Categories
Biblia Completa

Día 261: Amós 1-4

Lee los capítulos del 1 al 4 del libro de Amós (puedes leerlos dando clic aquí: Amós 1-4).
Notas De Estudio
Introducción Al Libro: Amós era pastor de una villa llamada Tecoa que se encontraba a unos 15 kms. al sur de Jerusalén. A pesar de que era de Judá fue enviado a profetizar a Israel (el Reino del Norte), convirtiéndose así en el primero de los profetas del Siglo 8 a.C., lista que incluye a Isaías, Oseas y Miqueas. Fechado alrededor del 760 a.C., en un mundo donde el Santuario de Betel servía como lugar cúltico e idolátrico central del Reino del Norte. Mientras condena Israel al mismo tiempo señala las enfermedades políticas y sociales del pueblo, en contraste con Oseas quien se enfoca en las enfermedades religiosas. Así que, no es de sorprendernos que muchos de los lectores de este libro en nuestro tiempo lo ven como una fuente inspiradora para la renovación de las estructuras sociales.
El tiempo en que Amós profetizó fue bastante corto y aparentemente escribió sus profecías al volver a Judá.
Capítulo 1-2: El libro es único en el sentido que abre el libro con una declaración temática:
“«Cuando Dios se enoja
y habla desde Jerusalén,
se marchitan los pastos;
¡se reseca el monte Carmelo!»”
(Amós 1:2)
Y estos capítulos comprenden profecías contra las naciones que rodean a Israel. Si has venido leyendo la Biblia Completa con este programa son las mismas naciones a las que apuntan los otros profetas: Siria (Damasco), Filistea (Gaza), Tiro, Edom, Amón, Moab, finalizando con Judá e Israel. Nos puede parecer natural que un profeta hable en contra de cualquier nación, pero estas naciones no servían a Dios, ¡al contrario! Entonces, ¿cómo y quién le da la autoridad a este profeta para profetizar contra ellas? El Dios del cielo y de la tierra, ¡claro! Lo que nos afirma la superioridad de Dios sobre todo. Ese es el mensaje implícito que hay bajo estas profecías. Las profecías contra estas ciudades se basan en maldades específicas y en ciertos casos en eventos contemporáneos o no muy lejanos a la época de Amós. La maldad de Judá es su rebelión contra Dios, la de Israel las injusticias sociales y el liberalismo.
Capítulo 3: En este capítulo Amós responde a esos que pudiesen clamar que él no tiene autoridad para profetizar contra Israel porque son los “elegidos de Dios”. Contra estos cargos Amós profetiza que:
(1) su elección garantiza que ellos serán juzgados ¡es la razón por la que se les juzga! (1-3)
(2) Dios ha hablado, por tanto: el profeta debe hablar (4-8)
(3) Israel es tan malvado que aún las naciones que los rodean (¡y que son perversas!) podían sentarse como jueces en contra de ellos (9-11).
Capítulo 4: Este capítulo comprende dos unidades, cada una es una acusación que es seguida por planteamientos religiosos usados de manera irónica. La primera parte es contra las mujeres ricas de Samaria (las llama “vacas gordas de Basán”) y la segunda acusa a Israel de no ponerle atención a todas las palabras de juicio que escucharon antes. Al final Amós da una doxología que parece una amenaza más que palabras de ánimo, describiendo el poder de Dios.
 
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————
 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Categories
Biblia Completa

Día 77: Jueces 15 al 17

Lee los capítulos 15 al 17 del libro de Jueces (puedes leerlos dando click aquí: Jueces 15-17)

Notas De Estudio

Capítulo 15: Furioso por la noticia de que su esposa se le ha dado a otro, Sansón decide dar un golpe astuto a los filisteos. Una cosa lleva a la otra y finalmente acaba con mil de ellos usando solo la quijada de un burro.
Al tener sed y orar, Sansón reconoce que su fuerza proviene de Dios, milagrosamente sale agua del suelo.
Según el verso 20 podemos deducir que ese fue el momento en que Sansón empezó a ser juez sobre Israel, su gobierno duró 20 años, pero el capítulo aclara que lo hizo durante el tiempo en que los filisteos oprimían a Israel, dando a entender que, a pesar de que acabo con cientos de ellos, no liberó a Israel de la opresión de los habitantes de Filistea.
Capítulo 16: El capítulo comienza con la descripción de una hazaña que nos hace imaginar la increíble fuerza de Sansón: levantó las puertas de una ciudad con todo y postes. Para que tengas un idea: estas puertas eran de una ciudad amurallada y por tanto debían poder resistir al punto de mantener al ejercito afuera o darle mucho trabajo destruirla. Es decir: ¡era muuuuy pesada! Sumemos a eso que caminó con la puerta unos 58 kms., o sea: iba corriendo y súper rápido.
Ahora aparece la famosa Dalila en escena, ella es junto a Sansón uno de los personajes más famosos de la Biblia. No sabemos si Dalila era filistea, el pasaje ni siquiera menciona de dónde era, pero si era por su lugar de origen (el valle de Sorec) es más probable que haya sido israelí y no filistea. A ella se le ha pagado con el fin de sacar información de Sansón: ¿de dónde viene su fuerza? El hecho de que quieran investigar nos hace pensar en dos cosas:
1- El cuerpo de Sansón no aparentaba ser de alguien que tenía esa fuerza, por tanto…
2- Sospechaban que su fuerza venía de una fuente externa a él.
Sea lo que sea: todo el mundo tiene un “punto debil” y hay que investigar cuál es el de este hombre con súper fuerza. Su punto débil: Dalila, es la primera vez que leemos que Sansón se ha enamorado y se menciona el nombre de la mujer, quien logra sacarle el “secreto”: como nazareo, no puede cortarse el pelo.
Los filisteos esclavizan a Sansón, y lo humillan. Meses después él acaba con sus principales líderes cuando derrumba la columnas del templo del dios filisteo Dagón.
Capítulo 17: El capítulo 17 abre la última sección del libro en donde el estado de anarquía de Israel se hace cada vez más evidente (“en esos tiempos no había rey en Israel y cada uno hacía lo que bien le parecía…”). La historia inicia con Micaía quien empieza su propio culto “al Señor” pero con una imagen hecha con dinero robado a su madre y nombrando como sacerdote a su propio hijo. Como en esa época los levitas, de un culto a un Dios que ahora era desconocido para la mayor parte de Israel, andaban de aquí para allá buscando formas de vida (recordemos que los levitas no recibieron herencia como las demás tribus), Micaía contrata a uno y lo pone como director de su culto. La locura es que se siente feliz porque tiene “su levita privado”.
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™