Día 270: Zacarías 11-14

Lee el libro de Zacarías capítulos del 11 al 14 (puedes leerlos dando clic aquí: Zacarías 11 – 14).

Notas De Estudio

Capítulos 11: Los pastores aquí representados son los líderes políticos (no religiosos, que es quizás la connotación que nos da el pasaje en nuestros días), la identidad de estos líderes no es revelada dando paso a múltiples interpretaciones. En todo caso lo que enfatiza el mensaje profético es que los líderes juegan con el destino de quienes “cuidan” (la gente del pueblo) sin importarle lo que pase con ellos solo lo que puedan ganar, ya sea poseyendo la oveja (esclavizando la gente), vendiéndolas (sacándole provecho) o matándolas (oprimiéndolas).

Capítulos 12-14: Esta sección es separada de la anterior (caps. 9-11) por la presencia del subtítulo que abre el capítulo 12 (12:1, ver y comparar con 9:1). Lo que le da cohesión a toda esta sección es la repetición constante de “ese día”. Esta sección crea un puente entre el mundo actual en el que Zacarías profetiza y un futuro esperado en el que el Reinado del Señor sobre toda la tierra será claramente manifestado de modo que todos lo reconocerán. Aparte de eso, esta parte nos lleva al proceso que conducirá a ese futuro. Siguiendo la tradición profética este proceso traerá tumulto político y militar junto con el movimiento anormal de elementos cósmicos y astronómicos y la transformación del paisaje de Jerusalén.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 269: Zacarías 6-10

Lee el libro de Zacarías capítulos del 6 al 10 (puedes leerlos dando clic aquí: Zacarías 6 – 10).

Notas De Estudio

Capítulo 6: Se da otra visión. Hasta ahora habrás notado que en cada visión el profeta levanta la vista, una indicación de que la visión viene de arriba, del cielo, de Dios. La visión de los cuatro carros indica que Dios es Soberano y está en control de toda la tierra. Esta visión se parece mucho a la primera en la que jinetes patrullaban la tierra, esta vez son carros. Mientras en las otras visiones el ángel preguntaba sobre la falta de paz en Jerusalén, esta visión provee la respuesta: El Espíritu de Dios la ha pacificado.

La última parte del capítulo en que se usa a Josué, el sacerdote, como ejemplo al ponerle una corona sobre su cabeza, es una profecía mesiánica: el futuro Rey de Paz será al mismo tiempo sacerdote para este pueblo, no solo los gobernará en los asuntos sociales sino que también guiará a la gente a Dios.

Capítulo 7: Muy parecido a Isaías 58 donde se habla del ayuno (dejar de comer y tomar líquido durante un tiempo específico por un propósito específico que bien puede ser fortalecimiento del espíritu mediante la abstinencia de lo que fortalece la carne), del ayuno que agrada al Señor. Esta vez lo que inicia la profecía es la pregunta del pueblo, aparentemente habían iniciado un ayuno durante días específicos desde que entraron en exilio, pero ya han salido del exilio: ¿deberían seguirlo? La respuesta del profeta es: “Si no lo hacen de corazón y si lo siguen haciendo con la actitud que lo hicieron todos estos años: no hacen nada.” Su ayuno es igual a “no-ayuno”. Si practican ayuno deben también practicar la justicia.

Capítulo 8-10: Se contrasta la bendición, restauración y gloria de Jerusalén con la condena de los otros pueblos. El contraste es importante para quienes lo escuchan pues vienen de años de opresión y castigo mientras ven a otros pueblos ser fuertes y surgir. La palabra de Dios dice: todos estos pueblos serán destruidos mientras que Jerusalén, no solo será restaurada, sino que será puesta en alto.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 268: Zacarías 1-5

Lee el libro de Zacarías capítulos del 1 al 5 (puedes leerlos dando clic aquí: Zacarías 1 – 5).

Notas De Estudio

Introducción al libro: El libro de Zacarías es fechado en el mismo período que Hageo: los primeros años de Darío 1 (que reinó del 522-486 a.C.). El libro de Esdras asocia a Zacarías junto a Hageo con motivadores proféticos de la reconstrucción del Templo (Esdras 5:1), y no nos debe extrañar ya que veremos que Zacarías está lidiando con los mismos asuntos con que Hageo profetiza: la restauración de la comunidad de los Judíos en el Período Persa. El libro también señala la disonancia que hay entre el estatus y poder de la comunidad y el Templo, la disonancia es resuelta de una forma que nos lleva a la esperanza y reafirma las creencias de la comunidad así como su lugar en la economía divina.

Su autor es Zacarías, quien aparentemente era sacerdote (Nehemías 12:16), quien da fecha a dos períodos de su ministerio profético (520 a.C. y 518 a.C.).

¡Leamos!

Capítulo 1: Este capítulo es un mensaje de esperanza para el pueblo obediente, siendo la obediencia la condición para que lo que se espera se cumpla. Las profecías son acompañadas con visiones cuasi-apocalípticas (nos hacen recordar los “Cuatro Jinetes del Apocalipsis” y las visiones con cuernos del mismo libro, aunque no hay conexión alguna). Los jinetes aquí son más “patrulleros” enviados por el Señor para ver si todo estaba en orden. Ambas visiones adelante el retorno de Dios y su Shekinah (gloria) a Jerusalén, de quien Ezequiel había profetizado como Dios había salido de la ciudad y el Templo.

Capítulos 2-3: Aunque medir puede significar ver si hay rectitud en la ciudad o nación, aquí tiene una conexión con la gloria de Jerusalén: ¿para que medirla si la ciudad será tan grande y tan rica que sus límites serán extendidos? Un mensaje directo de esperanza para un pueblo que reconstruye una ciudad que lleva 70 años destruida.

En el capítulo tres la profecía está conectada con Josué, líder religioso de quienes habían regresado del exilio. Es también un mensaje de esperanza: a pesar de haber pecado y de ser acusado por el acusador (Satanás, en hebreo “ja-satan” literalmente “el acusador”), Dios lo ha elegido y le ha dado una nueva vestidura. El pueblo (quien es representado por Josué, primer sumo-sacerdote después del exilio) tiene el chance de servir privilegiadamente delante de Dios, si obedece.

Capítulos 4: Con el reto de reconstruir el templo y la ciudad, la gente de Dios se siente pequeña, abrumada, oprimida. La oposición venía de todos lados (Esdras 3 y 4 nos hablan de algunas de esas conspiraciones), pero Zacarías veía las cosas de manera diferente: Dios empoderará a su gente y a su líder Zorobabel para que lleve a cabo la labor. El verso 10 es clave: “No menosprecien estos modestos comienzos, pues el Señor se alegrará cuando vea que el trabajo se inicia…”

Capítulo 5: La quinta visión se enfoca en la Torah (los primeros cinco libros de la Biblia), ahora hay un cambio de enfoque: de animar a la gente a hacer lo que debe hacer a revelar lo que Dios hará. En el Antiguo Testamento el pacto de Dios con Israel es presentado como una relación recíproca: Dios bendice al pueblo que obedece, y eso no es menos cierto para los que han regresado del exilio.

Luego el capítulo continúa midiendo la maldad del pueblo, la mujer dentro de la medida (una olla o recipiente con tapa) representa la maldad (el hecho de que sea femenina es que la palabra en hebreo, como en español, es femenina). Otras dos mujeres aladas se llevan la “maldad del pueblo” lejos, hasta Babilonia. Lo que pudiese representar que si el pueblo sucumbe nuevamente a la idolatría, sería llevado de nuevo en cautiverio.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 267: Sofonías 1 – Hageo 1-2

Lee los libros Sofonías capítulo 1 y Hageo capítulos 1-2 (puedes leerlos dando clic aquí: Sofonías 1 – Hageo 1-2).

Notas De Estudio

Sofonías 1-3: El libro de Sofonías fue escrito entre los años 640-612 a.C., y la mayoría de las profecías son en contra de los líderes de Judá en tiempos de Josías, algunas profecías en contra de las naciones que rodeaban a Judá y la caída de Nínive. El libro termina con expresiones de gozo por la restauración del Pueblo. Esto, como ya hemos visto en la tradición profética, nos hace entender que el castigo del pueblo era necesario como parte del proceso de purificación.

El autor es el mismo Sofonías, quien algunos piensan que es de sangre real (la razón es que menciona cuatro generaciones en su genealogía en vez de dos como la mayoría de los profetas). Lo que hace más interesante el libro de este profeta, es que Sofonías denuncia la maldad de los líderes de Judá en tiempos del rey Josías quien, a pesar de que su padre fue un hombre extremadamente malo, hizo lo bueno ante los ojos del Señor (2 Reyes 22:2). ¿Cómo podemos conciliar esto con las denuncias de Sofonías? El profeta debió de estar denunciando estas maldades probablemente antes de que las reformas religiosas y espirituales de Josías se extendieran a todo el Reino o, siguiendo la línea de lo que 2 Reyes nos informa: “Dios siguió enojado contra Judá porque los pecados de Manasés lo habían ofendido mucho. Por eso Dios dijo: «Voy a rechazar a Judá, como lo hice con Israel, y rechazaré a Jerusalén, la ciudad que había elegido, y al templo en el que dije que viviría». (2 Reyes 23:26-27), Sofonías estaba siendo obediente y portavoz de este mensaje.

Hageo 1-2: Hageo profetiza muchos años después que Sofonías, ya en tiempos en que algunos de los exiliados han regresado y el Segundo Templo se está reconstruyendo. Para ser exactos: en el segundo año de Darío (520 a.C.). Sus profecías funcionan como un detonador de esta construcción que había parado por amenazas, ya que denuncia que, mientras los gobernantes viven en lujosas casas (en el inicio del libro se introduce como un mensaje para Zorobabel y Josué, ambos líderes durante el tiempo de la reconstrucción de Jerusalén y la construcción del Segundo Templo).

En el libro no hay nada que nos diga quién lo escribió, pero las profecías son dadas por Hageo, lo que no nos hace dudar que el profeta haya sido el mismo autor.

El libro contiene cuatro profecías que son dadas en orden cronológico, confrontando a la gente de Israel para que cambien su pensamiento y conducta teológica, y motivando a la reconstrucción del templo, como ya hemos dicho.

En la tradición judía Hageo, Zacarías y Malaquías son los últimos profetas, después de ellos la profecía cesa. Para los cristianos, al morir Malaquías hay un silencio profético de unos 400 años hasta que nacen Juan el Bautista y Jesús, reiniciando una segunda fase en profecía.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Día 129: 2 Crónicas 22-24

Lee los capítulos 22 al 24 del libro de 2 Crónicas (puedes leerlos dando click aquí: 2 Crónicas 22-24)

Notas De Estudio

Capítulo 22: Ocozías el hijo menor de Jorán lo sustituye en el reino, Crónicas nos da las razones de que un hijo menor gobierne: sus hermanos habían sido asesinados por bandadas árabes. Para más detalles sobre lo narrado en estos capítulos ver: Día 108 Biblia Completa.
Ocozías muere en medio del complot de Jehú contra Israel y Atalía su madre asesina a todos sus nietos con el fin de ser la única opción para gobernar. A ese punto llegó la maldad en Judá. Una de las hermanas de Ocozías oculta a su hijo más pequeño en el templo. Aunque reyes no nos da detalles de la razón por la cuál se oculta al niño en el templo, Crónicas nos dice que la hermana de Ocozías era esposa del sacerdote Joiada (una unión muy loca considerando los pecados de la familia real). Como hemos visto y veremos, el hecho de que el niño (quien gobernará en el futuro cercano) creció en el templo influye muchísimo en el formato de su reinado.

Capítulo 23 y 24: En el tiempo prudente el sacerdote Joiada inicia el “golpe de estado” contra Atalía, pone a Joás como rey de Israel e inicia una reforma religiosa. Es evidente que quien tiene el control del gobierno mientras Joás es todavía joven es el sacerdote, ya que Joás hizo lo que agradaba al Señor mientras él vivía. Es interesante notar que la influencia que Joiada tenía sobre el joven rey aconsejándolo en asuntos de estado, se torno en su contra en su muerte: el rey quizás no sabía decidir por si mismo y siendo influenciado toda su vida por otra persona, terminó también influenciado por otros consejeros en el momento en que el sacerdote muere. Esto provocó la ira de Dios y después del ataque de los arameos contra Judá, parte de sus oficiales conspiraron contra él por lo que hizo con Zacarías, quien era su primo e hijo del sacerdote Joiada. Interesante que quienes lo matan por esta atrocidad son extranjeros y no israelitas.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
El Círculo
Bajo Licencia CreativeCommon™