Categories
Mensajes Serie: Tras Los Rastros de Navidad

Tal como el Padre

PDF
Audio MP3
Fecha: 15 de Diciembre 2019
Autor: Fausto Liriano
(Si deseas descargar el audio, haz click derecho sobre el enlace y selecciona “Guardar enlace como…” o “Save link)

Categories
Mensajes

Diferente

“Santo” es el término que más se usa en la Biblia para referirse a los creyentes, más que “cristiano” (que sólo aparece 3 veces en la Biblia) y más que “discípulo”. Había esta idea enraizada en la Palabra de que los creyentes eran definitivamente una “nación santa”. Entonces, ¿Por qué ahora el término sólo se usa para referirse a personas que han entrado en cierto “Salón de la Fama” o a individuos que exceden nuestra capacidad moral? ¿Qué tiene que ver la santidad con eso? ¿Cómo te sientes si te llamo “santo”? ¡Hablemos! Hablemos de santo, άγίος, diferentes.
PDF
Audio MP3
Fecha: 9 de Agosto, 2015
Autor: Fausto Liriano
(Si deseas descargar el audio, haz click derecho sobre el enlace y selecciona “Guardar enlace como…” o “Save link as…”)
[Audio:http://www.elcirculo.com.do/Mensajes/Diferente.mp3]

Categories
Biblia Completa

Día 37: Levítico 19 al 21

Lee los capítulos 19 al 21  del libro de Levítico (puedes leerlos dando click aquí: Levítico 19-21), luego:

Notas De Estudio

El  conjunto de los primeros dos capítulos que leímos (19-20) es conocido en hebreo como “Kedoshim” (“los santos”), y es un llamado a la santidad individual de cada miembro del pueblo de Israel. Esta vida de santidad es demostrada a través de la adoración a Dios, el amor, la práctica de la justicia y la integridad. Hay una repetición de los diez mandamientos en el capítulo 19, y estos están dispersos por todo el capítulo. Los mandamientos 1 y 2 pueden verse en el v.4, el tercero en el 19:12, el cuarto en el 19:3b, el quinto en el 19:3a, el sexto en el 19:16, el séptimo en el 19:29, el octavo en el 19:11a, el noveno en el 19:16a y el décimo en el 19:18.
“Yo soy el Señor su Dios”, una expresión que se repite a través de ambos capítulos, hace como de firma de que el autor de estas leyes es Dios mismo (“porque Yo, el Señor, lo digo” podría también traducirse), quien es santo y nos ordena a ser santos. Esta es la única ocasión en que Dios pide a Moisés hablar directamente con toda la comunidad de Israel, quienes escucharán estas leyes y, solo en obediencia a los mandamientos de Dios, entonces se convierten en santos.
De las ordenanzas que llaman más la atención es: “No rebusquen hasta el último racimo de sus viñas, ni recojan las uvas que se hayan caído. Déjenlas para los pobres y los extranjeros. Yo soy el Señor su Dios.” (v. 10): Dios enseña al pueblo a hacer provisión para el pobre y el necesitado, pero también se hace un ejercicio de creerle a Dios y es un rechazo a la avaricia y acumulación.
La ordenanza que tiene que ver con no comer el fruto de los árboles que planten durante los primeros cuatro años (vs. 23-25) resulta en beneficio a la misma producción y la tierra.
El capítulo 20 parece una lista de castigos a aquellos que cometan los pecados que vimos en el capítulo 18. Pero, muchos de los actos que se mencionan en ese capítulo no son mencionados aquí y viceversa. La estructura del capítulo va en este orden: (1) castigos por adoración a Moloc (entre las prácticas religiosas en adoración a este dios se incluía pasar a los hijos por el fuego, vs. 2-5); (2) exhortación (vs. 7-8); (3) castigos por pecados sexuales y otros crímenes (vs. 9-21); (4) exhortación (vs. 22-26) Y se repite como en forma de apéndice, al final de las secciones 1 y 2, la prohibición de consultar a los muertos y el espiritismo.
El castigo por violar alguna de estas leyes era la pena de muerte en violaciones más fuertes, ser excomulgado en violaciones de “segundo grado” y violaciones menores eran penalizadas con no tener hijos.
Ya se ha hablado al pueblo sobre las cosas que debe obedecer para vivir una vida en santidad, así que, en el capítulo 21, se enfatiza a la vida de santidad de los sacerdotes. Si ellos iban a ser los que encabezan el culto a Dios en medio del pueblo de Israel entonces debía estar claro qué cosas tenían que cumplir con el objetivo de mantenerse puros y santos. Hay leyes desde con quién debe casarse el sacerdote  hasta la condición física que este debe tener para poder ejercer: un sacerdote que ofrecía sacrificios no debía tener defectos físicos, esto tiene una conexión con que los animales traídos a sacrificio tampoco debían tener ningún tipo  de defecto.
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon

Categories
Artículos

El Santo

Al hablar sobre santidad y la necesidad de que haya más santos, una buena pregunta sería ¿cómo actúa alguien que es santo?
¡Sí, ya se! Lo importante no es la actuación. La vida que Cristo promete se trata de ser, pero al “ser” hay cosas que se hacen que son evidentes y que salen natural de la persona que ha decidido apartarse para Dios. Una vez alguien me dijo que no había que “reinventar la rueda”, si alguien escribió sobre algo o hizo algo que podemos aprovechar ¡hagámoslo! Así que quiero parafrasear una buena descripción que Dallas Willard* hace sobre una persona que ha decidio esconder su corazón en Dios. ¿Cómo es esta persona?
Pensamiento: Sus pensamientos están siempre enfocados en Dios. Dios nunca está lejos de su mente. Les encanta pasar tiempo con El, en su grandeza y amor, y en como se da a conocer a través de Cristo. Se puede decir que están “intoxicados de Dios” (Hechos 2:13), aunque nadie tiene un sentido más fuerte de la realidad que ellos.
Como sus mentes están centradas en Dios, todos los buenos pensamientos son bienvenidos: “… piensen en todo lo que es verdadero, en todo lo que merece respeto, en todo lo que es justo y bueno; piensen en todo lo que se reconoce como una virtud, y en todo lo que es agradable y merece ser alabado.” (Filipenses 4:8).
Sentimientos: y luego es probable que notemos que la vida emocional de los santos está profundamente caracterizada por el amor. Aman todo lo que es bueno, tienen amor por la gente. Aman sus vidas y quienes son. Se sienten agradecidos por como viven- aún cuando su vida contenga muchas dificultades, persecusión e incluso martirio (Mateo 5:10-12) Asi que, gozo y paz los acompañan aún en los momentos más fuertes- incluso en tiempos en que sufren injustamente. A causa de lo que saben de Dios, tienen confianza y esperanza y no se permiten pensamientos de rechazo, de fracaso o desesperación, porque ellos saben quién es Dios (Mateo 6:32).
Voluntad: esta gente está entregada a hacer lo que es justo y bueno. Su voluntad está en sintonía con Dios. Ellos no piensan primero en lo que quieren, realmente les preocupa poco hacer las cosas a su manera: “no hagan nada por orgullo o sólo por pelear. Al contrario, hagan todo con humildad, y vean a los demás como mejores a ustedes mismos. Nadie busque el bien sólo para sí mismo, sino para todos.” (Filipenses 2:3-4); estas palabras son fáciles y buenas para ellos. Se han entregado a la voluntad de Dios y no luchan o buscan la forma de hacer lo contrario.
Cuerpo: la santidad obviamente envuelve su cuerpo. Su cuerpo posa para hacer lo justo y lo bueno, sin pensar. Eso significa que no va automáticamente a lo que es incorrecto antes de pensar en no hacerlo. Ya no es verdad en sus vidas que “el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil” (Mateo 26:41). Saben por experiencia que estas palabras de Jesús no son una declaración sobre la condición inevitable de los seres humanos, sino un diagnóstico de una condición que debe ser corregida. El Espíritu ha ido substancialmente tomando parte sobre sus miembros.
Instintivamente evitan el camino de la tentación. Ves frescura en sus rostros y transparencia. Viven en descanso y se divierten y saben sacar tiempo para jugar, su fuerza proviene de Dios.
Relaciones Sociales: en cuanto a su relación con otros son totalmente transparentes. (1 Juan 1:7, 2:10) No imponen sus pensamientos y sentimiento en otros. A causa de su confianza en Dios, no tratan de manipular o manejar a otros. No se necesita decir que no hieren a otros con sus palabras. Saben como “amar al pecador y odiar el pecado” con gracia y efectivamente.
Alma: finalmente, mientras mas vas conociendolos- a pesar de que esos que conocen solo el poder de la carne se les hace dificil entenderlos (1 Corintios 2:14)- ves que todo lo mencionado anteriormente no es solo en la “superficie”. Está en lo más profundo de su ser, y en un sentido obvio, sale sin ningún esfuerzo, naturalmente. Fluye.
¡Wow! Yo quiero vivir así. La pregunta es,
¿es fácil?
Más bien: ¿es posible?
¡Sí! Pero eso… en otro post.
Esta es la tercera parte de una serie, puedes leer las otras:
Parte 01
Parte 02
*Parafraseado de “Renovation Of The Heart”
——————————————————-
El Círculo • www.circulojuvenil.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto de Thomas Hawk
Usado Con Permiso • Creative Commons