Día 77: Jueces 15 al 17

Lee los capítulos 15 al 17 del libro de Jueces (puedes leerlos dando click aquí: Jueces 15-17)

Notas De Estudio

Capítulo 15: Furioso por la noticia de que su esposa se le ha dado a otro, Sansón decide dar un golpe astuto a los filisteos. Una cosa lleva a la otra y finalmente acaba con mil de ellos usando solo la quijada de un burro.
Al tener sed y orar, Sansón reconoce que su fuerza proviene de Dios, milagrosamente sale agua del suelo.
Según el verso 20 podemos deducir que ese fue el momento en que Sansón empezó a ser juez sobre Israel, su gobierno duró 20 años, pero el capítulo aclara que lo hizo durante el tiempo en que los filisteos oprimían a Israel, dando a entender que, a pesar de que acabo con cientos de ellos, no liberó a Israel de la opresión de los habitantes de Filistea.

Capítulo 16: El capítulo comienza con la descripción de una hazaña que nos hace imaginar la increíble fuerza de Sansón: levantó las puertas de una ciudad con todo y postes. Para que tengas un idea: estas puertas eran de una ciudad amurallada y por tanto debían poder resistir al punto de mantener al ejercito afuera o darle mucho trabajo destruirla. Es decir: ¡era muuuuy pesada! Sumemos a eso que caminó con la puerta unos 58 kms., o sea: iba corriendo y súper rápido.
Ahora aparece la famosa Dalila en escena, ella es junto a Sansón uno de los personajes más famosos de la Biblia. No sabemos si Dalila era filistea, el pasaje ni siquiera menciona de dónde era, pero si era por su lugar de origen (el valle de Sorec) es más probable que haya sido israelí y no filistea. A ella se le ha pagado con el fin de sacar información de Sansón: ¿de dónde viene su fuerza? El hecho de que quieran investigar nos hace pensar en dos cosas:
1- El cuerpo de Sansón no aparentaba ser de alguien que tenía esa fuerza, por tanto…
2- Sospechaban que su fuerza venía de una fuente externa a él.
Sea lo que sea: todo el mundo tiene un “punto debil” y hay que investigar cuál es el de este hombre con súper fuerza. Su punto débil: Dalila, es la primera vez que leemos que Sansón se ha enamorado y se menciona el nombre de la mujer, quien logra sacarle el “secreto”: como nazareo, no puede cortarse el pelo.
Los filisteos esclavizan a Sansón, y lo humillan. Meses después él acaba con sus principales líderes cuando derrumba la columnas del templo del dios filisteo Dagón.

Capítulo 17: El capítulo 17 abre la última sección del libro en donde el estado de anarquía de Israel se hace cada vez más evidente (“en esos tiempos no había rey en Israel y cada uno hacía lo que bien le parecía…”). La historia inicia con Micaía quien empieza su propio culto “al Señor” pero con una imagen hecha con dinero robado a su madre y nombrando como sacerdote a su propio hijo. Como en esa época los levitas, de un culto a un Dios que ahora era desconocido para la mayor parte de Israel, andaban de aquí para allá buscando formas de vida (recordemos que los levitas no recibieron herencia como las demás tribus), Micaía contrata a uno y lo pone como director de su culto. La locura es que se siente feliz porque tiene “su levita privado”.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 76: Jueces 12 al 14

Lee los capítulos 12 al 14 del libro de Jueces (puedes leerlos dando click aquí: Jueces 12-14)

Notas De Estudio

Capítulo 12: de la misma forma en que abordaron a Gedeón, la gente de Efraín se queja con Jefté por no haber sido invitados a la guerra. Pero, a diferencia de la experiencia de Gedeón en la que el conflicto terminó resolviéndose con cierta diplomacia, Jefté los enfrenta y los vence. El pasaje parece indicarnos que la lucha con Jefté y Efraín duró hasta el día de su muerte.
Luego de la muerte de Jefté sigue otro grupo de los llamados “Jueces Consecutivo”, ya que gobiernan uno justo tras el otro y no le dan espacio a Israel para interactuar suficiente con los otros pueblos como para que se aparten del Señor. Estos fueron: Ibzán, Elón y Abdón. Ya varias veces hemos notado que se menciona que tal y tal juez tenía tantos hijos que montaban sobre sus propios burros, etc. Al mencionar la cantidad de hijos el autor nos quiere dar a entender la extensa capacidad de conexiones que tenía el juez, mientras más hijos que pudiesen casarse con mujeres de otros lugares y tierras, mayor era la red de relaciones y por tanto mayor su manejo de poder.

Capítulo 13: Desde este capítulo hasta el 16 se narra la historia de Sansón, el más famoso de todos los jueces, indiscutiblemente por su increíble fuerza. Sansón no pelea con ejércitos sino individualmente y los pasajes se centran más en controversias alrededor de su persona en vez de pugnas entre naciones. Es un personaje contradictorio porque está consagrado al Señor, es nazareo (ver Día 41 BibliaCompleta), pero al mismo tiempo es un hombre con debilidad hacia las mujeres y específicamente las mujeres filisteas.
Su nacimiento es anunciado por el Ángel del Señor, que aparece primero a la madre (que era estéril) y luego al padre. Al sospechar que podría ser un ángel, Manoa lo invita a comer lo que era una forma típica de saber si era un ángel de Dios o solo un hombre: efectivamente es el Ángel del Señor y no acepta la comida sino que pide un sacrificio. En el moderno Israel, en la ciudad de Zora está lo que se cree es el altar donde Manoa hizo el sacrificio al ángel.
Las especificaciones son claras: el niño será nazareo, consagrado al Señor y por tanto no beberá alcohol y nunca cortará su pelo. Se llamará Sansón que en hebreo significa “Luz del Sol”. El capítulo termina diciendo que el Espíritu del Señor comenzó a manifestarse en él a edad muy temprana, no especifica cómo.

Capítulo 14: Sansón decide casarse con una mujer filistea, lo que se nos presenta en el pasaje como parte del plan de Dios para acabar con el gobierno de los filisteos sobre los israelitas. El hecho de que Sansón matara a un león (quienes habitaban esa parte del mundo en la época) solo con sus manos, nos da a indicar la fuerza que tenía. A causa de un acertijo propuesto por él, evidentemente para tomar ventaja económica de los invitados a la boda, empiezan los problemas con los filisteos. Sansón los irá debilitando con una serie de pequeños encuentros violentos en vez de guerras y batallas armadas. El que vimos en este capítulo es solo el comienzo de muchos.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 75: Jueces 9 al 11

Lee los capítulos 9 al 11 del libro de Jueces (puedes leerlos dando click aquí: Jueces 9-11)

Notas De Estudio

Capítulo 9: Era común que cuando algunos caudillos morían se levantara una pugna entre los hijos. Abimelec (su nombre significa “padre del rey”), anticipa cualquier situación entre hermanos y, convenciendo a los hombres de su pueblo, los elimina a todos. De hecho, se transforma en el primer rey nombrado en Israel aunque solo por tres años y probablemente no de preeminencia nacional sino solo sobre algunos territorios.
Joctán (su nombre significa “Dios actúa con integridad”), su hermano menor, escapa y denuncia a través de una parábola, que actos tan violentos como esos acarrearán consecuencias sobre los que han participado o permitido que pasen.
La parábola del hijo menor de Gedeón resulta una profecía: Abimelec es afectado por un espíritu maligno, tipo lo mismo que le sucedía al rey Saúl (1 Samuel 16:14), tiene encuentros con traidores, destruye su propia ciudad poniendo sal sobre ella en señal de que es maldita y nadie debe reconstruirla, y muere mientras trata de detener una de las tantas pequeñas rebeliones contra él que habían surgido.

Capítulos 10 y 11: Después de Abimelec aparecen dos jueces consecutivos (Tola y Yair) entre los que no se repite el patrón de pecado del pueblo sino que se mantienen siguiendo a Dios, esto gracias a la cercanía de un juez y otro, no hay espacio entre ellos que permita que los israelitas se aparten tras las naciones y sus costumbres. Son llamados los “jueces consecutivos”.
Después de Yair no aparece otro juez sino que hay un período en que el pueblo está “de su cuenta”, lo que da espacio a que se aparten de Dios y se inclinen al pecado. Esta vez la opresión parece ser bien severa, con los Filisteos de un lado y los amonitas de otro. Claman a Dios pero este rechaza el clamor, insisten pero esta vez su oración va acompañada por actos de arrepentimiento en donde se deshacen de los dioses que tenían, y de esta forma Dios mira con favor de nuevo al pueblo.
Es en este ínterin que aparece Jefté, hijo de Galaad con una prostituta y por ende rechazado por sus hermanos. En un momento de desesperación los hombres de Galaad buscan a Jefté, que se ha unido a un grupo de mercenarios y salteadores.
El punto crítico lo vemos en el capítulo 11: Jefté pide a Dios la victoria y le promete que sacrificará en holocausto (sacrificio quemado) a la primera persona que salga a su encuentro si el Señor permite que ganen. Ganan y la primera persona que sale es su hija. Tristemente Jefté decide seguir con su promesa bajo la aceptación de su hija.
Un montón de preguntas surgen:
¿Sacrificios humanos? ¿cómo así? ¿Dios no los prohíbe? ¿La sacrifico realmente?
Una interpretación idealista suele decir que realmente la hija no fue sacrificada sino que fue consagrada al Señor y por ende nunca pudo casarse. La verdad es que sí fue sacrificada. De que Dios allá aceptado el sacrificio como agradable ya eso es otra cosa. Según la misma ley los sacrificios no podían ser hechos en cualquier lugar, solo en el altar de bronce y en el lugar que se asigne como morada al holocausto, y estaba en prohibición los sacrificios humanos. Es una de esas veces en que nos damos cuenta que la locura y el desconocimiento de la Ley de Dios que tenían los hijos de Israel los había llevado a confundir a Dios dentro de los patrones macabros de los dioses de la zona a los que constantemente se habían inclinado.

 

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 74: Jueces 6 al 8

Lee los capítulos 6 al 8 del libro de Jueces (puedes leerlos dando click aquí: Jueces 6-8)

Notas De Estudio

Capítulo 6: Los madianitas (quienes eran descendientes de Abraham por parte de una de sus concubinas según vemos en Gen. 25) le hacen la vida imposible a los israelitas, pero esto a causa de que los hijos de Israel se habían apartado del Señor. Sus tácticas eran bien pensadas: si los israelitas no tenían ni ganado ni cosecha, iban siempre a depender de los madianitas para alimento, haciéndolos indispensables. Hacían guerra de “forma inteligente”. Así que los de Israel clamaron al Señor, pero la respuesta del Señor es una especie de: “Esto les pasa por no obedecerme.”
El ángel del Señor aparece a Gedeón quien tiene todas esas preguntas “existenciales” que uno se hace cuando los eventos y las circunstancias no concuerdan con “el Señor está con nosotros”. Lo que Gedeón no entiende, como buen hijo de una generación que no enseñó a su descendencia la Torá y el pacto de Dios con su pueblo, es que todo esto es consecuencia de un pueblo cuyo corazón se ha apartado de Dios. Los ángeles del Señor aparecían con forma de hombres, así que Gedeón no sabe que está hablando con el Ángel de Dios hasta que se cumple su señal. Como es típico de estos encuentros con Dios, hay temor bajo la creencia de que quienes ven a Dios mueren.
Dios lo ha elegido a él, y su primera asignación es destruir el altar de Baal que pertenece a su familia, lo hace y en su lugar construye un altar al Señor. Ese altar es una obvia señal de que ahora quien manda es Adonai, Elohim, el Señor no un dios de cuarta categoría como Baal, que ni siquiera puede defenderse. A pesar de que Dios ha prometido estar con él, y de que ha estado actuando bajo llenura del Espíritu de Dios (v. 34), Gedeón pone varias señales para asegurarse de que es realmente Jehová quien lo está llamando. Esta historia es siempre citada cuando se habla de señales y cuántas veces se debe pedir confirmación al Señor, pero debemos entender que este hecho particular no debe ser tomado como el patrón para pedir señales al Señor.

Capítulo 7: Podemos llamar a este capítulo “La Verdadera Historia de 300”, que sucedió cientos de años antes que la historia que hoy conocemos por la película basada en los comics de Frank Miller. El ejercito es reducido por orden de Dios, la victoria viene de sus manos y está despejando cualquier elemento que dé a entender que la fuerza de los hombres lograron esto contra los opositores de Israel. Tiene 32 mil hombres en sus manos, y bajo el aviso común: “Todo el que tenga miedo que se retire”, se van unos 22 mil hombres. Quedan 10,000 pero todavía el número parece grande al Señor. Así que Dios pide que Gedeón lleve su ejercito a las aguas, donde son elegidos solo 300: los que llevaron el agua a la boca y de ahí la tomaron, los demás (los 9,700 que se arrodillaron y metieron la cabeza en el agua) son enviados a sus casas.
En ambos envíos hay sabiduría:
1- Los soldados con miedo salen corriendo en medio de la batalla poniendo en peligro a los demás compañeros.
2- Quien baja su cabeza al agua muestra que no es una persona precavida pues abandona la vigilancia poniendo en peligro su cabeza ¡y casi todo el ejercito mostraba señales de descuido!
A estos trescientos hombres les dio trompetas y cántaros (vasijas de barro) vacíos con antorchas dentro y que funcionaban como una especie de “bomba”. Tocaron las trompetas y rompieron las vasijas contra el suelo, lo que causó conmoción en todo el campamento madianita haciendo que se maten entre ellos. Con el enemigo desmoralizado por la perdida de tantos hombres, los hombres de las tribus de Neftalí, Aser y Manasés los persiguieron, mientras que los de Efraín (aunque no convocados a la batalla) fueron invitados a participar en la persecución.

Capítulo 8: Los de Efraín se enojaron porque no fueron convocados a la guerra contra los madianitas, a pesar de haber sido invitados a la persecución. De alguna forma entendían que esto rebajaba su estatus de tribu. Gedeón opaca de forma inteligente la furia de los de Efraín convenciéndolos que el papel de ellos era mucho más importante que el que los otros jugaron.
El Gedeón que ahora vemos en los versos que hablan de la persecución de Zeba y Zalmuna, es un hombre diferente al temeroso muchacho con preguntas existenciales del capítulo 6, este es un guerrero determinado y quien ha ganado confianza por la victoria que el Señor le ha dado. Los israelitas piden que Gedeón y su familia sean una especie de linaje real, pero él se niega en obediencia a Dios. Lamentablemente el final de la historia no es bueno, ya que Gedeón se construye un efod (una pechera sacerdotal usada para buscar respuesta de parte de Dios) que termina siendo adorado por todo Israel. Se nos da el nombre de Abimelec y no el de los otros hijos como una introducción a la historia que viene.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 73: Jueces 3 al 5

Lee los capítulos 3 al 5 del libro de Jueces (puedes leerlos dando click aquí: Jueces 3-5)

Notas De Estudio

Capítulo 3: se nos presentan dos razones más por las que Dios dejó a un remanente de las naciones que habitaban Canaán: (1) para que las nuevas generaciones aprendiesen a pelear (2) para probar su obediencia y fidelidad.
No tardó mucho tiempo sin que los israelitas cayeran en el matrimonio interracial y subsecuentemente en la adoración de otros dioses y en la práctica de las costumbres de esos pueblos. Como vimos en los capítulos anteriores cuando eran oprimidos los israelitas clamaban a Dios y El enviaba a un caudillo (juez) para liberarlos, pero luego que moría este juez volvían a lo mismo.
El primer juez fue Otoniel, el  hermano menor de Caleb, el rey al que se enfrentó tenía de nombre “Cusán Risatayin”, que significa algo así como “Extremadamente Malvado y Oscuro”, lo que nos da una idea del personaje al que se estaban enfrentando. Luego fue juez Aod, quien tenía un plan elaborado, en parte por su cercanía con el rey opresor. El detalle sobre su daga (“de doble filo y de medio metro”) son dados porque usualmente las dagas tenían filo en un solo lado y eran curveadas, y el tamaño porque la gordura del rey complicaba el asunto. El rey esperaba una profecía de Dios pero lo que recibió fue un golpe de muerte. Le siguió Samgar, de quien no se habla mucho solo de una hazaña única en la que venció a 600 filisteos con una vara de arado, que nos recuerda mucho a Sansón de quien hablaremos más adelante.

Capítulo 4: El hecho de que el verso 1 habla de la muerte de Aod y no de Samgar, nos indica que, más que un juez de todo un territorio, este se destaca por su hazaña. Débora, la jueza de la que se habla en este capitulo, es prominente entre las mujeres bíblicas. Era profetiza, no guerrera, pero su posición de liderazgo le da el estatus para encomendar a Barac como el comandante del ejercito de Israel. El hecho que Barac no quisiese ir a la guerra sin Débora no significa que tenía miedo sino que la presencia de una profetiza del Señor aseguraba la victoria, junto a que la disposición de Débora a ir con ellos revelaría si ella realmente creía en las palabras que había dado en nombre de Dios. Ella acepta ir acentuando que entonces la victoria sería de una mujer a causa de la duda de Barac. Uno puede asumir que esa mujer es Débora pero después nos damos cuenta que se trata de Jael, quien recibe al capitán del ejército contrario en su tienda, aunque él pide agua le da leche (probablemente por sus propiedades tranquilizantes), y así fue: en la tranquilidad de su tienda, una de las mujeres de Israel, asesina al capitán del ejercito de Jazín. Todo sucedió como Débora profetizó.

Capítulo 5: es un canto de alabanza exaltando al Señor y dándole a El todo el crédito por la victoria de Israel sobre sus enemigos. Tiene cinco secciones: una introducción (vs. 2-3), una segunda parte donde habla de la revelación de Dios que marcha a través de su pueblo trayendo esperanza de salvación a su pueblo (4-11), luego contrasta los guerreros de Israel con los reyes de Canaán (11-23), la cuarta parte se enfoca en Jael, la mujer que derrota a Sísara, contrastada con la madre del capitán que lo espera, aunque tarda (24-30) no piensa que ha muerto sino que está repartiendo el resultado de la victoria; y una conclusión que es el verso 31.
La canción repite constantemente “voluntarios” del pueblo, y es muy probable que se refiera a guerreros consagrados (nazareos) que no cortaban su pelo hasta que tuviesen victoria o terminase el tiempo de su consagración. Aunque no podemos atribuir la victoria de la batalla a una sola persona, en la canción Débora se presenta como la que hizo retornar a Israel a Dios.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 72: Jueces 1 al 2

Lee los capítulos 1 al 2 del libro de Jueces (puedes leerlos dando click aquí: Jueces 1-2)

Notas De Estudio

Introduccción Al Libro: Antes de ser gobernado por reyes Israel tenía jueces. Pero estos no eran jueces en el sentido que entendemos hoy, eran caudillos: gente que el llamado de Dios o la situación los llevaba, en la mayoría de los casos, a juntar un grupo de hombres de quienes salía un ejercito y, con lo que tenían, liberaban al pueblo de la opresión de las naciones que todavía quedaban en Canaán. Esa iniciativa junto con la victoria sobre los enemigos de Israel, hacía que se ganasen el respeto del pueblo, y entonces pasaban a ser quienes juzgaban a los israelitas en todo asunto serio. De ahí el nombre del libro. Hay siempre un patrón:
1. Los israelitas hacen lo malo y se apartan de Dios
2. Esto hace que Dios los desproteja y las naciones que quedaban terminaban oprimiéndolos.
3. Un juez era llamado por Dios y liberaba al pueblo.
4. El pueblo servía a Dios hasta que moría el juez.
Algunos jueces eran líderes militares, otros eran profetas, uno fue nazareo (Sansón), mujeres, algunos eran guerreros solitarios, y de otros no se nos dan las características. En la mayoría de los casos son también los jueces los que mantenían al pueblo cerca de Dios. El libro abarca un período que va desde la muerte de Josué hasta el juez anterior a Eli y Samuel, en tiempo serían unos 400 años.
En él vemos a un Israel en caos que solo se acercaba a Dios en tiempos de serios problemas, pero cuando mejoraba se apartaba de El, los capítulos finales nos dan una imagen tan loca de la situación que luego nos sugiere que sin un rey esto nunca encontraría mejoría (17:6; 21:25), pues sin rey cada uno hacía lo que mejor le parecía.
No sabemos quien es su autor aunque mucha gente se inclina a creer que fue Samuel, pero los versos anteriormente mencionados nos indican que es un escrito posterior al profeta.
¿Le damos? ¡Vamos!

Capítulo 1: el período descrito desde este capítulo hasta los primeros diez versículos del capítulo 2 se conoce como el “Período de los Ancianos”. Este capítulo nos da las bases para lo que veremos luego, ya que nos revela que ninguna de las tribus fue capaz de conquistar a todos los cananeos que los rodeaban.

Capítulo 2: La ciudad de Boquín es la misma Betel, en ella un ángel (que pudo también haber sido un profeta) reprendió al pueblo de parte de Dios. Mientras los ancianos y Josué vivieron, la gente sirvió al Señor pero después surgió una generación que “no conocía al Señor ni sabía lo que El había hecho por Israel.” Es decir: los padres fallaron en enseñar la ley a sus hijos. El resto del capítulo nos revela que esta es la razón por la que, por más que los israelitas peleaban, no podían ganarle a sus enemigos, y por eso el Señor levanta jueces (que llama “caudillos”): eran levantados por el Señor. En el capítulo también hacen su aparición Baal y Asera, las principales deidades cananeas y a quienes los israelitas constantemente adoraron cada vez que se apartaban de Dios. En el texto hebreo ambas deidades aparecen en plural (baales y aseras) lo que nos hace pensar que había diferentes ramas del culto a estos dioses.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 57: Deuteronomio 16 al 18

Lee los capítulos 16 al 18 del libro de Deuteronomio (puedes leerlos dando click aquí: Deuteronomio 16-18)

Notas De Estudio

Capítulo 16: Se repite el mandato de la celebración de la pascua, agregándole la clausula de que solo debe ser celebrada en la ciudad donde el Señor decida que el Tabernáculo (luego el Templo) esté. Antes de este mandato en Deuteronomio, era una fiesta celebrada dentro del contexto familiar, con el padre como el “sacerdote”, quien hacía el sacrificio y ponía la sangre alrededor del marco de la puerta, al ser una de las peregrinaciones anuales (como veremos más adelante) ya no se menciona el mandato de poner sangre alrededor de las puertas. La Fiesta de las Semanas (o “Pentecostés”) y la fiesta de las enramadas también son mencionadas. Estas tres fiestas se convertirán en las peregrinaciones obligatorias que todo hombre debe hacer cada año. Los Salmos de Ascenso (Salmo 120-134) eran las canciones que los peregrinos cantaban mientras se dirigían a Jerusalén, lugar donde estuvo el Templo desde tiempos de Salomón.
Al final del capítulo se establece una organización judicial: jueces y funcionarios serán la norma. Los jueces sirvieron como caudillos y gobernantes de Israel hasta que ellos pidieron un rey. El último de los jueces fue el profeta Samuel.
La diosa “Asera” era, junto a Baal, de las principales deidades de Canaán, su culto se centraba alrededor de practicas sexuales y sus sacerdotisas eran prostitutas “sagradas” (en el caso de los rituales hechos en templos erigidos en su nombre), Lo que aquí se menciona son las imágenes que la representaban.

Capítulo 17: este capítulo continúa retomando los mandatos de orden judicial que iniciamos en el anterior. En la ausencia de todo el sistema forense que hoy tenemos y que es usado en investigaciones criminales, el testigo en un caso es determinante para poder resolverlo. Pero la opinión de un testigo no es suficiente, dos o tres testigos es la norma. Al principio los tribunales eran los lugares sagrados, por esa razón el sacerdote se encontraban como co-participantes junto al juez en función (quien también era gobernante).
A pesar de que la orden es que ellos serían gobernados por jueces, en algún punto Israel querría un rey. En ese caso, los poderes del rey son restringidos de modo que no pueda sentirse la gran cosa. Mientras que en otros lugares el rey y su palabra era la ley, el rey en Israel deberá someterse bajo la “Torá”, deberá tenerla delante de él, memorizarla y vivir de acuerdo a esos preceptos, Dios es quien tiene la última palabra
Tanto Saúl como Salomón (primer y tercer rey respectivamente) violaron la mayoría de los preceptos aquí mencionados.

Capítulo 18: Se enfatiza por repetición los derechos sacerdotales y levíticos: estos serán sostenidos por el pueblo. El pasaje incluso habla de partes específicas de los animales sacrificados. Anticipando que al entrar a la tierra habrá un solo lugar de adoración a Dios donde los levitas de la tribu en que se encuentre el santuario quizás se cierren y no reciban alguno de sus hermanos que viene de tierras pertenecientes a otras tribus, en ese caso se les permite a los levitas que vivan en otras ciudades moverse a la ciudad del santuario, y participar de los derechos que allí gozan los que están en actividad del templo.
Muchas de las prácticas de la tierra de Canaán son prohibidas para los israelitas: pasar a sus hijos por el fuego (muchos de estos sacrificios se hacían a un dios llamado Moloc, qué solo el nombre da película de terror, la adivinación, los médiums o conjuros, hechicería, etc. Pero se ofrece una alternativa: el Señor levantará profetas en medio de ellos para que los guíe y sirva como vocero del Señor. Lo que el profeta proclame no vendrá de otros dioses (algo que se le tiene prohibido hacer), ni de hechicería o adivinación o necromancia (consultar a los muertos) sino de Dios.
¿Cómo sabemos si es o no de Dios?:
“Si lo que el profeta proclame en nombre del Señor no se cumple ni se realiza, será señal de que su mensaje no proviene del Señor. Ese profeta habrá hablado con presunción. No le temas.” (v. 22)

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™