Categories
Biblia Completa Biblia Completa - Comentarios

Día 60: Comentarios

Categories
Biblia Completa

Día 60: Deuteronomio 25-26

Categories
Biblia Completa Biblia Completa - Comentarios

Día 46: Comentarios

Categories
Biblia Completa Biblia Completa - Comentarios

DÍA 26: Comentarios Éxodo 26-28

Categories
Biblia Completa

Día 26: Éxodo 26 al 28

Categories
Biblia Completa Biblia Completa - Comentarios

DÍA 24: Comentarios Éxodo 20-22

Categories
Biblia Completa Portada

Día 325: Epístolas a Tito y Filemón

Lee la Epístolas a Tito y Filemón  (puedes leerlos dando clic aquí: Epistolas a Tito y Filemon)

Notas de Estudio

Tito 1-3: Esta carta fue escrita por Pablo desde Nicópolis, una ciudad al oeste de Grecia y la llevaron Zenas y Apolos, quienes pasarían por la isla de Creta en uno de sus viajes. Tito era un gentil cristiano (Gálatas 2:1-3) quien se convirtió al cristianismo a través del ministerio de Pablo. Después de Pablo ser aprisionado en Roma (Hechos 28), él y Tito ministraron brevemente en Creta. Cuando Pablo partió dejó a Tito para que continuara el ministerio, organizara la iglesia y eligiera ancianos para el liderazgo (Tito 1:5).
Como habrás podido notar, esta carta carece del detalle que tienen las que fueron dirigidas a Timoteo, Pablo da casi las mismas instrucciones que en las cartas anteriores pero parece estar escribiendo más rápido. De todas formas podemos apreciar que había cierto patrón en el manejo de Pablo y sus colaboradores en la plantación y mantenimiento de las iglesias.
Sabemos que la vida en la Isla de Creta había caído en un nivel muy bajo de moralidad en tiempos en que el Nuevo Testamento se escribió, a parte de eso los creyentes que había eran inmaduros y necesitaban instrucciones básicas sobre la moralidad y la conducta cristiana. A esto súmale las falsas enseñanzas que se estaban extendiendo por todas las iglesias de la época.
A parte de instrucciones sobre el manejo de la iglesia, Pablo incluye instrucciones personales a Tito (de esas que debemos prestarle mucha atención) entre las que se encuentran: mantener la cordura, no discutir (aparentemente la discusión teológica o inter-religiosa estaba de moda, como lo está hoy en día), hacerse respetar, cuidar su conducta, entre otras.
Filemón: Filemón era un creyente aparentemente rico y la iglesia de Colosas se reunía en su casa. Pablo entonces le escribe concerniente a Onésimo, uno de los esclavos de Filemón que había escapado de su casa en Colosas para llegar a Roma habiendo robado dinero y algunas posesiones de su amo, allí en la gran ciudad es encarcelado. Pablo lo conoce en prisión y cuando Onésimo es liberado lo envía con una carta a Filemón, que es la única carta de carácter personal que conservamos del apóstol. La carta no contiene ninguna instrucción para la iglesia, ni para Filemón como miembro de la misma, sino una petición insistente de que, a pesar de que Onésimo le había faltado, ahora era un creyente y que bajo las instrucciones y recomendación de Pablo debía recibirlo.
Si eres un lector consciente, el hecho de que Onésimo haya sido un esclavo en casa de un creyente, que también funcionaba como lugar de reunión para la iglesia probablemente te hará cuestionar un poco o alarmarte. Cuando pensamos en esclavitud inmediatamente nos remontamos a la trata de esclavos africanos durante la época colonial, pero en el Imperio Romano las prácticas de esclavitud (sin ánimos de apoyarlas, damos gracias a Dios) eran muy diferentes y generalmente los esclavos eran personas que bajo un salario mínimo estaban obligados a servir en una casa o en la propiedad de algún señor a causa de una deuda que habían contraído y que les era imposible pagar. En este caso los esclavos tenían cierta libertad: salían a la calle, compraban cosas, manejaban cierta cantidad de dinero. Llamémosle “siervos obligatorios” para que puedas entenderlo mejor. Onésimo era uno de estos, y Pablo lo reenvía para que termine su paga a Filemón, retribuyéndole el mismo Pablo el dinero que el esclavo había robado.
Fue escrita alrededor del año 61 d.C. y junto con Colosenses, Efesios y Filipenses forma parte de las cartas de la prisión. Esta carta ha sido una inspiración para la liberación de los esclavos, y ha sido dejada en el canón bíblico (a pesar de su carácter personal) porque ilustra como se rompían las barreras culturales entre cristianos.
Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————  
El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™
Categories
Biblia Completa Portada

Día 324: 2 Timoteo 1-4

Lee el libro de 2 Timoteo 1-4  (puedes leerlos dando clic aquí: 2 Timoteo 1-4)

Notas de Estudio

Introducción a la Epístola: La segunda carta a  Timoteo fue escrita por Pablo desde Roma, cuando fue aprisionado junto a otros creyentes bajo la acusación de haber incendiado la ciudad de Roma (hoy en día sabemos que el Emperador Nerón, un tipo con serios problemas mentales, lo hizo y acusó a los cristianos de este evento ocasionando una masacre). Esta vez ya no saldrá de prisión sino que morirá probablemente unas semanas después de su aprisionamiento. Así que, esta carta a Timoteo son serias instrucciones finales a un pastor joven. Pablo sabe que no le queda mucho tiempo (4:6-7), pero aún así sigue trabajando como si no fuese a pasar inmediatamente (4:9-13). A diferencia de la primera carta, esta tiene un enfoque mayor en la persona de Timoteo y cómo debe manejarse. Capítulos 1-2: Después de algunas palabras personales Pablo anima a Timoteo a: – No avergonzarse del evangelio: en los tiempos en que estaban viviendo ser cristiano no era precisamente “una buena decisión”, significaba que de alguna manera tu vida pendía de un hilo. Eso sin mencionar todos los rumores que había alrededor de lo que se conocía en los círculos de César como “la secta de los ateos” (los cristianos se les conocía como “ateos” porque no tenían templo, ni sacerdotes, ni hacían sacrificios). Lo que Pablo le insta a Timoteo NO ESTA DE MAS: “no te avergüences de Cristo y tampoco de mi aunque estoy preso. Sigue predicando, lo que creímos no ha dejado de ser a pesar de estas luchas.” – No te distraigas y sufre por El: Pablo usa el lenguaje militar “Los soldado que tratan de agradar a sus jefes no se interesan por ninguna otra cosa que no sea el ejército.” (2 Timoteo 2:4), probablemente en medio de la prisión y viendo la actividad militar del recinto. Así que al joven pastor se le pide a mantenerse enfocado. La distracción tiene sus consecuencias, es mejor serle fiel a Dios porque El es fiel (2 Timoteo 2:11-13). – Deja la discusión y el debate: como le dice en la primera carta. – Has discípulos (2:1-2) Capítulos 3-4: Otra vez hay advertencias sobre la forma en que la gente viviría en el fin del mundo, no nos cabe duda que Pablo pensaba que ese momento estaba cerca. Según la descripción tampoco se nos hace difícil pensarlo, ¿no es esta la forma en que la gente vive en nuestros días? – gente egoísta. – interesada en ganar más y más dinero. – gente orgullosa y que se cree más que los demás. – sin respeto por Dios ni sus padres – crueles y violentos – entre otras… La posición de todo creyente debe ser estar preparados para que en cualquier momento el Señor aparezca. La carta termina con instrucciones muy muy personales.

Anímate a comentar o preguntar.
———————————————————  
El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™
Categories
Biblia Completa Portada

Día 295: Hechos 1-4

Lee el libro de Hechos capítulos del 1 al 4 (puedes leerlos dando clic aquí: Hechos 1-4).

Notas de Estudio

Introducción Al Libro: Hechos es la continuación ideal a los evangelios, ya que narra aspectos importantes de los primeros 30 años de la iglesia después de la ascensión de Cristo. El autor nunca menciona su nombre, aunque por la conexión con Teófilo y la mención de su primer libro (Hechos 1:1) podemos deducir que fue Lucas, quien como acompañante de Pablo en muchos de sus viajes, cambia de tercera a primera persona cuando se habla de los viajes y las situaciones en que estuvo presente. Tradicionalmente la iglesia lo ha reconocido así, desde el primer siglo. El enfoque del libro es el trabajo del Espíritu Santo en el avance de la iglesia, llevándonos a través del crecimiento, dinámica, vidas, prácticas, pero también problemas, persecución y el choque que en algunos momentos causaba las nuevas ideas de este movimiento en el mundo antiguo. La primera parte del libro se enfoca mayormente en la historia de la iglesia bajo el liderazgo del Apóstol Pedro, para luego pasar a enfocarse en la vida y ministerio del Apóstol Pablo en sus viajes de plantación de iglesia.
La fecha aproximada de su escritura es el año 63 d.C., antes de la muerte de Pablo.
Capítulo 1: Es importante notar que los últimos días estuvo con sus discípulos (el libro dice “apareció varias veces” 1:3, dándonos a entender que era de forma intermitente), Jesús se dedicó a darle información importante sobre el Reino y la necesidad de que esperasen el Espíritu Santo. Esta información sería central en el movimiento y papel de la iglesia en el futuro. Jesús asciende y los discípulos ya están dispuestos a accionar: eligen al que tomaría el lugar de Judas (no el sucesor, ya que Judas cayó en desgracia), este sería Matías quien también estuvo con Jesús.
“Entonces echaron suertes…” (1:26): era la costumbre orar, y luego buscar alguna forma de “echar suerte” (como tirar una moneda hacia arriba, por ejemplo) confiando que, lo que saliera, era lo más conveniente.
Fuera de Pedro, Juan y Santiago (que fue el primero en ser asesinado de los apóstoles) ninguno de los apóstoles es mencionado de nuevo por su nombre en Hechos, así que no tenemos mucho detalle del papel individual que jugó cada uno en el avance de la iglesia. Sabemos que después de la persecución en Jerusalén, algunos salieron a predicar a sitios distantes (como Tomás que plantó la iglesia en la India), pero fuera de menciones de autores de los primeros siglos de nuestra era o de narraciones tradicionales no sabemos mucho de estos hombres.
Capítulo 2: Pentecostés marca el inicio formal de la iglesia, bajo la influencia del poder del Espíritu Santo. Una de las marcas del Pentecostés fue que los 120 que estaban reunidos en el “Aposento Alto” (como tradicionalmente se le conoce a la habitación donde estaban) empezaron a hablar en otras lenguas, estas lenguas no son las lenguas que se oyen hablar en iglesias carismáticas y pentecostales, sino que eran los idiomas de todos los que estaban en Jerusalén para la fiesta ese día (Pentecostés era una fiesta importante y muchos hombres peregrinaban a Jerusalén para su celebración, no solo de Judea sino de algunas partes del imperio).
Pedro toma la palabra y ¡wow! este es otro Pedro. Su “predica” es una confrontación a la multitud y muchos aceptan al Señor ese día.
Tan importante como Pentecostés en este capítulo es el estilo de vida que la iglesia adopta: comunitario. Son una comunidad, tenían todas las cosas en común, y había interés en aprender las enseñanzas de los apóstoles mientras comían y oraban juntos. Quizás hoy no podemos tener “todas las cosas en común” en la forma en que ellos la tenían por las dinámicas de la sociedad actual, pero si podemos compartir con mucha emoción durante las comidas y en oración las enseñanzas de la Palabra de Dios. ¡Leña!
Capítulos 3-4: Los eventos que siguieron a la formación de la iglesia como una comunidad importante en Jerusalén, empiezan a poner en problema a algunos de sus líderes. Pedro y Juan parecen heredar los conflictos de Jesús con los líderes religiosos, quienes a este punto ya deben considerar la Iglesia como una amenaza.
Pero, la reacción de la iglesia ante la amenaza, persecución es impresionante. Los discípulos oran pidiendo que Dios les de valentía (4:29-30), no oran pidiendo que quite la prueba o que les de mejores situaciones bajo las cuales predicar: oran por valentía. Ejemplo que debemos de seguir.

Anímate a comentar o preguntar.

———————————————————
 El Círculo Bajo Licencia CreativeCommon™