Día 329: Hebreos 11-13

Lee el libro Hebreos 11-13 (puedes leerlos dando clic aquí: Hebreos 11-13)

Notas de Estudio

Capítulo 11: La mayoría sabemos que algo indispensable en el nuevo pacto es la fe, uno deja de confiar en las obras de la Ley y confía (tiene fe) en el sacrificio de Cristo como obra suficiente para nuestra salvación. La fe no es “ciega”, ni es “un salto al vacío”, la fe tampoco es carencia de evidencia. Decir que la “fe es ciega” es decir que ignoramos completamente que Dios obra, sin embargo: sabemos que Dios obra y que es Poderoso para hacer lo que es imposible para los hombres. Si decimos que la fe “es un salto al vacío” estamos diciendo que no hay nada en Dios, pero sabemos que eso es así. Si decimos que la fe es “carencia de evidencia” entonces estamos diciendo que no hemos visto nunca obrando a Dios de ninguna manera por tanto no tenemos evidencia de que El trabaje. Obviamente: la fe puede empezar sin ver, se puede sentir (que no es lo mismo que “es”) como si fuese un salto al vacío ya que nos exige dar pasos que parecen ilógicos. El autor de Hebreos la define como “Estar convencido de que algo existe aún cuando no se pueda ver.” Y da un paso gigantísimo en la continuidad de los dos pactos: la fe no era ajena al antiguo pacto, ¡al contrario! toda la gente que hemos admirado en el Antiguo Testamento era gente de fe, dándonos un listado desde Abel hasta un grupo de hombres y mujeres sin nombre, que vivieron de tal forma la fe que el mundo no merece gente así. La fe es indispensable para agradar a Dios porque “Para ser amigos de Dios, hay que creer que él existe y que sabe premiar a los que buscan su amistad.” (v. 6)

 

Capítulo 12-13: Como estas personas son “nuestros testigos”, es decir: son el ejemplo que debemos a seguir, y son también “la pauta que ha marcado el Señor, entonces no debemos apuntar más bajito, sino que deberíamos darle a todo lo alto con el tema de fe. ¿Cómo hacemos eso? Poniendo nuestros ojos en Jesús y no distrayéndonos con las cosas de este mundo. Eso es sumamente importante porque mientras practicamos la fe: sufrimos. ¡Cristo también sufrió! Y lo hizo por nosotros. Así que, de Cristo no solo aprendemos cómo vivir por fe (Jesús permanecía constantemente en el Padre y buscaba la forma de hacerlo y nos insto a hacer lo mismo), sino también como sufrir. Hay un sufrimiento que también es por corrección.

Al final del capítulo 12 el autor hace una comparación semejante a la que Pablo hace en Gálatas entre Agar (a quien conecta con el Monte Sinaí o Antiguo Pacto) y Sara (a quien conecta con el Monte de Sión, Jerusalén). El autor de Hebreos sin usar la analogía de Sara y Agar, usa los dos montes, para enseñarnos sobre acceso a Dios. En el Sinaí la gente tenía temor de acercarse a Dios en el Monte de Sión la gente puede acercarse con confianza.

El capítulo 13 es un conjunto de consejos generales sobre la vida cristiana.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————  
El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 328: Hebreos 8-10

Lee el libro Hebreos 8-10 (puedes leerlos dando clic aquí: Hebreos 8-10)

Notas de Estudio

Capítulos 8-10: Como han notado el libro de Hebreos tiene un alto contenido de comparaciones del sistema antiguo de la Ley Mosaica con Jesucristo (lo que algunos conocen como “Tipología Bíblica”, que es el estudio de las cosas que en el Antiguo Testamento señalan hacia el Nuevo Pacto). El autor nos señala que todo lo que se hacía en el AT es “símbolo” de lo que venía “para el tiempo presente” (9:9-10 RVC), como dice en otra versión “Sombra de lo que había de venir”. Y volvemos al lenguaje comparativo: un símbolo (el sistema de Ley Mosaica) es inferior a lo que representa (el Nuevo Pacto en Jesucristo) y lo representado siempre será mejor que el símbolo que lo representa.

De la comparación del sistema sacerdotal pasa a compara los pactos (antiguo y nuevo). Podemos sacar algunas cosas:

– El pacto antiguo no era perfecto, por eso necesitaba renovación, bajo el pacto renovado la gente sabrá de corazón y de memoria las enseñanzas de Dios, no habrá necesidad de maestros.

– Los sacrificios ya no son necesarios.

– El Templo (tabernáculo o santuario) ya no es necesario, y también representa un santuario mejor, desde donde sirveJesús.

– La ley no nos hace perfectos, bajo el dominio del Antiguo Pacto siempre se señalaba nuestra imperfección, ya que el sacrificio debía ser continuo. En el Nuevo Pacto la meta es la perfección no a través de lo que demos sino a través del sacrificio de Cristo, una vez y para siempre, sacrificado El mismo, su sangre, para que en Él encontremos perfección.

Ahora tenemos acceso directo al Padre, ya no necesitamos sacerdotes intermediarios, y se nos ha reconciliado con Dios. Pero debemos seguir confiando en Dios, teniendo fe, siendo reverentes en todo lugar (no solo en “el templo”, ya que el sistema viejo es abolido somos templo de Dios en donde quiera que vamos), y obedientes a Dios en agradecimiento a su gracia.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————  
El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 327: Hebreos 5-7

Lee el libro Hebreos 5-7 (puedes leerlos dando clic aquí: Hebreos 5-7)

Notas de Estudio

Capítulos 5-7: El autor de Hebreos tiene la difícil tarea de explicar la transición de “La Ley a la Gracia”. Si has seguido esto en orden, ya leíste como Pablo se lo explica enfáticamente a los Romanos y principalmente a los Gálatas (quienes se habían dado un “downgrade” de gracia a Ley), pero Pablo no necesitaba explicarlo desde todo el sistema de la Ley Mosaica porque escribe principalmente a gentiles (no-judíos), quienes desconocen en sí la Ley. Con el que escribe la Epístola a los Hebreos es diferente, está escribiendo a gente que conoce la Ley y los sistemas rituales e institucionales del judaísmo, por tanto necesita ser cuidadoso en explicarle a ellos, que como judíos también son cristianos (aunque algunos versículos en la carta nos sugieren que algunos se habían apartado de la fe) como Jesús es superior a toda la ley. En el caso de estos tres capítulos: ¿cómo Jesús es superior a los sacerdotes como intermediario entre nosotros y Dios? El autor responde la pregunta de la siguiente manera:

1- Dios los eligió a su Hijo para que fuese SUMO Sacerdote, llegando a ser más “Sumo” que los Sumos (los judíos elegían un sumo sacerdote cada año, en el tiempo de Jesús eran dos).

2- Es superior en el sentido que no tiene ni principio ni fin, siempre fue (Juan 1:1-2) y siempre ha sido, de la misma manera siempre será. Para esto hace la comparación con Melquisedec (Génesis 14: 17-20), quien bendijo a Abram cuando venía de rescatar a los reyes de Sodoma y Gomorra (a causa de que su sobrino vivía entre ellos y también había sido capturado). El autor defiende que Melquisedec es superior a Abraham porque lo bendijo, quien bendice es superior al bendecido. Por tanto, Jesús no es de la orden de Aarón (de donde provenían todos los sacerdotes) sino de la “Orden de Melquisedec”, superior a Aarón y sus descendientes. Este punto es básicamente importante porque para los judíos el aspecto genealógico es crítico, representa la legitimidad de la función dentro del pueblo.

3- Este Sacerdote (Jesús) es superior a los demás sacerdotes ya que no necesita hacer sacrificios diarios sino que hizo un sacrificio una vez y para siempre (se ofreció a sí mismo). Es un mejor acuerdo que los anteriores, y el ingrediente que ponemos es fe, lo que lo hace sumamente superior ya que en el antiguo pacto el ingrediente eran animales (la ofrenda variaba dependiendo el status económico del ofrendante del sacrificio).

Nos insta también el autor a cuidar nuestra salvación (5:11-6:12), viviendo de una forma que agrada a Dios. La gracia no es excusa para la pereza ni para el pecado, así que debemos andar con cuidado.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————  
El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

 

Día 326: Hebreos 1-4

Lee el libro Hebreos 1-4  (puedes leerlos dando clic aquí: Hebreos 1-4)

Notas de Estudio

Introducción a la Epístola: La Epístola a los Hebreos tiene dos fines principales:
– Exaltar a Jesús como Dios y el Hijo del Hombre, por lo tanto como el único que puede ser un mediador entre Dios y los hombres.
– Exhortar a los creyentes a crecer en madurez y vivir por fe.
Desconocemos quién es el autor. Lo que si sabemos es que el autor era un cristiano de “segunda generación”, ya que afirma haber recibido el mensaje de “aquellos que lo escucharon” de Jesús mismo (2:3). Como Pablo declaraba que el evangelio le fue revelado directamente de Cristo (1 Corintios 15:8; Gálatas 1:12), es dudoso que sea el autor de Hebreos. El autor, quien también conocía a Timoteo, se refiere a él como “nuestro hermano” (13:23) y no como “mi verdadero hijo en la fe” (1 Timoteo 1:2), como Pablo lo llamaba. Algunos afirman que el escritor fue Apolos por el contenido elevado de la carta en material teológico (y ciertas influencias filosóficas). El libro fue escrito antes del año 70 d.C., ya que no hay mención de la destrucción y caída de Jerusalén, al contrario: hay múltiples referencias al sistema del templo. Lo más probable es que haya sido escrito durante la persecución de Nerón o justo antes de la destrucción del templo.*
Ningún otro libro de la Biblia nos muestra la continuidad existente entre Antiguo y Nuevo Testamento, o combina las prácticas del templo (sacrificios, sacerdotes, funciones sacerdotales) con la persona, atributos y vida de Jesucristo, así que su contribución al texto bíblico es impresionante.
Capítulos 1-4: El autor le escribe a una audiencia complicada: cristianos judíos (“hebreos” porque son de raza hebrea, aunque para esa época ya no hablaban el idioma hebreo), quienes necesitan hacer sentido de la fe cristiana dentro del contexto judío y todo el aparataje de la ley. ¿Cuál es la posición del Mesías dentro de todo lo que hacíamos antes? ¿Cómo complementamos nuestro “judaísmo” con Jesucristo?
El punto central de los primeros dos capítulos es que todo en la creación es centrado en Jesucristo. El autor está convencido que Jesús es el punto de enfoque en el que todo lo que Dios ha hecho encuentra sentido, es el agente de la creación, la revelación más alta, el juez de la historia y el mediador de la redención. Y vemos como en los cuatro capítulos leídos se va moviendo desde los seres celestiales que sirven a Dios (ángeles) pasando a través de Moisés y luego cayendo en los sacerdotes, comparándolos con Cristo y comprobando por las Escrituras la superioridad de Jesús sobre todos. Esto es sumamente importante para el punto que viene: toda la ley encuentra su resumen, sentido y finalidad en Cristo.
*Tomado del HCSB Study Bible
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————  
El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Santidad Es El Punto Clave

He estado pensando en “santidad”, ser santo, lo que envuelve. Me alarma el hecho que no me había alarmado el poco o ningún énfasis que se le hace al asunto. Hoy tenemos líderes increíbles, que atraen una multitud extasiada, pero pocos santos. Tenemos muchos ejemplos de liderazgo, pocos ejemplos de santidad. Hoy se escribe mucho de cómo manejarnos en el liderazgo institucional, cómo replicar lo que a otros le funcionan, pero pasamos por alto el “sin santidad nadie verá al Señor.” (Hebreos 12:14 PAR)

Me imagino cómo pasó (me imagino, porque no estuve ahí…):
En la época en que la iglesia parecía estar en decadencia (la gente no se veía atraída por los servicios, dejaba las congregaciones de forma masiva, muchas congregaciones cerraron, etc.) y la situación parecía emergente (llamémosle “y Moisés no bajaba de la montaña”), a poca gente, por no decir a nadie, se le ocurrió orar  y esperar con paciencia que algo pasara,  o llamar a una conexión más profunda con Dios, sino preguntar “¿por qué la gente no quiere venir a las reuniones eclesiales?” ¿Y quién respondió? La gente que estaba afuera, ¡ah! y los cristianos que también miraban más afuera que a sus Biblias, ¿las respuestas?:
• Mejor música.
• Sermones más actualizados, ¿santidad? ¡nah! eso es un asunto complicado.
• Más colores.
• Tiempos más cortos.
• Cero mensajes ofensivos sobre nuestra necesidad de cambiar el corazón.
• ¿Sigo?

Y se hizo. Llamémosle “y Aaron hizo un becerro”.
¡Qué mal nos hemos hecho!
Pero ya no vale la pena mirar atrás. Hay que pensar en cómo recuperamos el terreno que se perdió en nuestra confusión. Santidad es el punto clave. ¡Necesitamos más santos! El santo trata a todas las cosas (su tiempo, sus posesiones, su comida), a todas las personas y a sí mismo: con respeto.
¿No sería lo mejor que nos pudiese pasar?

¡Santidad!
Ahora, dirás: ¿es posible ser santo? ¿no es como difícil esa cuestión?
Hablemos de eso… pero en otro post. Antes: ¿Cómo luce un santo?

——————————————————-
El Círculo • www.circulojuvenil.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto de Thomas Hawk
Usado Con Permiso • Creative Commons