Categories
Biblia Completa

Día 309: 1 Corintios 13-16

Lee el libro de 1 Corintios capítulos del 13 al 16 (puedes leerlos dando clic aquí: 1 Corintios 13-16).

Notas de Estudio

Capítulo 13: A pesar de que los dones son importantes, el camino más importante dentro del cristianismo es el amor. Ninguna práctica cristiana que no provenga del amor no proviene de Dios y por tanto su permanencia es efímera. Así que la Palabra nos insta a que antes de hablar en muchas lenguas, dar profecías acertadas, dedicarnos a conocer los planes secretos de Dios, debemos dedicarnos a amar como Dios. Siempre volveremos al mismo lugar: el amor.

Un ministerio cristiano que carece de esto es entonces un ministerio no-cristiano aunque lo que se haga sea muy cristiano. El amor permanece, los dones pasan.

Capítulo 14: Uno de los dones más controversiales es “hablar en lenguas”. Este don puede presentarse de dos maneras:

1- Hablar en un idioma extranjero verdades de Dios. En este caso un grupo que hable ese idioma debe estar ahí, sino es así entonces el que habla en lengua debe callar, pues estas palabras son para sí mismo. A pesar de esto, es muy difícil que un hablar en lenguas en idiomas conocidos pase si no hay quien la reciba.
2- Hablar en lenguas angelicales. En este caso Dios está edificando a la persona que lo habla o, en caso que haya otra persona en ese momento que tenga el don de interpretación, toda la iglesia resultará edificada. En caso que no haya nadie que lo interprete la persona que habla en lenguas debe callar, el Espíritu está hablando a su espíritu y no hay razón para hacer un desorden. Algunos dicen “no me puedo controlar el Espíritu me toma y no me queda de otra”, la Palabra dice “La persona que hable de parte de Dios podrá decidir cuándo hablar y cuándo callar.” (v. 32)

Esto es un punto controversial y constantemente vemos iglesias donde todo el mundo está hablando en lenguas y nadie interpreta causando tremendo desorden que se oculta detrás de “esto es el Espíritu”, pero la Palabra de Dios es clara: si no hay interprete cállense.

Capítulos 15-16: Uno de los puntos centrales del cristianismo es la resurrección de Cristo. Muchos pseudo-Cristos aparecieron y fueron asesinados pero lo que diferencia a ellos del verdadero Cristo es que este vino, murió por nuestros pecados pero resucitó para darnos garantía de vida. La resurrección es el motor que impulso a los primeros cristianos a arriesgar sus vidas por la predicación del evangelio. Algunos en la iglesia de Corinto no creían en la resurrección (por lo menos no que nosotros resucitaremos), Pablo les afirma que si no hay resurrección entonces lo que predicamos es falso, comamos y bebamos, dediquemos nuestra vida al azar porque mañana moriremos. Todo creyente de Cristo debe tener muy pendiente la realidad de la resurrección.

El capítulo 16 son asuntos más personales dirigidos a la iglesia: la ofrenda para Jerusalén, planes de Pablo y algunos consejos finales (siempre importante tenerlos en mente), que incluyen prestarle atención a sus líderes.

La carta es firmada por el mismo Pablo que afirma que la escribió con su propia mano.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————
 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Categories
Biblia Completa

Día 308: 1 Corintios 9-12

Lee el libro de 1 Corintios capítulos del 9 al 12 (puedes leerlos dando clic aquí: 1 Corintios 9-12).

Notas de Estudio

Capítulo 9: Para los que dudan de la autoridad de Pablo como apóstol, la carta más profunda de referencia son los mismos corintios: el hecho de que ellos estén firmes en el Señor se debe al esfuerzo de Pablo y su equipo. Los que ejercían el apostolado tenían derecho a:

1- Ser recompensados por su servicio apostólico.
2- Tener una esposa y creyente.
3- No tener un trabajo secular y de esta manera dedicarse completamente al ministerio.

Aparentemente entre sus luchas por seguir a ciertos líderes y dividirse en base a eso, algunos habían señalado que como Pablo no era un verdadero Apóstol (quizás no como Pedro que caminó con Cristo) no tenía derecho a ser sostenido por la iglesia. A pesar de que Pablo había decidido no vivir según estos derechos (no era casado, trabajaba con sus propias manos para no recibir dinero de la iglesia), defendía que su premio eran ellos mismos y cada uno de los que habían de alguna u otra forma recibido el evangelio a través de él.

¡Qué triste que eso haya sucedido! ¡Qué triste que todavía hoy muchos creyentes andan en división agraviando a aquellos que le han sido de bendición!

Capítulos 10-12: Como preámbulo a la siguiente parte (cap. 11) el capítulo 10 Pablo toma como ejemplo al Pueblo de Israel, quienes a pesar de ser el pueblo elegido de Dios también habían participado en prácticas oscuras que reflejaban su contacto con los pueblos de alrededor o conductas que eran comunes entre ellos en Egipto pero que no habían dejado. Eso provocó que ninguno de los que salieron de Egipto pudiese entrar a la Tierra Prometida. De la misma forma los que participan de la Cena del Señor (una actividad instituida por Cristo para que recordemos lo que hizo por nosotros y que al mismo tiempo indica que tenemos comunión con El) deben tener cuidado de involucrarse en prácticas pecaminosas sexuales o en prácticas que tienen conexión con ritos idolátricos.

Algunos ponían como excusa el “yo soy libre para hacer lo que quiera” (11:23) y ¡claro que sí! pero no todo nos conviene, principalmente cosas que nos llevan a alejarnos de Dios.

Hoy en día es muy difícil encontrar a alguien que pueda decirnos a boca llena “Sigan mi ejemplo, como yo sigo el ejemplo de Cristo.” (11:1), pero era la forma en que se hacía discipulado: imitación. Los hermanos de la primera iglesia entendían este concepto y Pablo les pide que lo hagan: “estoy siguiendo a Cristo esa es la autoridad que tengo para decirles que me sigan a mi.”

Luego toca dos puntos:

1- Sobre el uso del velo, una práctica que ha caído en desuso en la iglesia aunque algunas todavía lo practican.
2- La Cena del Señor o Reunión de la Iglesia: debe ser un reflejo de lo que Cristo ha hecho en la iglesia, no una fiesta ni una juntadera sin propósito en la que los más privilegiados comen y los otros quedan con hambre sino un recordatorio de lo que Dios ha hecho.

El capítulo 12 es sobre los dones o capacidades especiales que el Espíritu da para la edificación de la iglesia. Es un tema al día de hoy controversial, porque algunas iglesias piensan que ya los dones han cesado pues su uso no es necesario en la iglesia de hoy, pero ¿cómo entonces se edifica la iglesia? ¿por qué algunos dones siguen en función (la enseñanza, el liderazgo, etc.) pero otros no? Es una respuesta que se dio cuando los dones que la gente usualmente tacha de sobrenaturales escaseaban (aunque todos son sobrenaturales), pero el hecho de que los dones que son más prácticos (servicio, sabiduría, etc.) estén significa que el Espíritu sigue derramando dones y una iglesia intencionada en que todos los dones se reflejen: los refleja.

Los dones no son para edificación personal sino para edificación de la iglesia, son variados y diversos y todos son importantes, no hay uno más importante que otro, aunque unos son más visibles que los demás.

 

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Categories
Biblia Completa

Día 307: 1 Corintios 5-8

Lee el libro de 1 Corintios capítulos del 5 al 8 (puedes leerlos dando clic aquí: 1 Corintios 5-8).

Notas de Estudio

Capítulos 5-6: Lo que los corintios estaban tolerando (que un hombre estuviese acostándose con su madrastra y públicamente, lo sabemos porque llegó a los oídos de Pablo) era pena capital en el Imperio Romano y la persona podía ser llevada a la muerte. Es obvio que a cualquier persona le sorprendería que una actitud como esta sea tolerada en la iglesia. Pablo (obviamente enojado de asombro) habla de “entregarlo a Satanás”, ¿que significa eso? ¿cómo un apóstol, líder de la iglesia habla así? ¿no se supone que los creyentes deben tener amor?
A lo que Pablo se refiere es que se saque a esa persona de en medio de la Iglesia como una forma de que sepa que sus actos no son apoyados ni endorsados por los creyentes (esta persona por sus actos ya estaba fuera del cuerpo de Cristo así que era solo cuestión de que se notara), esto obviamente lo pondría triste y en la posición de recapacitar sobre sus actos, como veremos más adelante que paso volviendo Pablo a escribirles al respecto pero esta vez para que lo reciban entre los creyentes.
Pablo les insta a los creyentes a no involucrarse con gente que se llama creyentes pero sus actos inmorales dicen lo contrario.
Sus posiciones son fuertes, pero es lo que dice.
Algunas iglesias han optado por usar esto para sus procesos disciplinarios y expulsan  de sus instituciones a creyentes que cometen ciertos actos. Están en la libertad de hacerlo pero no hay necesidad de esto al menos que sean casos muy extremos en donde no hay muestra de arrepentimiento de la persona, como pasaba aquí en Corinto. En ese caso, muchas veces no existe ni la necesidad de expulsarlos, la persona al ser confrontada decide seguir con sus actos (¿se entrega a sí mismo a Satanás?) y muchas veces vuelve, sabiendo que necesita restauración.
Otro de los casos que se veía en Corinto (sí, eran gente problemática): los hermanos eran incapaces de resolver los problemas personales que surgían entre ellos, así que los resolvían en la corte. Para ser abordado en una carta a toda la iglesia (y cuando decimos “iglesia” no imaginemos un grupo de personas que se reúne en el mismo lugar sino en diferentes grupos que hacían reuniones en casas y otros lugares) es que aparentemente los casos eran muchos, así que se les exhorta a que maduren y tengan la capacidad de resolver los conflictos entre ellos mismos sin hacer pleitos delante de los no creyentes.
Cuando una iglesia está dirigida por la falta de amor entre los creyentes, las mismas divisiones que hay en cuanto a qué líder se sigue se proyectan hacia los mismos discípulos que se llaman miembros de esa congregación, provocando que haya disputas irreconciliables pero que al mismo tiempo los creyentes sean capaces de aliviar la tensión, porque son ciegos a causa de la división.
Eso no debe suceder entre nosotros.
Capítulos 7-8: Las recomendaciones de Pablo en su primera carta (carta que no tenemos sino que solo conocemos por referencia) habían provocado una respuesta tácita de los creyentes en Corinto “¡Ah! es mejor no tener relaciones sexuales…”. Aparentemente estos creyentes no imaginaban un escenario sexual en el que las orgías, el adulterio y la fornicación no fueran ingredientes comunes. El Apóstol aconseja a que tampoco se debe llegar al otro extremo: SI AL SEXO pero en el contexto del MATRIMONIO.
Dentro del pasaje vemos que es muy fuerte la idea de la pronta venida de Cristo, por lo que Pablo prefería que la gente no se casara sino que se dedicara a una vida de completa entrega al Señor, entendiendo que esa es su recomendación personal no la de Cristo, y que también era una idea irrealizable para muchos, poniéndolo en diferentes escenarios.
El capítulo 8 se enfoca en algo que ya tratamos en el Día 305, dar click aquí para verlo: Romanos 13-16

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Categories
Biblia Completa

Día 306: 1 Corintios 1-4

Lee el libro de 1 Corintios capítulos del 1 al 4 (puedes leerlos dando clic aquí: 1 Corintios 1-4).

Notas de Estudio

Introducción: La carta a los corintios (los habitantes de Corinto) fue escrita por Pablo probablemente unas semanas antes de Pentecostés, en la primavera del año 56 d.C. Pablo plantó esta iglesia en su segundo viaje misionero con la ayuda de Priscila y Aquila, y luego enviaron a Apolo (Hechos 18-19) que tuvo un poderoso ministerio allí. Esta carta, que conocemos como “Primera de Corintios” es la segunda carta que Pablo le escribió a esta iglesia, ya él había escrito una primera carta enfocándose en el tema de la inmoralidad sexual (ver 1 Corintios 5:9) y de la que lamentablemente solo tenemos referencia. El motivo de esta segunda carta es tratar las divisiones que había en la iglesia, relaciones incestuosas entre algunos de sus miembros, instrucciones sobre la cena del Señor, los dones del Espíritu y ciertas confusiones que habían alrededor del tema de la resurrección.
Es la carta más literaria de Pablo de las que tenemos en la Biblia y usa una variedad de estilos (ironía, sarcasmo, preguntas retóricas) con el fin de llegar a su punto. Como se darán cuenta la iglesia en esta ciudad era una iglesia problemática, pero son los problemas que surgen en las iglesias en ciudades cosmopolitas.
¡Leamos y aprendamos!
Capítulos 1-4: Siempre me ha llamado la atención de que, a pesar de los serios problemas que había en la iglesia de Corinto, Pablo los aborda como hermanos en Cristo que han sido transformados y que todo lo tienen en El. Si comparamos esta introducción con de Gálatas (que veremos en unos días si sigues esta lectura en orden) te darás cuenta que con los Gálatas fue mucho más fuerte, quizás la iglesia de Galacia era una iglesia más fuerte en el sentido moral pero se habían vuelto religiosos, confiando más en sus obras que en la obra de Cristo, los Corintios eran más débiles en el sentido moral, pero confiaban en la obra de Cristo y esto es una gran diferencia.
Ahora, si hay algo en que estaban fallando era en las divisiones que se provocaron en la iglesia a causa del seguimiento a hombres. Una realidad que no ha cambiado en los últimos… 2000… años. Pablo advierte que ningún creyente debe poner los ojos en ningún hombre ya que solo Cristo murió por ellos en la cruz por tanto nadie merecía que sus ojos fueran puestos en ellos. La última parte del capítulo (1:18-31) Pablo advierte sobre la confianza en la sabiduría y capacidades humana, que era una de las razones de la división: básicamente quién era mejor predicador o quien tenía más poder. Apolos era un hombre muy elocuente, los mensajes de Pedro traían a miles a Cristo, Pablo era un hombre de poder pero aparentemente su voz era rara y, aunque con mucho conocimiento, su oratoria no era muy buena, los mismos corintios lo acusaron de “ser mejor en cartas que en persona”, ¡uff! Y él mismo les advierte: delante de Dios ni ser más elocuente, ni tener más autoridad, ni tener más poder, es suficiente. Si alguien se gloria que lo haga de Cristo y no de sus capacidades. Creo que hoy MAS QUE NUNCA debemos prestarle atención a esto.
Los corintios eran griegos, de hecho Corinto era una importante ciudad griega por su arte y arquitectura, y como toda ciudad griega la filosofía y las discusiones “profundas” eran importantes. Pablo se defiende en los primeros versículos del capítulo 2 para luego pasar a hablarnos de lo “necia” que es la sabiduría humana, ya que solo conoce en parte mientras que Dios conoce todo. Su sabiduría es superior y está disponible para quienes tienen el Espíritu de Cristo. Nos recuerda que “El principio de la sabiduría es la reverencia a Dios.” Proverbios 1:7 (PAR)
La cuestión de las divisiones y el tomar partido solo revela una cosa: no han madurado como creyentes y todavía viven conforme al mundo (3:2-3)
¿Cómo entonces debemos tratar a nuestros pastores, líderes y maestros? Como siervos de Cristo. La gloria: solo a DIOS.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————

 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™