Domingo de Visión

Hoy compartimos todos los planes que tenemos para el próximo par de años. Hemos orado y conversado sobre estas cosas por un tiempo, y… llegó el momento de compartirlas. Nuestra oración es que todos se puedan involucrar, comprometer y VER lo que Dios quiere para El Círculo… y ponerle manos a la obra! Así que: Pon atención y luego déjanos saber si tienes algunas preguntas.

Audio MP3
PDF

Fecha: 31 Marzo 2019
Autor: Fausto Liriano

(Si deseas descargar el audio, haz click derecho sobre el enlace y selecciona “Guardar enlace como…” o “Save link)

[Audio:http://elcirculo.com.do/Mensajes/DomingoDeVision.mp3]

Día 269: Zacarías 6-10

Lee el libro de Zacarías capítulos del 6 al 10 (puedes leerlos dando clic aquí: Zacarías 6 – 10).

Notas De Estudio

Capítulo 6: Se da otra visión. Hasta ahora habrás notado que en cada visión el profeta levanta la vista, una indicación de que la visión viene de arriba, del cielo, de Dios. La visión de los cuatro carros indica que Dios es Soberano y está en control de toda la tierra. Esta visión se parece mucho a la primera en la que jinetes patrullaban la tierra, esta vez son carros. Mientras en las otras visiones el ángel preguntaba sobre la falta de paz en Jerusalén, esta visión provee la respuesta: El Espíritu de Dios la ha pacificado.

La última parte del capítulo en que se usa a Josué, el sacerdote, como ejemplo al ponerle una corona sobre su cabeza, es una profecía mesiánica: el futuro Rey de Paz será al mismo tiempo sacerdote para este pueblo, no solo los gobernará en los asuntos sociales sino que también guiará a la gente a Dios.

Capítulo 7: Muy parecido a Isaías 58 donde se habla del ayuno (dejar de comer y tomar líquido durante un tiempo específico por un propósito específico que bien puede ser fortalecimiento del espíritu mediante la abstinencia de lo que fortalece la carne), del ayuno que agrada al Señor. Esta vez lo que inicia la profecía es la pregunta del pueblo, aparentemente habían iniciado un ayuno durante días específicos desde que entraron en exilio, pero ya han salido del exilio: ¿deberían seguirlo? La respuesta del profeta es: “Si no lo hacen de corazón y si lo siguen haciendo con la actitud que lo hicieron todos estos años: no hacen nada.” Su ayuno es igual a “no-ayuno”. Si practican ayuno deben también practicar la justicia.

Capítulo 8-10: Se contrasta la bendición, restauración y gloria de Jerusalén con la condena de los otros pueblos. El contraste es importante para quienes lo escuchan pues vienen de años de opresión y castigo mientras ven a otros pueblos ser fuertes y surgir. La palabra de Dios dice: todos estos pueblos serán destruidos mientras que Jerusalén, no solo será restaurada, sino que será puesta en alto.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 250: Ezequiel 37-40

Lee los capítulos del 37 al 40 del libro de Ezequiel (puedes leerlos dando clic aquí: Ezequiel  37-40)

Notas De Estudio

Capítulo 37: Este es el capítulo más famosos del libro de Ezequiel, donde el profeta es llevado por el Espíritu (algo que también ocurre en el 1:3; 3:14; 8:1; 40:1) esta vez a un valle lleno de huesos secos. Los huesos secos al sol representaban cuerpos que no habían sido enterrados, lo que recordaba una ejecución violenta de los juicios que Dios había hecho contra Israel. Que estén secos también indican que habían muerto hace mucho tiempo. Huesos secos es también una metáfora usada en otros pasajes bíblicos (Proverbios 15:30; 17:22). Ezequiel reconocía que Dios tiene poder para levantar a gente de la muerte (1 Reyes 17:17-24; 2 Reyes 4:18-37; Isaías 26:19) pero estos cuerpos estaban extra-muertos: no había carne ni resto de carne sobre ellos.

La restauración de los huesos a cuerpos con músculos, articulaciones, tendones y piel, cuerpos a los que se les da el soplo del Señor (espíritu de vida) indicando la futura restauración de Israel.

La parte final del capítulo tiene otra acción metafórica: dos varas (trozos de madera) uno con el nombre de Reino de Israel y otro con el nombre “Reino de Judá”, indican una futura restauración no solo de Judá sino de todas las tribus de Israel. Hasta el día de hoy todavía no se ha cumplido esa profecía y seguimos hablando de “las tribus perdidas de Israel”.

Capítulo 38-39: Estas profecías expresan un escenario apocalíptico de la victoria de Dios sobre las naciones que amenazan a Israel. La identidad de Gog, rey de Magog es incierta aunque algunos lo han identificado el Rey Giges de Lidia. Gog es asociado con Gomer, Magog. Mésec y Tubal hijos de Jafet (Génesis 10:2), y quienes poblaron Europa y Asia Menor. Pero las referencias trascienden las circunstancias del histórico Gog ya que se habla de un líder prominentemente vil (una especie de Hitler) que llegará después de que Israel sea restaurado y restablecido. La única referencia bíblica a Gog fuera de Ezequiel está en Apocalipsis 19-20, donde Gog sirve como símbolo de las fuerzas del anticristo, y donde la batalla de Armagedón hace paralelo con la batalla de la que se habla en estos capítulos.

Hay personas que identifican a Mésec con Moscú y Tubal con Tobolsk (ambas ciudades rusas) pero no hay evidencia para esta comparación etimológica.

Capítulo 40: Junto con la profecía de la futura restauración de Israel también se dan profecías sobre el futuro templo. Los babilonios llevaron el templo de Salomón a escombros, pero ya Ezequiel había profetizado la partida del Espíritu y la Presencia de Dios (Shekinah) del lugar.

El hecho de que se de una imagen de un nuevo templo y sus habitaciones, es una profunda promesa de restauración, no solo del pueblo de Israel sino de el lugar como centro de adoración a Dios.

La visión inicia en este capítulo y termina en el capítulo 48.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 227: Isaías 65 – Jeremías 2

Lee los capítulos 65 y 66 del libro de Isaías y los capítulos 1 y 2 del libro de Jeremías (puedes leerlos dando clic aquí: Isaias 65 – Jeremias 2)

Notas De Estudio

Isaías 65-66: Son los últimos dos capítulos de este libro profético, y en ambos el tema es similar. Ambos capítulos se enfocan en la distinción entre los judíos fieles y los judíos pecadores, acentuando que la salvación será solo para los fieles. Es una tema que se viene cocinando desde el capítulo 57 (ver 57:19-21 y 59:1-21) y que ahora el profeta destaca. La nación incluye a ambos: esos que pacientemente han esperado en el Señor y aquellos que se han dedicado a adorar a otros dioses aparte de Dios. Estos últimos sufrirán las consecuencias, mientras que los justos adorarán a Dios junto a los justos de otras naciones quienes también disfrutarán el privilegio de disfrutar en Sión.

Por alguna razón leer estos pasajes nos hace pensar que Isaías miraba y estaba recibiendo una visión de tiempos actuales, cuando “gente que no es su pueblo” le adora en todas partes del mundo, no solo en Jerusalén.

Introducción a Jeremías: El libro de Jeremías es el segundo libro de los “Profetas Mayores”, Es el libro profético más largo de la Biblia (1364 versos) y es muy diferente al libro de Isaías en el sentido de que no solo incluye oráculos proféticos sino también eventos de la vida de este profeta, que vivió en uno de los tiempos más cruciales y terribles de la historia de los Judíos: la destrucción de Jerusalén y el Templo construido por Salomón, junto a el comienzo del exilio babilónico. Jeremías representa uno de los principales testigos de los últimos años del reino de Judá, y es una voz que denuncia las atrocidades del pueblo y acentúa el inminente exilio y destrucción de la nación.

Jeremías, el autor, era un sacerdote de la ciudad de Anatot, que está ubicada a unos tres kilómetros de Jerusalén (¡sí! todavía está ahí). Por mandamiento del Señor no se casó ni tuvo hijos y su ministerio como profeta inició en el año 626 a.C. y terminó en el 586 d.C. Era contemporáneo con Habacuc y Abdías (ambos profetas menores) y, a pesar de alzar las voz muchas veces, sus profecías de juicio le trajeron numerosos problemas.

Capítulo 1: Es el llamamiento del profeta con una breve descripción de quién era. Aquí podemos notar la diferencia con el llamamiento de Isaías:

1- El de Jeremías está en el primer capitulo mientras que en Isaías se encuentra en el 6.
2- Jeremías pone resistencia: “¡Ah, Señor mi Dios! ¡Soy muy joven, y no sé hablar!” Isaías dice “¡Heme aquí!”

También hay semejanzas:

1- Sus bocas son tocadas (Jeremías por la mano de Dios, Isaías un ángel lo toco en la boca con un carbón encendido, símbolo de limpieza).
2- Ambos son llamados a hablar hasta destruir para entonces: que de la destrucción algo vuelva a nacer.

Las visiones de Jeremías son simbólicas (algo que casi siempre acompaña la comisión de un profeta). En la primera visión (vs. 11-12) ve una rama de almendro. El almendró es una de las primeros árboles en florecer durante la primavera. La combinación de almendro con “estoy alerta”, es un juego de palabras en hebreo (“shaqued” es almendro y “shoqued” es “vigilar, estar alerta”).

En la segunda visión (vs. 13-16) se ve una olla hirviente que se derrama desde el norte, representando juicio que viene en esa dirección sobre Israel.

Capítulo 2: Israel abandona a Dios, y el capítulo es escrito en el formato en que un esposo escribiría una carta de divorcio a su esposa (los primeros versos son la clave, 2-3), y de aquí hasta el capítulo 6 son profecías en contra de Jerusalén y Judá para que se arrepientan. Las acusaciones de Dios contra Israel incluyen cargos políticos y religiosos que para ellos estaban conectados.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™