Categories
Biblia Completa Biblia Completa - Comentarios

Día 133: Comentarios

Categories
Biblia Completa

Día 133: 2 Crónicas 31-33

Categories
Biblia Completa Biblia Completa - Comentarios

Día 129: Comentarios

Categories
Biblia Completa

Día 129: 2 Crónicas 19-21

Categories
Biblia Completa

Día 261: Amós 1-4

Lee los capítulos del 1 al 4 del libro de Amós (puedes leerlos dando clic aquí: Amós 1-4).
Notas De Estudio
Introducción Al Libro: Amós era pastor de una villa llamada Tecoa que se encontraba a unos 15 kms. al sur de Jerusalén. A pesar de que era de Judá fue enviado a profetizar a Israel (el Reino del Norte), convirtiéndose así en el primero de los profetas del Siglo 8 a.C., lista que incluye a Isaías, Oseas y Miqueas. Fechado alrededor del 760 a.C., en un mundo donde el Santuario de Betel servía como lugar cúltico e idolátrico central del Reino del Norte. Mientras condena Israel al mismo tiempo señala las enfermedades políticas y sociales del pueblo, en contraste con Oseas quien se enfoca en las enfermedades religiosas. Así que, no es de sorprendernos que muchos de los lectores de este libro en nuestro tiempo lo ven como una fuente inspiradora para la renovación de las estructuras sociales.
El tiempo en que Amós profetizó fue bastante corto y aparentemente escribió sus profecías al volver a Judá.
Capítulo 1-2: El libro es único en el sentido que abre el libro con una declaración temática:
“«Cuando Dios se enoja
y habla desde Jerusalén,
se marchitan los pastos;
¡se reseca el monte Carmelo!»”
(Amós 1:2)
Y estos capítulos comprenden profecías contra las naciones que rodean a Israel. Si has venido leyendo la Biblia Completa con este programa son las mismas naciones a las que apuntan los otros profetas: Siria (Damasco), Filistea (Gaza), Tiro, Edom, Amón, Moab, finalizando con Judá e Israel. Nos puede parecer natural que un profeta hable en contra de cualquier nación, pero estas naciones no servían a Dios, ¡al contrario! Entonces, ¿cómo y quién le da la autoridad a este profeta para profetizar contra ellas? El Dios del cielo y de la tierra, ¡claro! Lo que nos afirma la superioridad de Dios sobre todo. Ese es el mensaje implícito que hay bajo estas profecías. Las profecías contra estas ciudades se basan en maldades específicas y en ciertos casos en eventos contemporáneos o no muy lejanos a la época de Amós. La maldad de Judá es su rebelión contra Dios, la de Israel las injusticias sociales y el liberalismo.
Capítulo 3: En este capítulo Amós responde a esos que pudiesen clamar que él no tiene autoridad para profetizar contra Israel porque son los “elegidos de Dios”. Contra estos cargos Amós profetiza que:
(1) su elección garantiza que ellos serán juzgados ¡es la razón por la que se les juzga! (1-3)
(2) Dios ha hablado, por tanto: el profeta debe hablar (4-8)
(3) Israel es tan malvado que aún las naciones que los rodean (¡y que son perversas!) podían sentarse como jueces en contra de ellos (9-11).
Capítulo 4: Este capítulo comprende dos unidades, cada una es una acusación que es seguida por planteamientos religiosos usados de manera irónica. La primera parte es contra las mujeres ricas de Samaria (las llama “vacas gordas de Basán”) y la segunda acusa a Israel de no ponerle atención a todas las palabras de juicio que escucharon antes. Al final Amós da una doxología que parece una amenaza más que palabras de ánimo, describiendo el poder de Dios.
 
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————
 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™

Categories
Biblia Completa

Día 247: Ezequiel 25-28

Lee los capítulos del 25 al 28 del libro de Ezequiel (puedes leerlos dando clic aquí: Ezequiel  25-28)
Notas De Estudio

Capítulos 25-26: Estos capítulos (como ya habrás leído) comprenden mensajes contra diferentes naciones todas vecinas a Israel: Amón, Moab, Edom, Filistea, Tiro. Todas tienen una historia de guerras y enemistad con Israel, y las profecías tienen conexión con eso. El capítulo 25 inicia una sección que llega hasta el capítulo 32, todo con profecías en contra de las naciones, lo que demuestra que Dios no es solo un “Dios nacional”. En aquella época se pensaba que los dioses actuaban solo dentro de ciertos territorios, el hecho de que la profecía fuese más allá del “territorio” de este Dios significa que este Dios es el Dios de todo territorio.

Los amonitas fueron usados por Babilonia contra Judá, luego Judá y Amón se aliaron contra Babilonia (Jer. 27:3) en una coalición que nunca tuvo éxito. Los moabitas también asistieron a Babilonia y luego (como Amón) se unieron con Judá en una coalición contra Babilonia (que nunca tuvo éxito). Moab y Amón son descendientes de Lot, nacieron de las relaciones incestuosas de este con sus hijas.

Edom, que tiene la relación más cercana con Israel (son descendientes de Esaú) es incluido en la profecía por su participación en la destrucción de Jerusalén. El territorio Filisteo fue ocupado por Asiria en los siglos 8 y 7 A.C. y se transformó en un centro industrial para la producción de aceite de oliva. No está claro cuál es la conexión de los filisteos con la destrucción de Judá, pero son incluidos quizás por su constante lucha con los israelitas.

Capítulo 27-28: El año de estas profecías es el mismo en que Jerusalén cayó (586 a.C.). Tiro era preeminente por su poder marítimo. Nabucodonosor estuvo sitiando esta ciudad por 12 años, aunque no pudo conquistarla ellos finalmente se rindieron. La ciudad fenicia de Tiro era una Isla hasta que en el año 332 a.C. Alejandro el Grande construyó un corredor de tierra para asaltar la ciudad de forma terrestre. La cantidad de profecías en contra de Tiro revelan su poder económico.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————-
 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™
Categories
Biblia Completa

Día 239: Jeremías 47-52

Lee los capítulos del 47 al 52 del libro de Jeremías (puedes leerlos dando clic aquí: Jeremías 47-52)
Notas De Estudio

Capítulos 47-49 : Continúan los oráculos proféticos en contra de las naciones que iniciaron el capítulo 51. Si ya leíste Isaías (en caso de que estés haciendo este programa en orden) te darás cuenta que son prácticamente las mismas naciones a las que este otro profeta había mencionado en su libro. Básicamente son gente que contribuyeron con el deterioro moral de Israel, o le hicieron guerra continua hasta debilitarlos.

Los primeros en ser abordados son los Filisteos, descendientes de los llamados “Gente del Mar” quienes avanzaron por tierra y agua desde las Islas Griegas a través de Asia Menor o el mar Mediterráneo y se asentaron en las costas de Canaán uniéndose con poblaciones locales y formando los Filisteos (la palabra “Palestinos” se deriva de “Filisteos”), coalicionados en cinco ciudades Askelón, Gaza, Asdod, Ecrón y Gad. El faraón Neco los invadió según reporta Herodoto y luego Nabucodonosor los invadió en 604 a.C. deportando a la mayoría de su población y trayendo a un fin a los Filisteos como coalición y como etnia.

La siguiente es Moab, que estaba situada al este del Mar Muerto. La relación de Israel con Moab siempre fue tensa, empezando por la travesía de Israel por el desierto donde Moab no dejo pasarlos. Eran aliados de los Asirios, y luego fueron destruidos por los Babilonios a mediados de siglo 6. El capítulo 48 (donde habla de los Moabitas) es muy parecido a Isaías 15-16.

Luego Amón: los amonitas fueron siempre cercanos a los Moabitas, pero a diferencias de esto en algunas ocasiones eran aliados de los israelitas y en otras enemigos. La invasión de Nabucodonosor puso fin a el antiguo estado amonita.

Edom (descendientes de Esaú, hermano de Jacob, ambos hijos de Isaac el hijo de Abraham) estaban localizados al sureste del Mar Muerto. Eran aliados a los Babilonios y contribuyeron a el asalto contra Jerusalén (ver Salmo 137, Lamentaciones 4:21-22; Abdías 10-16). Eran conocidos en tiempos de los romanos como los Edumeos.

Damasco era la antigua capital de Aram (lo que ahora es Siria, de la que Damasco sigue siendo capital de Siria donde es conocida como ash-Sham). Fue destruida por los Asirios en el año 733 a.C. y luego fue usada como centro administrativo.

Cedar se refiere a la coalición de las tribus Árabes (descendientes de Ismael, ver Génesis 25:13), y Jazor es un lugar desconocido en la actualidad también asociado con los Árabes. Los habitantes de estas ciudades eran conocidos por sus destrezas con el arco y flecha, y eran pastores de ovejas. Aunque las tribus Árabes sirvieron con frecuencia a Babilonia, hay records antiguos babilonios que indican que Nabucodonosor realizó campañas contra las tribus árabes. Elam era la capital de Susa, país que los asirios saquearon en el 646 a.C.

Capítulos 50-52: representan la profecía más larga en contra de Babilonia. A pesar de que Jeremías mantenía consistentemente que Judá debía someterse a Babilonia eso no significa que él simpatizaba con ellos. El imperio de Babilonia inició con el padre de Nabucodonosor: Nabopolasar, quien aprovechó la muerte del rey Asirio Assurbanipal para debilitar el imperio y tomar el trono de Babilonia. Esta profecía es reservada para el final como el clima de la colección de profecías contras las naciones. Jeremías comparte el punto de vista de Isaías quien señaló a los Asirios como “instrumento de Dios” pero luego los condenó por pasarse de la raya con su crueldad en los asaltos y guerras contra Israel y en su blasfemia contra Dios.

Ciro de Persia (ahora Irán) terminó cruelmente con el Imperio Babilónico en el 539 a.C., cuando los poderosos sacerdotes de Marduc lo prefirieron a él antes que a Nabu-naid de Babilonia.

El capítulo 52 de Jeremías es en gran parte un duplicado de 2 Reyes 24:18-25:30 aunque con algunas diferencias y ampliado.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————-
 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™
 

Categories
Biblia Completa

Día 234: Jeremías 27-30

Lee los capítulos del 27 al 30 del libro de Jeremías (puedes leerlos dando clic aquí: Jeremias 27 – 30)

Notas De Estudio

Capítulo 27-28: A pesar de que la gente de esos  tiempos no disfrutaban de los medios de comunicación que hoy tenemos, la gente se enteraba a través de mensajeros, de sobrevivientes (que a veces eran dejados vivos intencionalmente para que anunciara lo que había pasado) o de emisarios directos de quien iniciaba la guerra. El terror de Babilonia se venía sintiendo, los Asirios se habían debilitado y las naciones pequeñas tenían dos opciones: aliarse unas con otras para hacer un frente más fuerte o someterse a la nación que invadía. Aparentemente el caso en el que Jeremías profetiza a los mensajeros de los reyes de Edom, Moab, Amón, Tiro y Sidón (enemigos de los judíos bajo otras condiciones) mientras estos han enviado mensajeros para ver como forman un ejercito aliado junto a Judá. A Jeremías se le ordena hacer él mismo su yugo y ponérselo también él mismo, lo que indica sometimiento voluntario. Lo único que puede hacer que las naciones sobrevivan al poder de Babilonia es someterse. Es un caso raro: pero en ese momento, Nabucodonosor y su ejército estaban sirviendo a los propósitos de Dios, someterse significaba que también aceptaban la voluntad de Dios para esos tiempos.
No faltaban los falsos profetas quienes enviaban mensajes optimistas, uno de esos era Jananías, quien hizo frente directo a Jeremías (le da la profecía al profeta, no al pueblo, aunque en voz alta para que todos escuchen), quiebra el yugo que el Señor mandó que este se hiciese (tremendo espectáculo) y dice que Babilonia será quebrada en dos años. Jeremías confiado: profetiza el triste destino del falso profeta.
Capítulo 29-30: Para este tiempo, ya un grupo de nobles y gente con capacidades especiales habían sido exiliados a Babilonia, junto a ellos ancianos (es decir: líderes), sacerdotes y también profetas. Estos “exiliados” eran estratégicamente seleccionados para beneficiar a la nación y enriquecerla culturalmente, aunque también no faltaban quienes eran seleccionados como esclavos. Así que, la mejor protesta podría ser negarse a trabajar o a colaborar para el Imperio. Jeremías le dice: “¡No! Tengan hijos, siembren, construyan, cásense… Trabajen para el bienestar de Babilonia.” ¿¡Qué!? Era difícil de entender, pero es más o menos el mensaje del yugo: sométanse y esperen ser liberados por Dios.
No faltaban las respuestas a la profecía de Jeremías y Semaías hace una respuesta en contra de lo que el profeta escribió.
Estar en paz y trabajar para el bien de quienes los exiliaron se hacía en espera a la subsecuente liberación y restauración de los judíos (cap. 30) a su tierra.
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————
 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™