometido a David dejar de perseguirlo (1 Samuel 24) no cumple su promesa y otra vez se encamina en la búsqueda del hijo de Isaí. David otra vez gana ventaja sobre él y toma la lanza de Saúl como señal de que anda en son de paz y no de guerra y que, si hubiese querido, hace tiempo hubiera tomado la vida de Saúl. Saúl nuevamente promete no seguir tras David, pero su temple de necedad no le da confianza a David quien decide salir del territorio aledaño a Israel y mudarse entre los filisteos que, nunca Saúl hubiese considerado esa nación como un lugar de escondite para David por los conflictos continuos entre los hebreos y filisteos. Aquis, uno de los líderes filisteos, había hecho una especie de acuerdo con David en el que ambos se beneficiaban, y en base a información que David daba con respecto a los lugares que atacaba y mentía diciendo que sus ataques a veces golpeaban ciudades del territorio de Israel confiaba en él como un aliado seguro.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 87: 1 Samuel 22 al 24

Lee los capítulos 22 al 24 del libro de 1 Samuel (puedes leerlos dando click aquí: 1 Samuel 22-24)

Notas De Estudio

Capítulo 22: La cueva de Adulán se transforma en el arquetipo de comunidad social de los desprestigiados, gente que aprende a apreciarse y que le da pa´lante a pesar de que han sido exiliados de la sociedad. Estos forman el “primer pueblo” de David. David pide refugio para su familia en Moab, probablemente haya tenido parientes allí ya que es descendiente de Rut, quien vino de este pueblo. Las relaciones entre Israel y Moab siempre fueron hostiles, esta historia es la única excepción en toda la Biblia.
Para Saúl la guerra es por el reinado y está dispuesto a encontrar a David, su locura ha ido tan lejos que mata a un grupo de los sacerdotes consagrados a Dios, incluyendo (y a causa de) Ajimélec quien le dio la espada y los panes de preposición a David. Saúl no piensa en el sacrilegio que está haciendo, pues sospecha en todo el mundo como conspiradores en su contra. Doeg el edomita (que vimos en el capítulo anterior) es el único que se atreve a cumplir la orden del rey de matar a los sacerdotes, ya que es extranjero. Lo que Saúl no hizo por Amalec cuando Dios se lo ordenó (1 Samuel 15) mando a que fuese hecho por los sacerdotes de Dios.

Capítulo 23 y 24: el enfoque de estos dos capítulos es la búsqueda intensa de Saúl detrás de David, quien lleva a ambos de un lado a otro. En medio de esta carrera los dos grupos viajan en paralelo sin darse cuenta de lo cercano que están, Saúl toma ventaja cuando un ataque filisteo cambia todo el panorama y debe de enfrentarlos.
Finalmente es David que está en ventaja, pero decide perdonar la vida de Saúl. La actitud respetuosa de David hacia Saúl muestra el tipo de hombre que es, el Señor lo ungió a él pero también ungió a Saúl, entonces será en el tiempo de Dios que subirá al trono. Es el común denominador de las decisiones y las acciones de David: la búsqueda de Dios y de su voluntad, en base a eso es que él actúa. A diferencia de Saúl quien ha demostrado desde los primeros encuentros que tuvimos con él que es de temperamento impetuoso y descontrolado.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 86: 1 Samuel 19 al 21

Lee los capítulos 19 al 21 del libro de 1 Samuel (puedes leerlos dando click aquí: 1 Samuel 19-21)

Notas De Estudio

Capítulo 19: Los celos de Saúl hacia David crecen y está determinado a matarlo. En medio de toda esta situación son los hijos de Saúl (Jonatán, que es mejor amigo de David, y Mical que es su esposa) y luego Samuel quienes defienden a David de la furia de Saúl. Al final del capítulo 19 es el mismo Espíritu de Dios que haciendo que los enviados y luego Saúl profeticen, el que impide que David muera. Algo que también vemos en este capítulo es que es en esta ocasión donde inicia la popular frase “¿Acaso también Saúl es uno de los profetas?”, teniendo una pequeña contradicción con el cap. 10:10-12. Es muy probable que ambas historias se tengan tradicionalmente como las que iniciaron la frase y la Biblia las incluye ambas.

Capítulo 20: Este capítulo es una muestra profunda de la amistad que se tenían David y Jonatán. Se nos da a entender que Jonatán sabía que David como sería alguien grande en el futuro (v. 15 por ejemplo), y no podemos dudar que en una amistad tan profunda David no hubiese ocultado lo que pasó en secreto entre Samuel y su familia unos años antes. ¿Por qué Jonatán no está a la defensiva? ¿No es la vida de David una amenaza para que él continúe el reino de su padre? Hasta donde hemos visto, Jonatán es un hombre de Dios y con una sabiduría que excede a la necedad de Saúl, así que acepta la voluntad de Dios.
Sobre la fiesta de la luna nueva podemos leer en Números 28:11. La impureza ritual le impedía a alguien que pudiese participar en la fiesta. Un hombre podía volverse ritualmente impuro por emisión de semen o por tocar un animal o una persona muerta. En el caso de la emisión del semen uno pudiese volver a estar puro en la tarde.
A pesar de estarlo buscando para matarlo de forma evidente, es bastante raro el hecho de que a Saúl le extraña que David no haya venido a la fiesta y que su lugar esté vacío. Su actitud agresiva le hace ver a Jonatán que definitivamente su padre anda tras David y da la señal para que David escape.

Capítulo 21: David sigue huyendo de Saúl y miente al sacerdote sobre los motivos de su paso por el santuario. Los “panes de la preposición”  solo podían ser comidos por los sacerdotes o levitas y no por cualquier otra persona, pero el sacerdote hace una excepción si es que todos los hombres de David hayan estado puros ritualmente. A los soldados se les prohibía tener relaciones sexuales mientras estuvieran en guardia (Deuteronomio 23:10-12). El sacerdote (Ajimélec, quien es nieto de Eli) también entrega a David un arma, la de Goliat que se mantenía en el santuario como un trofeo. El oficial de Saúl evidentemente representa un peligro ya que seguro sabe que Saúl busca a David y que este no anda en ninguna misión del Rey.
David pasa al lado filisteo y llega a la ciudad de Gat donde debe fingir hacerse el loco para salvar su vida. En ese lugar se le reconoce como rey (v. 11) No se hace mención de los hombres que andaban con él, es muy probable que hayan estado ocultos mientras David trataba de negociar su estadía con los filisteos. Este evento con los filisteos es lo que inspira a David a escribir el Salmo 34.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 85: 1 Samuel 16 al 18

Lee los capítulos 16 al 18 del libro de 1 Samuel (puedes leerlos dando click aquí: 1 Samuel 16-18)

Notas De Estudio

Capítulo 16: A pesar de que Samuel se enojó mucho con la decisión del pueblo de buscar un rey, ha lamentado mucho el hecho de que Dios ha rechazado a Saúl. En un hecho que usualmente se repite cuando los profetas se encuentran inmersos en tristeza, el Señor no lo consuela sino que lo ordena levantarse para su próxima tarea: ungir al próximo rey. Samuel se dirige a Belén, a la familia de Isaí, mira al primer hijo quien es alto y de apariencia impresionante como un candidato perfecto pero el pasaje hace una antítesis de esto con lo que realmente quiere el Señor, ¿quién era más alto que todo Israel y apuesto? ¡Saúl! El próximo rey será de un corazón conocido por Dios, algo que ni siquiera puede ver. Todos los hijos de Isaí se queman en la prueba, “¿no tienes más hijos?” Samuel está seguro que es está familia, pero Isaí parece haber presentado a todos. “¡Ah! Hay uno que cuida las ovejas, ¿lo buscamos?” ¡Wow! Ni su padre sabía el potencial que había en David, quien también era de buena presencia pero: tenía algo más. Esto es una repetición de un patrón que ya vemos es bíblico: los menores son elegidos sobre los mayores. Abel sobre Caín, Isaac sobre Ismael, Jacob sobre Esaú, José sobre Rubén. Su unción se hace de forma secreta en presencia solo de sus hermanos.
Por pura “Diosidencia”, David termina al servicio de Saúl: el problema del rey suele resolverse con la habilidad musical de su sucesor. Esto quizás genera el aprecio de David por quien el llama “el ungido de Dios” (a pesar de que él mismo es el ungido).

Capítulo 17: “esta historia es el mejor ejemplo del triunfo de la fe sobre la fuerza física.” (Jewish Study Bible). David lo pone de esta manera: “El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo.” (v. 37). lo que se narra en este capítulo parece ocurrir antes que lo que leímos en el capítulo anterior: Saúl no conoce a David (en el capítulo anterior David tocaba para él) y David y su familia se nos presentan como si fuesen personajes nuevos (vs. 12-14). Un gigante aterra a los guerreros israelíes, su tamaño es impresionante (unos 9 pies, aproximadamente 9 metros) y el peso de sus armas nos dice bien cuán fuerte y poderoso era este hombre (solo la punta de su lanza pesaba 20 libras). La cuestión era fácil: quien lo venza gana la guerra pero si él vence los filisteos ganan. David es impresionado por la declaración del gigante y la parálisis del ejercito pero también por la recompensa que recibiría. Si leemos bien la historia y la analizamos cuidadosamente: es enviado porque no hay nada que perder, y hay hasta un elemento de burla al ponerle la armadura de Saúl (¿recuerdas que Saúl era de los más altos en Israel?), no creo que ninguno de ellos pensase que este pobre muchacho sobreviviría el ataque del gigante. David rechaza la armadura y toma las armas que él sabe usar, pero más que nada va con fe sabiendo que el Señor siempre le ha dado la victoria a su pueblo cuando el pueblo confía en su Mano y no en sus propias fuerzas. David gana lo que lo pone en una posición de ventaja sobre Saúl. En uno de los libros de Crónicas se narra la muerte del resto de los hermanos de Goliat, quienes también eran gigantes.

Capítulo 18: Empieza una amistad legendaria: la de David y Jonatán (el hijo de Saúl). David es reconocido como alguien valiente lo que despierta los celos de Saúl. Mil y diez miles siempre son usados como puntos de comparación en la Biblia (ver Salmo…)
A pesar de que el capítulo anterior Saúl no parece conocer a David, en el verso 10 de este capítulo vemos a David tocando para el rey quien es poseído por un espíritu maligno. Saúl no cumple el compromiso de dar su hija en matrimonio a David y la da a otro hombre, pero ofrece a David su otra hija como una trampa, pero David duplica la petición del rey (Saúl pide 100 prepucios de filisteos, David le entrega 200) y al rey no le queda otra que dar su hija a David, quien ahora se convierte en parte de la familia del rey.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 84: 1 Samuel 13 al 15

Lee los capítulos 13 al 15 del libro de 1 Samuel (puedes leerlos dando click aquí: 1 Samuel 13-15)

Notas De Estudio

Capítulo 13: Según vemos en este capítulo Saúl se ha convertido en un rey cuyo liderazgo es enfáticamente militar, y la victoria contra los amonitas le ha hecho ganar tal confianza que decide atacar a los filisteos qué, por todo lo que sabemos, eran gente más preparada para la guerra que los hebreos. El plan no sale como esperaban y el pueblo sale desbandado. Aunque no vemos la orden directa en el pasaje, aparentemente Saúl había pedido la ayuda del hombre de Dios para que intercediera por el pueblo que ahora estaba en guerra contra sus opresores, la respuesta de Samuel es que lo espere por siete días. Quizás una prueba al carácter de Saúl y la confianza en Dios en vez de sus propias habilidades y fuerzas. Era costumbre de los reyes que conocían a Dios orar, hacer sacrificios o consultar a los profetas y sacerdotes si era necesario ir a la guerra. Saúl consulta cuando ya no le queda de otra, como hacemos la mayoría de nosotros: damos los pasos y luego, cuando todo sale mal entonces buscamos de Dios. La cosa se empeora pues Saúl no espera, y la actitud de Samuel confirma que era una prueba del carácter del rey. Saúl muestra ser de un temple indomable y de un carácter acelerado, haciendo cosas que a él le parecen, fuera de la voluntad y el orden de Dios, y eso le costará su reino.
A pesar de que Dios se ha apartado decide seguir adelante con el ataque a los filisteos, con una gran desventaja: solo hay dos espadas en todo Israel: la del rey y la de su hijo, Jonatán, y solo los filisteos tenían las herramientas para amolar las armas.

Capítulo 14: En un movimiento valiente Jonatán decide ir contra los filisteos, no tiene ventaja alguna contra el enemigo pero, ¿qué puede perder? Decide accionar, y la frase es quizás una de las más profundas expresiones de confianza en el Señor de la Biblia (aunque con una leve carga de “duda”): “Espero que el Señor nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos.” (v. 6) En otras versiones dice: “Quizás el Señor nos ayude…” ¡Uff! La confianza en el Señor trae sus frutos y Jonatán vence a un grupo de filisteos devolviéndole el ánimo a las tropas de Israel. La batalla la gana el Señor (v. 23).
Seguimos viendo las exageraciones de Saúl en lo que ordena a los soldados: nadie come hasta que venzamos a los filisteos… ¿y cómo ganan si no comen? Ese tipo de votos se hacían en la antigüedad para matar a alguien en específico o para acabar con una pequeña cantidad de hombres pero contra todo un ejercito la idea es una locura. Su hijo es víctima de la “maldición” al comer un poco de miel, y solo los soldados salvan la vida. El capítulo termina nombrando los hijos e hijas de Saúl y hablándonos de su pasión por la guerra.

Capítulo 15: Este es uno de los puntos más dramáticos en la historia de Saúl: el hombre prueba no entender las instrucciones del Señor. Samuel lo llama necio y no en vano: ni siquiera se ha dado cuenta que ha desobedecido a Dios, solo lo reconoce cuando se le presiona. Unos versos que podemos apartar del capítulo para meditar son estos (vs. 22-23):
«¿Qué le agrada más al Señor:
    que se le ofrezcan *holocaustos y sacrificios,
    o que se obedezca lo que él dice?
El obedecer vale más que el sacrificio,
    y el prestar atención, más que la grasa de carneros.
La rebeldía es tan grave como la adivinación,
    y la arrogancia, como el pecado de la idolatría.
Y como tú has rechazado la palabra del Señor,
    él te ha rechazado como rey.»

En el capítulo puede parecer contradictorio la afirmación de Dios: “Me arrepiento de haber hecho rey a Saúl…”, frente a las últimas palabras de Saúl: “el que es la Gloria de Israel no miente ni cambia de parecer, pues no es *hombre para que se arrepienta.” (v. 29) Y surge la pregunta: “¿Dios se arrepintió pero no se… arrepiente? ¿Cómo así?” Ajá. En algunos momentos habrá contradicción cuando se trate de expresar los movimientos de Dios con sentimientos y emociones humanas. Dios “cambió de parecer” con respecto a Saúl pero su decisión de sacarlo del reino no lo hace sentir “remordimiento” al punto de que de vuelta atrás a su decisión.
Samuel nunca más volvió a ver a Saúl… Bueno, sí… pero eso lo veremos más adelante.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 82: 1 Samuel 7 al 9

Lee los capítulos 7 al 9 del libro de 1 Samuel (puedes leerlos dando click aquí: 1 Samuel 7-9)

Notas De Estudio

Capítulo 7: Samuel se constituye como juez y líder espiritual de Israel. Es el último de los jueces pero, a diferencia de los otros caudillos, no libera a Israel de forma militar sino que los lleva a una renovación espiritual y a una entrega con el Señor no vista desde tiempos de Josué. A pesar de no ser sacerdote ni levita, Samuel (y lo veremos en otras partes del libro) toma atribuciones sacerdotales al hacer sacrificios en nombre del pueblo ya sea de alabanza o de arrepentimiento. Se debe a que en el tiempo en que Samuel empieza a liderar Israel, el pueblo viene de una decadencia moral que incluía el deterioro espiritual de los sacerdotes y levitas.
A causa de la entrega del pueblo al Señor liderada por Samuel, es la misma mano de Dios que los libera de los filisteos, quienes no vuelven a someter a Israel todo el tiempo de Samuel. Para facilitar el gobierno en toda la nación, el capítulo termina indicándonos las rotaciones anuales de Samuel.

Capítulo 8: Ahora el libro salta directamente a los días finales del juzgado de Samuel, donde es ayudado por sus hijos. Como es común, los hijos no siguen sus pasos y obviamente todo el pueblo lo nota. Es en ese momento que el pueblo aprovecha para pedir un rey. Al principio pudiésemos entender que esto lo hicieron anticipándose a la muerte de Samuel, que traería (como vimos en casi todo el libro de jueces) un período de inestabilidad nacional donde el pueblo también sería arrastrado por los dioses y las costumbres de otras naciones, hasta que apareciese otro líder. Pero la razón se externa dos veces en el capítulo: quieren un rey “como lo tienen las demás naciones.”
Disgustado al sentirse rechazado, Samuel no rompe la costumbre de orar al Señor quien le confirma que haga lo que el pueblo le pide pues están rechazando al Señor, no quieren seguir firme al Señor y que El los guíe, sino que quieren seguir un hombre, siempre ha sido así (v. 8-9). La forma de Samuel (a pesar de su disgusto orar y presentarse a Dios) debe ser imitada por todos nosotros, muchas veces nos dejamos llevar por las emociones y actuamos de acuerdo a ellas, en vez de presentarnos al Señor y que El nos dirija.
A pesar de que Samuel les advierte lo que hará el rey, el pueblo sigue empeñado en su petición. Entonces ¡rey tendrán!

Capítulo 9: Todos los eventos del capítulo parecen ser accidentales, pero es Dios quien los dirige de modo tal que Saúl (que buscaba las burras de su padre) termine en reunión con Samuel.
Cuando ibas a ver un profeta era la costumbre llevar un regalo o una ofrenda, algunos aceptaban pero otros no. Cuando finalmente llega a Samuel, Dios le revela al profeta que Saúl será el rey, pero esta vez las razones no son las que vimos en el capítulo anterior, ahora vemos a Dios afirmando que esta será la persona que usará para librar a su pueblo de los filisteos en respuesta a la oración del pueblo. Así que es muy probable que haya pasado un buen tiempo desde la petición que vimos en el capítulo anterior y los eventos narrados en este capítulo.
La respuesta de Saúl a Samuel (“¿No soy yo de la tribu de Benjamín, que es la más pequeña de Israel? ¿Y no es mi familia la más insignificante de la tribu de Benjamín?” v. 21) no debe tomarse como una muestra de humildad, era común hacerse el “más pequeño” cuando alguien reconocía tus capacidades o te profetizaba que serías usado por Dios de gran manera. Era más una forma de decir: “¡Ay no! ¿Yo?” Llamémosle “modestia”. Para que entendamos bien el punto solo debemos comparar los versos 21 y el 1.
La unción de Saúl debe mantenerse en secreto a causa de los filisteos.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™